Una experiencia para vivir la música y aprender en valores

El alumnado de 6º de Primaria del colegio “República de Panamá” participa en el programa social y educativo musical “Ubuntu” y actuará en junio en el Teatro Price de Madrid.
Beatriz Gámez JareñoMartes, 26 de febrero de 2019
0

El alumnado del colegio “República de Panamá” que participa en el programa Ubuntu. AINHOA AZABAL

El profesor de la Universidad de Boston y editor de la revista International Journal of Community Music, Lee Higgins, señaló cómo la práctica de la Música Comunitaria en muchos casos ha hecho posible una vía de resolución de conflictos en situaciones muy adversas, como en zonas en las que se supera el trauma de una guerra o conflicto armado o en comunidades especialmente conflictivas por su mezcla étnica. Para Higgins, la idea de Música Comunitaria lleva implícita la idea de que todo el mundo puede hacer música y disfrutar de ello, que se debe buscar la forma de que la música sea accesible a todos, facilitando su aprendizaje y la búsqueda de la creatividad individual, que se busque la excelencia en el proceso, que enriquezca culturalmente al conjunto de las personas y a las comunidades, que incluya especialmente a aquellos colectivos desfavorecidos y que refleje la multiculturalidad.

Ubuntu, un programa musical

A raíz de la idea de la Música Comunitaria de Lee Higgins aparece Ubuntu en el curso escolar 2016-17. Se trata de un programa social y educativo desde la música coral comunitaria. Asimismo, el significado de su nombre es muy representativo y se suele explicar a través de esta historia:

“Un antropólogo propuso un juego a los niños de una tribu africana. Puso una canasta llena de frutas cerca de un árbol y le dijo a los niños que aquel que llegara primero ganaría todas las frutas. Cuando dio la señal para que corrieran, todos los niños se tomaron de las manos y corrieron juntos, después se sentaron en círculo a disfrutar del premio. Cuando él les preguntó por qué habían corrido así si uno solo podía ganar todas las frutas, le respondieron: ¡Ubuntu!, ¿cómo uno de nosotros podría estar feliz si todos los demás están tristes?”

Ubuntu significa todos somos uno y ahora ese es el lema de la clase de 6º de Primaria del colegio “República de Panamá” que participa en el proyecto. La profesora de este curso, María José Cid, comentó que la preparación se realiza durante el curso escolar en los colegios para que al final el alumnado de Primaria cante como coro en un concierto con orquesta, director y solistas en el mes de junio en el Teatro Price de Madrid. Así pues, se trata de una experiencia única para vivir la música en primera persona, para aprender y para crecer en valores.

María José Cid, profesora "

Todos mis estudiantes han aprendido que la responsabilidad de sus acciones es solo suya

"

Sarai, alumna de la clase, subrayó que solo pueden participar en el concurso aquellas personas que tengan una buena actitud, no tengan ningún parte y ayuden a los demás. Por su parte, Alfredo, también alumno de la clase, explicó que ningún estudiante puede participar en Ubuntu si no ha ensayado porque esa es su responsabilidad. “Todos mis estudiantes han aprendido que la responsabilidad de sus acciones es solo suya”, afirmó Cid

Así pues, a través de este proyecto la clase aborda y resuelve actividades con mayor predisposición y compañerismo, ya que se favorece el descubrimiento de valores fundamentales como el compromiso, la autodisciplina, la confianza, etc.

La preparación del mercadillo

La Orquesta Carlos III le ha concedido al colegio “República de Panamá” 20 becas para poder acudir a Ubuntu. No obstante, necesitan recolectar dinero para poder ir todos, puesto que son 35 en clase y necesitan recaudar aproximadamente unos 585 euros. “Queremos ahorrar para asistir al programa musical Ubuntu y necesitamos que los padres se impliquen en el mercadillo benéfico que vamos a celebrar ”, aseguró Cid.

De esta forma, a través del mercadillo benéfico los padres de los alumnos podrán participar ya sea cocinando tortilla de patatas con sus hijos o ayudando en la organización.

La importancia del profesor

El alumnado que participa en Ubuntu, indistintamente de sus capacidades o estudios, supera el reto de cantar una obra de una hora de duración en un concierto de coro con orquesta. Y eso no sería posible sin la formación específica que recibe el profesorado sobre canto infantil, dirección y creación de coros; así como la innovación en la forma de enseñar música.

En relación a los resultados obtenidos en las anteriores ediciones en las encuestas de evaluación se destaca, desde el punto de vista personal y social, el aumento del sentimiento de pertenencia al grupo y de la confianza; así como una nueva forma de relación entre el profesor y al alumnado, gracias al compromiso colectivo en la consecución de una meta.

Finalmente, el proyecto Ubuntu se basa en una experiencia educativa de música comunitaria que ha cambiado el papel de la impartición de la música. A través de este programa, la música se ha convertido en un elemento de transformación social y cultural capaz de reforzar la cohesión, la participación, la predisposición a trabajar en equipo y la resolución de conflictos entre el alumnado de una clase.

0