El simposio internacional discute las reformas de la Alta Inspección

Ante la primavera con que nos va a obsequiar el Ministerio con sus propuestas de reforma, la discusión de muchos de los temas pendientes permitirá ir calentando motores
Miércoles, 20 de diciembre de 2000
0

Autor: José Manuel LACASA

Los días 18, 19 y 20 de diciembre tiene lugar, en el Parque Ferial Juan Carlos I, el Simposio Internacional de Inspección Educativa 2000, con el tema general “La Inspección ante los retos de la Educación actual”, y que ha sido organizado por la Secretaría General de Educación y Formación Profesional del MECD.

Una de las razones para potenciar el Simposio ha sido la de remarcar el “importante papel al que la Inspección está llamada con respecto a la mejora de la calidad de la Educación y a la cohesión del sistema educativo en España”.

Precisamente calidad y cohesión son dos de las más importantes líneas maestras que el Ministerio está dejando entrever cuando habla de reformas. El director general de Cooperación Territorial y Alta Inspección, Juan Ángel España, en una ponencia leída el pasado martes día 12, se refirió a los nuevos planes del Ministerio en este sentido, y para articularlos en profundidad declaró que era necesario potenciar la Alta Inspección para asegurar la implantación de las nuevas reformas.

España se refirió a la Alta Inspección como una labor irrenunciable del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, más ahora que se han transferido prácticamente todas las competencias a las Comunidades Autónomas, para asegurar precisamente la cohesión de todo el sistema educativo español, donde señaló que sus intenciones eran que los contenidos comunes a todo el país tuvieran más peso que los más específicos impartidos en cada territorio.

Aunque España planteó desiderativamente la conveniencia del mayor consenso posible a estas medidas, al viceconsejero de Educación del Gobierno vasco no le gustaron nada sus palabras, y acusó a los actuales responsables del Ministerio de no entender el espíritu de las autonomías y de querer unificar bajo un mismo patrón la diversidad que existe a lo largo del territorio nacional.

El director general declaró que una de las líneas para potenciar la Alta Inspección será la de aumentar el número de inspectores dependientes del MECD, y que en unos días saldrán un número considerable de plazas.

Desde luego, la intención del Ministerio al convocar este Simposio es la de “aglutinar todo aquello que, viniendo desde cualquier parte, pueda servirnos para tomar las decisiones que mejor convengan a nuestro sistema educativo y, en concreto, para su inspección”. Pero también es cierto que el departamento organizador ya lleva cocinadas algunas propuestas y líneas maestras, y que el Simposio es una magnífica oportunidad para exponerlas y medir las reacciones, ver el revuelo que puedan organizar e ir preparando a los distintos colectivos de cara a las reformas.

Los objetivos que se ha marcado el Ministerio para este Simposio han sido analizar la situación de las inspecciones de Educación de los países de la Unión Europea y los de Iberoamérica; estudiar los retos que tiene planteados en estos momentos la Inspección educativa, identificando nuevas formas de intervención inspectora con objeto de mejorar la eficacia en el ejercicio de sus funciones; reflexionar sobre el papel de la función inspectora en la mejora de la calidad de la enseñanza y en el buen funcionamiento de las instituciones educativas, así como facilitar intercambios entre los inspectores europeos e iberoamericanos; y, por último, fomentar estudios y abrir líneas de investigación y estudio sobre la Inspección educativa.

Para ello han venido Madrid no sólo personalidades del mundo de la Educación, como José Luis García Garrido, o inspectores provenientes de todas la comunidades autónomas y de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, sino de multitud de países de la UE (Francia, Bélgica, Italia, Portugal, Irlanda, Reino Unido, Alemania…)y de varios iberoamericanos, como Venezuela, e incluso de EE.UU.

Por supuesto, el simposio contará con un discurso inaugural a cargo de la ministra de Educación, y otros altos cargos irán desgranando sus intervenciones en diversas jornadas, como Isabel Couso, que se encargará de la clausura, o el subdirector de Ordenación Académica, Antonio Castro Viejo, que moderará el debate sobre Escuela eficaz, escuela equitativa e Inspección.
 

0