El 52% de los menores tutelados no acaba la Secundaria

El Instituto de Trabajo Social y de Servicios Sociales (Intress), en colaboración con UpSocial, ha impulsado un informe pionero en España sobre infancia tutelada que identifica las 20 prácticas innovadoras probadas con éxito en países de todo el mundo que permiten ampliar las oportunidades para mejorar el bienestar personal de los menores bajo tutela.
Diego FranceschMartes, 29 de marzo de 2016
0

Durante más de un año de investigación, las dos entidades han analizado 96 proyectos sobre infancia tutelada, es decir, sobre menores que en algún momento de su infancia reciben atención residencial o están en acogimiento familiar por el sistema público de protección social y, tras la valoración de un jurado de expertos formado por 20 profesionales del sector, han seleccionado las cinco prácticas con mayor potencial para ser replicadas en España, país en el que hay 34.000 niños en régimen de acogida.

Las conclusiones de la investigación y las iniciativas seleccionadas se presentaron el pasado 14 de marzo en las Jornadas de Innovación Social, que se celebraron en el Auditorio de CaixaForum Barcelona.

Las oportunidades de los menores tutelados de tener una vida adulta plena, independiente y activa en la sociedad son mucho más limitadas que las del resto de la población, siendo uno de los grupos sociales que sufre una mayor desigualdad de oportunidades y riesgo de exclusión social en los Estados miembros de la Unión Europea.

El informe destaca que “teniendo en cuenta la responsabilidad que asume la sociedad y el Estado en relación a su infancia, más el coste que supone, los resultados son pobres”.

Según varios estudios, a los 15 años, solo un 32% de los alumnos tutelados están en el curso que les corresponde, y el 52% no acaba la Educación Secundaria Obligatoria, doblando una cifra ya dramática entre la población joven en general.

Este proyecto tiene el objetivo de identificar experiencias innovadoras que están consiguiendo mejoras significativas con resultados demostrables, con la finalidad de seleccionar las más adecuadas y facilitar su implantación en España o bien incorporarlas como mejoras en programas que ya existen en nuestro país.

El estudio señala que “en todo el mundo existen modelos eficientes y eficaces que responden al reto de generar oportunidades para mejorar el bienestar de la infancia tutelada, de manera que tengan una vida más plena en la edad adulta”. Modelos que pueden ser adaptados y adoptados en nuevos contextos e inspirar a diversas entidades, emprendedores y administraciones públicas.

Ámbitos de intervención
Dado que el proceso de tutela es largo e intenso, con un complejo entramado de factores, la investigación se centró en ámbitos de intervención clave, como son la promoción del éxito educativo en personas de entornos con importantes desventajas sociales.

La construcción de redes sociales de apoyo estables, positivas y proactivas alrededor de niños, niñas y adolescentes en riesgo de exclusión.

El acompañamiento estable y comprometido a largo plazo, adaptado al perfil de cada persona y que incluya a las familias de origen y pares.

El empoderamiento e incremento de la autonomía personal, inclusión en actividades de ocio, deportivas, culturales y artísticas.

Y, por último, la promoción de la salud física y mental.

Las iniciativas seleccionadas son:

Generationsbrücke (Alemania)
A través de encuentros periódicos entre niños y habitantes de residencias de la tercera edad, el programa genera una base sólida para el entendimiento intergeneracional, la empatía y el soporte mutuo. La iniciativa tiene impacto en dos colectivos especialmente vulnerables. Para los niños y jóvenes, representa una oportunidad de introducir referentes adultos y de generar vínculos afectivos con un modelo escalable a corto plazo.

Forandsring-fabrikken o The Change Factory (Noruega)
Mediante mecanismos de participación atractivos, el programa trabaja procesos de reflexión donde los propios jóvenes, como usuarios de servicios y expertos en el sistema, diseñan propuestas de cambio para mejorar el paso por las instituciones. Programa con una clara voluntad de transformación del sistema de tutela. Perspectiva centrada en los niños y los jóvenes, a quienes sitúa como expertos para proponer y hacer un seguimiento de los cambios.

Ikamva Youth (Sudáfrica)
Apoyo tutorial extraescolar, mentoring y orientación profesional a jóvenes de las periferias urbanas. Ayuda a los jóvenes a reflexionar sobre su propio proceso y les implica como agentes activos de la sociedad. Posibilita la atención personalizada, el establecimiento de un grupo de referencia y un sistema de apoyo entre pares. En conjunto, una solución de alto impacto y bajo coste que empodera a los participantes.

Spark (EEUU)
Proporciona a los estudiantes de Secundaria en riesgo de abandono escolar una experiencia de aprendizaje personalizada, divertida y diferente en un entorno laboral que les permite desarrollar habilidades y apreciar la relevancia de la Educación. Modelo escalable que genera un impacto sobre el rendimiento académico, la autopercepción y las oportunidades de los participantes. También tiene un efecto positivo en los profesionales, que asumen un rol activo en la Educación de los jóvenes.

Punt de Referència (España)
Proyecto de mentoría que facilita a jóvenes extutelados la posibilidad de contar con una persona adulta de referencia que les acompañe en la emancipación y les ayude en las cuestiones cotidianas. Combina voluntariado e intervención profesional para fomentar un modelo de ciudadanía que permite revisar estereotipos y prejuicios, fomenta la igualdad de oportunidades y crea redes entre diferentes grupos sociales.

0