www.magisnet.com

España mejora en 15 puntos en comprensión lectora en PIRLS de 2011 a 2016

Entre los ciclos de 2011 y 2016 España ha experimentado el segundo mayor crecimiento de la OCDE, después de Australia, mientras que los países de nuestro entorno han obtenido menor puntuación: Portugal (-13 puntos), Francia (- 9 puntos) y Alemania (- 4 puntos).

Los alumnos españoles participantes en el estudio internacional de progreso en comprensión lectora (PIRLS), realizado por la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo (IEA), han mejorado un total de 15 puntos, respecto a las mismas pruebas realizadas en 2011, pasando de 513 a 528, con lo que en ambos ciclos se han situado por encima de la referencia central de este informe. Esta evolución tan positiva solo ha sido superada en la OCDE por Australia, que ha mejorado 17 puntos.

Estas pruebas, que se realizaron entre abril y mayo de 2016, evalúan el rendimiento en comprensión lectora de los alumnos de 4º de Primaria cada cinco años. España participa en este estudio desde el año 2006.

Otro de los resultados más significativos del estudio es que la proporción de alumnos rezagados en España en comprensión lectora es de un 3%, un punto por debajo del promedio OCDE y del total de países de la Unión Europea, que cuentan con un 4%. De esta forma, España ha conseguido reducir a la mitad el nivel de alumnos rezagados en comprensión lectora, pasando del 6% en 2011 al 3% de 2016. "Esta variación pone claramente de manifiesto el carácter inclusivo del sistema educativo español", señala el Ministerio de Educación en un comunicado.

La puntuación total de España, que ha contado con una participación de 14.595 alumnos evaluados, pertenecientes a 629 centros, es 12 puntos inferior a la media OCDE, 11 a la de la Unión Europea, pero la tendencia de crecimiento es notable, con la particularidad de que los países de nuestro entorno han obtenido menor puntuación que en la edición anterior. Esto es lo que ha sucedido en Portugal (-13 puntos), Francia (- 9 puntos) y Alemania (- 4 puntos). Asimismo, hay que destacar que se ha reducido la brecha con el promedio OCDE, que tan solo ha sido capaz de mejorar dos puntos, pasando de 538 a 540.

Gusto por la lectura
Otro de los resultados positivos del estudio es que más de la mitad de los estudiantes españoles, en concreto el 56%, afirma que les gusta mucho leer, un porcentaje considerablemente superior al promedio de la OCDE (36%) y al total de la Unión Europea (38%), solo superado por Portugal. Estos alumnos que manifiestan tener un alto gusto por la lectura tienen una puntuación más alta: en el caso de España, obtienen 534 puntos.

Otra diferencia importante de un resultado español, respecto a los conjuntos de la OCDE y media europea es el nivel de satisfacción de los docentes. Casi tres de cada cuatro profesores de España (73%) declara sentirse satisfecho con su profesión, solo por detrás de Chile (84%), porcentaje inferior en más de veinte puntos en el promedio OCDE (51%) y la Unión Europea (46%).

Asimismo, nuestro sistema educativo cuenta con un mayor rendimiento de las alumnas por encima del de los alumnos en comprensión lectora, una de las diferencias más bajas de los sistemas seleccionados. Esto hace pensar que las políticas educativas dirigidas a acabar con la brecha de género están surtiendo efecto.

Nivel educativo de los padres
Por otro lado, la puntuación media según el máximo nivel educativo de los progenitores avala la hipótesis de que los alumnos españoles cuyos padres tienen un nivel educativo superior tienen un rendimiento inferior al de los alumnos de los demás países participantes del mismo grupo. Por el contrario, los alumnos españoles que son hijos de padres con escaso nivel educativo logran un rendimiento superior al de aquellos del resto de países del estudio. La diferencia entre los alumnos españoles según el nivel educativo más alto y más bajo de sus padres es de 51 puntos, una de las más bajas de la muestra, solo por encima de Malta (30) y prácticamente igual que Portugal (52) y Países Bajos (53).

Por último, cuanto mayor es el número de libros en el domicilio familiar, mayor es la puntuación media obtenida en comprensión lectora. En España, tener más de 200 libros frente a tener menos de 10 supone una diferencia de 62 puntos en comprensión lectora. Estas diferencias son todavía mayores en el promedio OCDE y en el total de la Unión Europea, 73 puntos y casi 75 puntos respectivamente.

Ls comunidades autónomas de Andalucía, Principado de Asturias, Castilla y León, Cataluña, La Rioja, Comunidad de Madrid y País Vasco han participado con muestras ampliadas con el fin de obtener datos representativos sobre el rendimiento en comprensión lectora de su alumnado. Andalucía y Madrid participan en la evaluación con una muestra similar a la de un país y sus resultados aparecen en el informe internacional.

Los resultados globales de España y de las siete comunidades autónomas que han ampliado muestra se analizan en comparación con el conjunto de países de la OCDE y de la Unión Europea que han participado en este estudio.

EVOLUCIÓN EN PIRLS 2016 RESPECTO A 2011 POR PAÍSES.
Ampliar
EVOLUCIÓN EN PIRLS 2016 RESPECTO A 2011 POR PAÍSES.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.