fbpx

Sin tregua para el fin de las recuperaciones en Secundaria

El Consejo de Estado tumba la moratoria que anunció Alegría. Murcia, Galicia y Madrid lo consideran “inadmisible”. Las dos primeras piden la retirada del real decreto de evaluación.
RedacciónMartes, 16 de November de 2021
0

La consejera murciana, Mabel Campuzano, la semana pasada. Ha pedido retirar el real decreto. © GOBIERNO DE MURCIA

El Ministerio de Educación eliminará este mismo año los exámenes de recuperación en la etapa de Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

Lo hará tras el dictamen emitido por el Consejo de Estado, que no permite aplicar la moratoria de un año para aquellas comunidades autónomas que habían solicitado mantener este curso esta convocatoria extraordinaria –que últimamente se había desplazado a junio y julio en lugar del tradicional septiembre–. Se trataba de Andalucía, Madrid, Castilla y León, Galicia, Cantabria y la Región de Murcia.

Obligado cumplimiento

El anuncio de esta moratoria por parte de la ministra, Pilar Alegría, el pasado mes de septiembre en una entrevista en El Mundo, ha chocado contra “la recomendación especial” del Consejo de Estado, que es de obligado cumplimiento y exige eliminar la disposición transitoria quinta, porque, se argumenta, no puede haber diferentes criterios según qué territorio autonómico.

Con este cambio, el real decreto de Evaluación, Promoción y Titulación, salva todos los trámites para su aprobación en el Consejo de Ministros de hoy.

La norma establece que las decisiones sobre promoción y evaluación de la ESO serán adoptadas colegiadamente por el equipo docente, sin que sea obligatorio realizar una prueba extraordinaria o examen de recuperación de las materias no superadas, que sí tendrán que realizar los alumnos de Bachillerato –de hecho, es obligatorio que se hayan presentado a la convocatoria extraordinaria para titular con un suspenso, como también permite la Lomloe–.

La evaluación en la ESO será “continua, formativa e integradora” y en los casos en que el progreso de un alumno no sea el adecuado se establecerán medidas de refuerzo.

Expectativas

Los estudiantes de ESO pasarán de curso cuando el profesorado considere que las asignaturas no superadas no les impiden seguir con éxito el curso siguiente y se estime que tienen expectativas favorables de recuperación. Y obtendrán el título de ESO los alumnos que hayan adquirido, a juicio de los docentes, las competencias establecidas y alcanzado los objetivos de la etapa.

Todo ello va encaminado a que la repetición sea un mecanismo excepcional, al que solo se podrá recurrir una vez durante la Primaria y dos como máximo en la Primaria y Secundaria.

Reacción

Para Murcia, Galicia y la Comunidad de Madrid eliminar este mismo curso las pruebas de recuperación en la ESO es una medida “inadmisible” que va “contra la calidad educativa”. Para Madrid, es un ejemplo más del caótico y desordenado desarrollo que está teniendo” la ley Celaá (Lomloe), la norma “más dañina en la historia de la Educación en España”, al tiempo que advierten de que los docentes ya han empezado a evaluar a sus alumnos del primer trimestre, “sin unos criterios establecidos para ello”.

También desde la Consejería de Educación y Cultura de Murcia se ha criticado la “improvisación” del departamento que en la actualidad dirige Pilar Alegría, en una cuestión tan relevante como la evaluación, promoción y titulación, en la que “no es admisible la falta de planificación”. Al tiempo, se ha alertado de la “ausencia de seguridad jurídica” de las decisiones que se están tomando desde el Ministerio. 

Para la Xunta, este decreto que cambia las reglas establecidas, como la Lomloe en su conjunto, va “en contra de la cultura del esfuerzo y de la calidad educativa y a favor del aprobado general”.

Quejas y petición de retirada del real decreto

  • Desde Galicia se ha pedido la retirada del real decreto de Evaluación, Promoción y Titulación. Desde el Ejecutivo presidido por Núñez Feijóo se asegura que el Ministerio de Educación les ha invitado, si así lo desean, a elaborar instrucciones para sortear este impedimento, una opción “inviable” para la Consellería de Cultura, Educación y Universidad de la Xunta, que solicita al Ministerio que desista de la puesta en marcha de este decreto.

    Para la Xunta, es una contradicción que esta medida sea de obligado cumplimiento en un curso en que todavía se están aplicando los currículos de la anterior ley educativa, la Lomce, y acusa al Ministerio de haber cambiado las reglas de juego establecidas en el transcurso del año académico, algo “injusto para el alumnado”.

  • Con argumentos similares, desde Murcia se solicita la retirada del real decreto, por considerar este norma innecesaria y verla como “un adelanto artificial y forzado del calendario de implantación de la Lomloe” (que empieza a aplicarse en los cursos impares en el 2022-23).

    Considera la Consejería de Educación murciana que la norma, de entrar en vigor, pondrá en peligro la legalidad de decisiones tan relevantes en el ámbito educativo como las referidas a la evaluación, promoción y titulación de nuestros alumnos.

Contra el lenguaje inclusivo en los libros de texto

En los prolegómenos para la aprobación de los nuevos currículos estatales y autonómicos, comunidades como la murciana y la andaluza se han mostrado contrarias a la introducción del lenguaje inclusivo de los libros de texto, por considerar que “dificulta la comprensión” de los alumnos.

Para la consejera de Educación murciana, Mabel Campuzano, se trata de una decisión “de sentido común” puesto que los libros de texto deben emplear un lenguaje “comprensivo” y evitar ese “forzamiento del lenguaje” que se hace “muchas veces” para “introducir lo que se llama lenguaje inclusivo” (alumnos y alumnas, en lugar del genérico alumnos para referirse a ambos).

Sin embargo, el presidente Fernando López Miras matizó que desde el Gobierno regional se incluirán meras recomendaciones sobre el desdoblamiento de género, pero que serán los centros educativos los que, desde la libertad, elijan sus libros de texto.

0