www.magisnet.com
La infancia es la etapa clave para detectar problemas visuales en los niños.
Ampliar
La infancia es la etapa clave para detectar problemas visuales en los niños. (Foto: Jorge Zorrilla)

El 30% de los casos de fracaso escolar se debe a problemas visuales

Trastornos mal diagnosticados o incompletos, así como dificultad de atención y fracaso escolar, tendrían muchas veces una solución con una detección precoz de problemas visuales.
“Es muy importante el diagnostico precoz antes de los 8 años para poder corregir los problemas visuales por dos motivos: primero, porque la plasticidad de los niños en esta edad es mayor y, por lo tanto, es más fácil y rápido corregirlos, y, segundo, porque después ya no solo no tenemos esa plasticidad tan alta, sino que, además, hemos perdido, durante todos esos años la capacidad de aprendizaje que los demás niños han podido desarrollar”, explicaba la óptico-optometrista Elvira Jiménez durante el Programa de Salud Visual Para Docentes, organizado por la Fundación ALAIN AFFLELOU, dentro de su Campaña Escolar A Favor de la Salud Visual Infantil.

Según explicó en la presentación Delphine Duboys, responsable de la Fundación, esta campaña viene desarrollándose desde hace 10 años debido a la necesidad de concienciar a los padres sobre la importancia del diagnóstico precoz, lo cual es vital tanto para la salud visual de los niños, como para el correcto desarrollo de sus capacidades lectoescritoras y para su rendimiento escolar. Por eso, este año la Fundación ha decidido dar un paso más implicando también a los docentes, ya que tienen una posición privilegiada para detectar posibles problemas visuales en sus alumnos debido al tiempo que pasan con ellos en el aula. “No os estamos pidiendo que diagnostiquéis –comentaba la optometrista–, pero sí que prestéis atención y anotéis si apreciáis algún posible síntoma para ayudar a los padres a entender ciertos comportamientos en el niño debido a problemas en la vista”.

Revisión y gafas gratis
Precisamente para ayudar a los padres y, sobre todo, a los niños a descartar o diagnosticar problemas visuales, la Fundación ALAIN AFFLELOU ofrece revisiones gratuitas a niños entre 5 y 7 años en cualquiera de sus ópticas en todo el territorio español, contribuyendo notablemente a concienciar de la importancia de las revisiones anuales a partir de los 4 años. Estas revisiones, según comentaba la optometrista Elvira Jiménez “no se limitan, ni deben limitarse a una graduación de la vista, sino que deben detectar las anomalías que van más allá, como las alteraciones motoras del ojo o los problemas relacionados con la atención, el desarrollo y el aprendizaje”. En caso de tratarse de un problema refractivo, se dota a los niños de gafas, totalmente gratis. Mientras que, en el caso de existir un problema de otro tipo, se les derivará para recomendarles el tratamiento más adecuado.

El parche en el ojo
Este ha sido un método recurrente a la hora de corregir la vista de los más pequeños. Por suerte, según comenta Jiménez, este tratamiento para el ojo vago se está sustituyendo por otros que no impliquen llevar un parche al cole, pues, “en muchos casos, tapamos el ojo bueno, dejamos al niño con una visión de un 30%, es decir, que apenas ve, y le pedimos que haga una vida normal, lo cual hace perder aún más en sus aprendizajes y en sus relaciones y desarrollo”. Actualmente, existen otros tratamientos, como la terapia visual –ejercicios que mejoran la percepción del niño–.

La luz azul y la UV
“Estamos muy concienciados de que a los niños hay que echarles crema para proteger su piel, pero es que los ojos también son tejido sensible y en las mismas condiciones que el resto de la piel, por lo que todos los niños deberían llevar gafas para proteger sus ojos de la luz solar y solo un 6% lo hace”, explica Jiménez.

El mismo problema tienen a la hora de ponerles una pantalla delante, que emite luz azul, la previa a la ultravioleta, dos de las luces más perjudiciales para la retina. Como indicó la experta Elvira Jimenez, el exceso de la luz azul en los niños provoca problemas visuales y estos a su vez pueden acarrear las siguientes consecuencias:
  • Fatiga y estrés visual.
  • Alteración de los ritmos circianos, con dificultades para dormir o permanecer dormido.
  • Aumento de la miopía y el riesgo de enfermedades retinianas.
En definitiva, esta campaña pretende concienciar e informar de algo tan necesario para el desarrollo de los niños como es tener y mantener una buena salud visual.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.