Menos pacto y más tolerancia desde los principios