El 40% de los alumnos de Primaria ha tenido más de tres directores

El INCE analiza la labor directiva, las tutorías y los cursos de formación de los centros docentes de Primaria, dentro del proceso de evaluación de este nivel.
Miércoles, 10 de enero de 2001
0

Autor: María Eugenia VICENTE

A pesar del glamour y la sensación de poder que puede suponer para algunos ser la cabeza visible de cualquier institución, parece que en el mundo educativo el cargo de director no está entre los más deseados. Es más, en el 60 por ciento de los casos, los actuales dirigentes no deben tener miedo a que nadie les “levante el sillón” y casi se tendrá que buscar un sustituto “de debajo de las piedras” al acabar su mandato, como comentaba José Antonio Martínez, director del IES Pío Baroja (Madrid), a este periódico hace algunas semanas. Ésto, que parece una reflexión personal, lo constata el último estudio del INCE, denominado Los centros educativos de Educación Primaria y realizado con una muestra constituida por 562 centros que englobaban a 10.743 alumnos, 542 equipos directivos y 545 tutores, entre otros.

De esta manera, según los datos que recoge este trabajo, el 43 por ciento de los alumnos de Primaria acude a un centro cuyo cargo directivo ha sido elegido directamente por la Administración educativa, o el titular del centro en el caso de los privados. Este dato refleja el alto porcentaje de directivos que es elegido “a dedo”, ante la falta de candidatos.

Otro aspecto que destaca el estudio es el tiempo que permanece el director en su cargo. Así, la mayoría de los alumnos de la muestra, el 40 por ciento, acude a centros en los que ha habido tres o más directores en los últimos 10 años; el 28 por ciento de los alumnos sólo ha tenido un director en el mismo periodo de tiempo, mientras que el 32 por ciento ha visto pasar por el despacho de dirección a dos personas. Las situaciones extremas en cuanto a la estabilidad del director se dan, sobre todo, en los centro públicos. Así, es más alto el porcentaje de alumnos de colegios públicos en cuyo centro sólo ha habido un director en los últimos diez años, o por contra, ha habido más de cuatro.

Formación y tutorías

Uno de los aspectos clave en la calidad de la enseñanza es la formación del profesorado. En este punto, el 60 por ciento de los alumnos acude a centros en los que existe un plan de formación para el profesorado en Educación Primaria. Además, la duración total más común de los cursos del plan de formación en el centro es de 20 a 40 horas, seguidos de aquellos que duran entre 40 y 60. Los cursos de menos de 20 horas o de más de 60 son más infrecuentes. Por otro lado, la mayoría de los alumnos acude a centros en los que los directores consideran que el contenido de los planes de formación que recibe el profesorado guarda relación y es adecuado a las necesidades del centro.
A la hora de abordar el tema de la tutorías, los directores puntuaron algunos criterios de asignación, en función de la prioridad que se les concede en sus centros. El criterio más utilizado a la hora de designar a un tutor es el de la continuidad del profesorado en el ciclo, seguido de docentes que pasan más horas con los alumnos. Las circunstancias laborales del maestro también influyen a la hora de asignarle una tutoría. Así, los directores valoraron que el profesor lo sea a jornada completa y que fuese permanente en el centro.

Paradójicamente, la experiencia del docente en el ciclo en el que se imparte clase sólo prima en el 14 por ciento de los casos. Por último, se impone la preferencia del propio profesor.

0