Las universidades hacen frente al Covid-19

La preocupación y la incertidumbre se han apoderado de todos. Las aulas, consultas y los laboratorios universitarios ahora vacíos, expresaron esas inquietudes hace tres semanas antes de quedarse en silencio.
Manuel CarmonaMiércoles, 1 de abril de 2020
0

Primero pararon los laboratorios y las consultas de los hospitales universitarios, donde cientos de miles de jóvenes cursan sus prácticas de Enfermería y Medicina. Luego se propagaron esos comentarios en pasillos y grupos de WhatsApp en cualquier facultad. Cuando arribaba la noche del lunes 9 de marzo, las noticias cayeron en cascada. Los rectores de universidades públicas y privadas anunciaron por los distintos canales disponibles y otros habilitados, la paralización de la formación presencial y de los actos académicos.

Viajaremos por las entrañas de cinco universidades españolas para conocer cómo se está actuando cada día y los planes básicos para las semanas venideras. Al tratarse de una situación histórica y social excepcional, en la que todos estamos inmersos, se requieren altura y profundidad de miras para navegar por la tormenta del coronavirus adoptando decisiones inteligentes y consensuadas sobre la marcha.

Atravesaremos España desde Sevilla hasta A Coruña, pasando por Villaviciosa de Odón, Fuenlabrada y Madrid y Salamanca. Recorremos este trayecto acompañados de la catedrática y experta en medios de comunicación, Carmen Caffarel, directora del Departamento de Comunicación y Sociología de la URJC. El profesor titular y Dr. en Pediatría del Hospital Universitario Virgen Macarena de la urbe hispalense, Ignacio Obando. Ana Alonso, profesora contratada doctora y una de las coordinadoras del Área de Inglés del Programa Erasmus en la Facultad de Filología de la Universidad de Salamanca. La profesora titular en la Escuela de Ingenieros de la Universidad de la Coruña, Dra. Pilar de la Cruz. Y el experto en Comunicación y gestión de crisis, profesor doctor ontratado en la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Europea, Juan Carlos Pérez.

Viajaremos por las entrañas de cinco universidades españolas para conocer cómo se está actuando cada día y los planes básicos para las semanas venideras

¿Cómo vive cada centro universitario el coronavirus?

Este es el escenario en la Universidad Rey Juan Carlos, según Carmen Caffarel “estoy en contacto directo y permanente con el decano. Lo vivimos con responsabilidad, siendo conscientes de la gravedad del momento, y siendo conscientes de que si todos ponemos un poquito de nuestra mano saldremos bien de ello. La gente está cumpliendo con las medidas que se nos van diciendo por parte de la Conferencia de Rectores de las Universidades Públicas y Privadas de Madrid y del Rectorado”. Habla una profesional con cuatro décadas a sus espaldas en la vida universitaria, y que conoce los entresijos de las fuentes de información porque entre otros cometidos ha sido directora general de RTVE.

A pocos kilómetros de la URJC en Móstoles está el Campus de la Universidad Europea, centro que nació al amparo de la Universidad Complutense, y que desde finales de los 90 ofrece títulos oficiales privados. Como comenta Juan Carlos Pérez, las primeras medidas acordadas repercutieron en los alumnos y en el personal de su Facultad de Ciencias de la Salud “somos los primeros afectados a nivel académico porque hace 20 días se suspendieron las prácticas en los hospitales de todos los estudiantes de Enfermería y Medicina. Nos enfrentamos a un nuevo escenario más restrictivo, y tratamos de darle un aire de normalidad, de reacción y de continuidad a los estudiantes”.

Las primeras medidas acordadas repercutieron en los alumnos y en el personal de su Facultad de Ciencias de la Salud

La vida sigue, sólo hemos de detenernos para descansar, meditar y tomar decisiones colegiadas. Es lo que está ocurriendo 500 kilómetros al noroeste de Madrid, en A Coruña, donde el rector de su Universidad optó desde el comienzo por ser su portavoz oficial, como confirma Pilar de la Cruz: “Lo estamos viviendo con mucha normalidad, aparecen mensajes con las instrucciones que se nos marca desde el Rectorado. Se ha unificado todo. Él está en contacto con los miembros de la Comisión Especial del coronavirus, y sólo él puede empezar la cadena de notificaciones, ninguno de los directores de las escuelas pueden enviar notificaciones

Cada institución, grupo humano y persona, tiene sus protocolos. La clave es que las decisiones en fondo, forma y tiempo, sean inteligentes y se adopten pensando en el bien común. Esta realidad humana y social afecta a los cinco continentes, estamos inmersos en la misma circunstancia. A la Universidad de Salamanca cada curso llegan miles de discentes de decenas de países. La Dra. Ana Alonso junto al resto de responsables del Programa Erasmus y otros cometidos de forma coordinada con su Facultad y Universidad está facilitando la vuelta de “los estudiantes británicos y norteamericanos a sus países. Les estamos ayudando para reconocerles los créditos que ya han cursado aquí, para facilitarles la vuelta a sus hogares de la mejor forma posible, y de manera coordinada con sus universidades de origen para que puedan completar el resto del curso académico con toda la normalidad que las actuales circunstancias nos permitan. El mismo proceso se produce con nuestros alumnos de la Universidad de Salamanca que están cursando su estancia Erasmus en sus respectivos destinos”.

Las nuevas tecnologías en todas estas universidades están aportando recursos extras y valiosos para estas circunstancias, facilitando las tareas diarias cuando se usan con sentido común y mesura. Así la Unión Europea “da mucha información online, muchos comunicados. Tenemos un ambiente de colaboración para resolver estas cuestiones que es muy de agradecer. El Claustro de la Facultad se reúne con el Decano y todos los profesores para informarnos de todas las medidas y los protocolos, las sugerencias y los requerimientos a seguir. Todo el mundo se muestra flexible y disponible”, atestigua Pérez.

Las nuevas tecnologías en todas estas universidades están aportando recursos extras y valiosos para estas circunstancias

En la URJC, Caffarel remarca esa filosofía de colaboración y compromiso vigente: “Hay recomendaciones en la web que se van actualizando y que van destinadas a alumnos, administrativos y docentes. Además todos los directores de departamentos junto con los dos vicerrectores del Profesorado y de Ordenación Académica tenemos un chat en abierto permanente a través del cual vamos dando respuestas y soluciones a las dudas que se plantean; u orientamos a otros departamentos que tienen cuestiones por resolver”.

Ahora los estudiantes por iniciativa propia o por sus delegados contactan con profesores vía correo, aula virtual o WhatsApp. ¿Cómo se les está respondiendo?

En la Universidad de Salamanca, según Alonso, “se les está dando la formación y la planificación del resto del curso mediante las App disponibles en el Campus Virtual STUDIUM. Les adaptamos los ejercicios prácticos y test en función del nuevo escenario que tenemos. Nadie se va a quedar atrás si pone de su parte”.

La Dra. de la Cruz se muestra crítica con lo que está ocurriendo o puede ocurrir, y avisa haciendo matices: “Los estudiantes, hay de todo. En esta cuestión del Covid-19 nunca hemos tenido experiencia, y como hay un poco de miedo, el comunicado del rector se sacó informando que desde el lunes 16 no habría clases, y que desde este viernes 13 era optativa la asistencia. Ya los estudiantes de tarde decidieron no ir a clase desde el jueves 12 y nos lo comunicaron a los profesores”.

En la Universidad de Salamanca, según Alonso, “se les está dando la formación y la planificación del resto del curso mediante las App disponibles en el Campus Virtual

Por su parte, Caffarel introduce en este viaje por el mundo universitario español ante el Coronavirus, unas pinceladas de generosidad pintadas por nuestros jóvenes a las generaciones mayores: “Estamos en contacto con los delegados de grados que a su vez están en contacto con los delegados de curso, y por regla general, están tranquilos, gestionando bien la situación. Y luego hay que reseñar la solidaridad de muchos estudiantes que se están ofreciendo para cuidar a niños cuando los padres no pueden hacer teletrabajo, o para llevar la compra a las personas mayores que no pueden salir de la casa. Hay mucha juventud estupenda, solidaria, y magnífica”.

Esa transición se está haciendo en la Universidad Europea “mantenemos comunicación virtual y las clases a través del Aula Virtual por Black board, y adaptamos muchas de las actividades presenciales y de las prácticas a través de contenidos online. Los estudiantes están colaborando. Muchos son de fuera de Madrid y eso condiciona su forma de vivir este periodo. Están separados de sus familias, sienten incertidumbre, preocupación y temor como tenemos todos”, añade Pérez.

Pérez conoce esa circunstancia porque cursó Sociología y Políticas en los ochenta en la UCM. Está acostumbrado a gestionar desde crisis institucionales a dramas de otras personas –es Psicoanalista…, y enseña a sus discentes la gestión de crisis en contextos sanitarios. Con humildad, Pérez advierte de que “vivimos ante un escenario totalmente nuevo al que es difícil adaptarse. Destacaría no sólo la actitud de los profesionales sino también de los estudiantes mostrándose serenos y disponibles para seguir las prácticas hasta que se interrumpieron. Ellos han estado dedicados en todo lo posible y usando las herramientas recomendables para cualquier otra situación: serenidad, escucha, empatía. Son situaciones de crisis, y la afectación, más allá de ser individual, es colectiva, eso es lo que la hace singular”.

Destacaría no sólo la actitud de los profesionales sino también de los estudiantes mostrándose serenos y disponibles para seguir las prácticas hasta que se interrumpieron

La vida política afecta hoy más que nunca al devenir de todas las instituciones públicas y privadas. Por eso De la Cruz recuerda cómo la Presidencia de la Xunta de Galicia está marcando unas directrices comunes: “La coordinación con las autoridades sanitarias es absoluta y también a nivel político. El jueves 12 el Presidente de Galicia, Feijoo, marcó unas directrices a seguir y el Rector de la Universidad de A Coruña inmediatamente sacó el comunicado acatando todas las decisiones de la Xunta”.

La responsabilidad de los medios de comunicación es decisiva, ahora con mayor enjundia, porque nos afecta a todos. Nuestros competentes académicos radiografían la labor periodística frente al coronavirus. Para Caffarel, “hay medios que están siendo responsables dando la información justa, precisa, verdadera y sin alarmas, pero también llamando a la corresponsabilidad. Pero en cambio hay otros medios que están convirtiendo esto en un espectáculo: prensa, radio y televisión amarilla, llenan horas y horas de programación difundiendo mentiras, y eso genera un estado de ansiedad y de estrés que es lo primero que nos dicen los psicólogos que no debemos hacer. Esto igual me vale para el coronavirus como para cualquier otro tema, por desgracia hay medios de comunicación que prefieren la cuenta de resultados antes que dar información veraz, contrastada y de servicio público”.

Por su parte, de la Cruz lamenta “un exceso de información. También hay desinformación en las redes sociales que es muy peligrosa. Y la sensación que tengo es que hay periodistas a los que sólo se les está dando una parte de la realidad de lo que está pasando”.

De la Cruz lamenta “un exceso de información. También hay desinformación en las redes sociales que es muy peligrosa

Vemos cómo los periodistas de TVE aparecen con guantes dando sus crónicas, o con las ‘alcachofas’ de los micros protegidas con plásticos esterilizados. Pérez, que fue director de Promociones de TVE, aporta una visión ponderada y positiva: “Creo que los periodistas están haciendo un trabajo muy admirable y son los que nos están trasladando los nuevos escenarios por los que nos movemos y a los que nos debemos de atener, al margen de algún alarmismo en redes sociales, o de algún comentario o bulo desafortunados. Están también arriesgando su salud por cumplir con su deber de informarnos. Tienen un valor casi tan admirable como los propios sanitarios”.

Antes de terminar este viaje por el mundo universitario español ante el drama del Covid-19, les propongo que reflexionen sobre nuestro tiempo. Caffarel nos propone “que aprovechemos este tiempo para reflexionar, nos creíamos invulnerables, pensábamos que por ser parte del mundo desarrollado nunca nos iba a pasar esto, nos tomábamos sin mucho respeto a los científicos todo lo que nos están diciendo de los cambios climáticos, etc. Si esto nos sirve para darnos cuenta de que esta Sociedad del Bienestar no nos garantiza nada, porque se puede desmoronar de la noche a la mañana, y además aprendemos algo, igual somos capaces de desarrollar una mirada positiva frente a un problema importante”.

Y Alonso remacha: “Mi padre, que era magistrado y escritor, en una de sus obras hacía esta meditación y dedicatoria: A todos los que ejercen el oficio de juzgar, en que se acierta y se yerra públicamente. Siguiéndole a él, y al axioma de Ortega yo soy yo y mis circunstancias, y si no las salvo a ellas, no me salvo yo, es hora de que todos desde la docencia a cualquier circunstancia de nuestra vida seamos responsables, miremos por todos y cada uno de nosotros, porque en buena medida en nosotros está enseñar, acertar y errar públicamente”.

0
Comentarios