www.magisnet.com

Urgencias ante el fin de curso

La universidad no es ajena al clima de incertidumbre y de impasse que vive la sociedad española desde hace casi seis meses. La situación de un Gobierno en funciones impide que se desarrollen normativas aprobadas, que son de gran importancia para el normal desarrollo de la vida académica.

Los rectores han vuelto a llamar la atención sobre dos cuestiones que preocupan en los campus. Por un lado, los máximos responsables de las universidades esperan y desean que en el transcurso de este mes de mayo, que ya enfila su recta final, haya una resolución acerca de la nueva "reválida" de Bachillerato, que sustituirá a las actuales Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) y que, de acuerdo con el calendario de la Lomce, debe entrar en vigor en junio de 2017. Por otra parte, crea incertidumbre la implantación de los grados de tres años sin respetar la moratoria acordada por CRUE.

En lo que se refiere a la "reválida", los rectores ya pidieron una moratoria en su aplicación pero su petición fue denegada, debido al carácter de ley orgánica de la Lomce y a la provisionalidad del Gobierno. Se constituyó, eso sí, una comisión mixta, integrada por representantes de los rectores y del Ministerio de Educación, que introdujo algunos cambios en las propuestas iniciales para que la prueba sea similar a la actual selectividad de modo que, entre otras cuestiones, no se rompa el distrito único para toda España y los alumnos puedan optar con su calificación a matricularse en cualquiera de las universidades que componen ese distrito abierto.

En la reciente Assmblea General de CRUE se ha dado el visto bueno al borrador del Real Decreto que regula las pruebas finales de Bachillerato. Sin embargo, esto no significa que los rectores estén de acuerdo al cien por cien con la propuesta del Ministerio, ya que como afirma el presidente de CRUE, Segundo Píriz, el acuerdo alcanzado con el Educación "es el menos malo de los acuerdos posibles"; y este informe favorable no significa que "los rectores digamos que la Lomce sea mala, buena o regular". Es más, la mayoría de los rectores se oponen a la Lomce y algunos claustros han llegado a pedir su derogación.

El presidente de CRUE y rector de la Universidad de Extremadura advierte también de que ante la situación preelectoral en que nos encontramos las máximas autoridades académicas no quieren entrar a valorar la Lomce y su "reválida" sino que quieren dar seguridad y certidumbre a los 200.000 estudiantes que eventualmente se presentarán a ella en 2017. Además, el informe favorable de CRUE queda condicionado a lo que decidan las comunidades autónomas.

Parece que CRUE y Educación han diseñado un marco en el que, en palabras de Píriz, "la mayoría vamos a estar a gusto". Por lo que se refiera a las comunidades autónomas, estas tendrán flexibilidad para "poner las preguntas que estimen oportunas", siempre "en coordinación con el Gobierno central" como viene sucediendo en la actual selectividad.

Con todo, el tiempo avanza y los primeros alumnos en concurrir a la "reválida", que sustituye a las PAU están acabando el primer curso de Bachillerato y cuando se inscriban en el segundo deben saber a qué atenerse con respecto al acceso a los estudios superiores.

Por esta razón, los rectores se han manifestado y han expresado su confianza en que mayo marque los avances y las concreciones normativas acerca de la referida y ya polémica "reválida".

En lo que se refiere a la implantación de los grados de tres años, CRUE confía en que ninguna universidad acorte los plazos y rompa el acuerdo de no hacerlo hasta el curso 2017-18. Algunas instituciones han anunciado su intención de ofrecer carreras de tres años ya el próximo curso pese a que el Comité Permanente de CRUE ha informado negativamente los informes presentados en este sentido.

Es un tema muy complicado porque nadie entiende que un mismo Grado acredite que los alumnos estudien tres o cuatro años para obtener el mismo título y las mismas competencias. Por ello, los rectores piden a las autoridades educativas coordinación para no ir dando bandazos, porque una nueva moratoria sería demasiado para las inquietudes universitarias.

Con todo, el tiempo avanza y los primeros alumnos en someterse a la "reválida" están acabando el primer curso de Bachillerato. Y cuando se inscriban en el segundo deben saber a qué atenerse acerca de sus estudios superiores.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia (Login)
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Magisnet
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.