Los padres de la LOGSE apuestan por su renovación

Bajo el nombre de Ley de Calidad se esconden reformas en muchos de los aspectos clave de la enseñanza Secundaria en España. Reformas que afectarán de lleno a la LOGSE, una Ley cuyos padres han reconocido que necesita un repaso para ser actualizada. Ante el rosario de cambios que se aproxima MAGISTERIO ha querido hacer un análisis de la situación.
Miércoles, 31 de enero de 2001
0

Autor: María Eugenia VICENTE

Hace exactamente diez meses, justo después de que el Partido Popular obtuviese la mayoría absoluta en las urnas, el portavoz de los populares en la Comisión de Educación del Congreso, Juan Carlos Guerra, afirmaba a esta publicación que “no vamos a modificar la LOGSE. Nuestra intención se centra en reorganizar los dos últimos años de la ESO, para lo que profundizaremos en las troncales y aligeraremos las optativas” (ver MAGISTERIO del 22-3-00). Tal y como se vislumbra el panorama en los próximos tres meses, bien podría afirmarse aquello de “donde dije digo, digo Diego”, ya que muchos de los aspectos fundamentales de la normativa que rige la enseñanza quedarán totalmente transformados. El primer cambio se hizo efectivo en diciembre con la aprobación del Decreto de enseñanzas mínimas. Hoy, la vista está puesta en la futura Ley de Calidad y en la reforma de la Formación Profesional.

De esta manera, está previsto que en el mes de marzo el Ministerio presente en el Congreso el texto de la Ley de Formación Profesional. Tres meses más tarde será presentada en sociedad la Ley de Calidad de la Educación que transformara la LOGSE, la LODE y la LOPEG.

Por otro lado, llama la atención que a día de hoy los padres de la LOGSE estén de acuerdo en que esta Ley necesita un repaso ya que las condiciones sociales en las que se aprobó esta normativa son distintas a las actuales. De esta manera, Álvaro Marchesi propone una serie de líneas de actuación que podrían servir de guías a los cambios sin acabar con espíritu último de la LOGSE.

En lo que se refiere a las reformas, la Ley de Calidad cambiará aspectos fundamentales de la Educación actual como los itinerarios, la promoción automática, la carrera profesional y la función de los órganos de gobierno de los centros educativos. Veamos.

1. Itinerarios

–Lo que marca la LOGSE: El texto de la Ley indica que “puede establecerse una diversificación del currículo para los alumnos mayores de 16 años, con el objetivo de que alcancen, con una metodología específica, los objetivos definidos en la etapa”. Se establece, pues, una enseñanza común hasta los 16 años para elegir después entre el Bachillerato, la FP o la Garantía Social.

–El próximo cambio: Bajo la idea de que la Educación comprensiva tiene sus límites, Pilar del Castillo pretende separar, a partir del segundo ciclo de la ESO, a los alumnos según sus capacidades. Así, se articularán tres itinerarios diferentes: el de los alumnos que deseen estudiar el Bachillerato, otro para los que dirijan su mirada hacia la FP y un tercero para los que no vayan a seguir estudiando.

–Los padres de la Ley: Álvaro Marchesi no estaría en contra de este sistema, “siempre que no sean itinerarios estancos”. Considera que el Ministerio se encontrará con un problema a la hora de establecer la titulación que obtendrán los alumnos, dependiendo del itinerario. “No puede ser la misma si no estudian los mismos contenidos, pero crear nuevos títulos sería volver a la EGB”. Así, plantea que una solución podría ser crear un cuerpo de materias comunes con una amplia gama de optativas orientadas hacia las distintas opciones.

–La oposición propone: Desde el primer partido de la oposición, el PSOE, no se muestran conformes con los itinerarios. El partido socialista, por contra, apuesta por ofrecer un tronco común formativo para todos los alumnos pero que permita un amplio margen de autonomía curricular a los centros, con la intención de prestar la atención necesaria a los alumnos que tengan más riesgo de sufrir fracaso escolar. En este sentido, la portavoz socialista en la Comisión de Educación del Congreso, Amparo Valcarce, considera que “todo itinerario que no conduzca a los alumnos al mismo título es discriminatorio”.

2. Promoción automática

–LOGSE: Este fue uno de los aspectos más revolucionarios que aportó en su día la Ley, ya que permitía que los alumnos pasasen de curso, aún no habiendo cumplido todos los objetivos del currículo, dándole la oportunidad de recuperarse de manera progresiva. Se establece así un sistema de evaluación continua e integradora. Ahora puede repetirse un total de tres veces: una en Primaria y otra en cada uno de los ciclos de Secundaria. Además se plantea, en casos excepcionales, una cuarta repetición.

–El próximo cambio: El Partido Popular no se ha mostrado nunca a favor de este sistema por considerar que propicia el desinterés de los alumnos y no motiva su rendimiento académico. Ahora, aprovechando la mayoría absoluta en el Congreso, pretende eliminar la promoción automática en todos los cursos del sistema educativo y aumentará el número de repeticiones en cada ciclo.

–Los padres de la Ley: El ex secretario de Estado de Educación, Álvaro Marchesi, se plantea si es positivo que la misma clase recoja alumnos de 12 años con otros de 14 o 15. En este sentido considera que la LOGSE “es bastante generosa con las repeticiones” y que lo que ha hecho que este sistema fallase en España es “la falta de profesores de apoyo, de adaptación curricular, etc…”. Y en este punto pone el dedo en la llaga: “Debemos recordar que el mayor presupuesto que otros países destinan a Educación se gasta principalmente en aumentar el número de docentes por colegio. Eso es lo que, bastante a menudo, falta aquí”.

–La oposición propone: Los responsables de Educación del partido socialista admiten que la promoción automática necesita una revisión, pero que la vuelta a la repetición no soluciona el fracaso escolar. Además, los socialistas consideran esta medida como “antipedagógica, que agrava los problemas escolares”. Así, la solución pasaría por la potenciación del trabajo de los profesores de apoyo y el refuerzo de los departamentos de Orientación, además de no forzar la promoción cuando hay situaciones anormales”.

3. Organización y dirección

–LOGSE: El texto establece que las administraciones deben propiciar la autonomía pedagógica y organizativa de los centros. También contempla la participación en la vida del centro de padres, alumnos, docentes y PAS, así como la función del director que se extiende a tareas de coordinación, de representación del centro y de hacer que funcione correctamente en todas sus vertientes.

–El próximo cambio: No ha habido una opinión oficial desde el Ministerio que anunciase cambios en este sentido. Sin embargo, la secretaria general de Educación y Formación Profesional, Isabel Couso, ha manifestado en algunos actos que desde el MECD se piensa modificar este punto, pero sin entrar en detalles.

–Los padres de la Ley: Marchesi considera que el modelo vigente en la dirección de centros corresponde a las circunstancias e ideología de los años 80, “por lo que actualmente está desfasado”. Para mejorar esta función propone, “reforzar la labor directiva frente a otras administraciones superiores, dotando así al director de mayor autonomía y poder de decisión”. Por otro lado, cree “que sería muy positivo introducir en los consejos escolares a tres personas, independientes, pero de reconocido prestigio, de la comunidad escolar”. Por último apunta hacia un cambio en la proporción del consejo escolar “aunque este punto habría que desarrollarlo más”.

–La oposición propone: Si hay una figura que debe ser clave en la vida de un centro es la del director. Por esta razón desde el PSOE se apuesta por reforzar y profesionalizar esta figura, además de una incentivación que haga de ésta una labor atractiva. Con respecto a la labor de los consejos escolares, los socialistas se opondrían a cualquier reducción de la participación de los padres, alumnos y el PAS dentro de la estructura de este organismo. Por último los planes de este partido se encaminan hacía una mayor gestión de los centros escolares, tanto en su vertiente económica como en la curricular.

4. Carrera profesional

–LOGSE: La Ley concede especial importancia al desarrollo profesional de los docentes y a los sistemas que permitan mejorar sus perspectivas profesionales, tanto en el ejercicio de la enseñanza como en la posible promoción hacia tareas de coordinación, gestión o dirección. Con respecto a la mejora de la calidad, se hace especial hincapié en la evaluación, la formación y la labor de los inspectores.

–El próximo cambio: A pesar de que la formación del profesorado y la carrera docente son dos de los aspectos clave a la hora de encarar una Educación de calidad, el equipo de Pilar del Castillo se ha referido con bastante ambigüedad a este asunto. Con respecto a la formación del profesorado, desde el Ministerio se pondrá en marcha un proyecto por el que se pretende, a través de la Red, poner en contacto a los docentes con el fin de que intercambien experiencias. También están previstos cursos de verano en la Universidad Menéndez Pelayo para los profesores de todos los niveles educativos.

–Los padres de la Ley: Uno de los principales artífices de la LOGSE, Álvaro Marchesi, considera que hay que establecer mecanismos que tengan en cuenta la experiencia y los méritos de los docentes. Por ejemplo, propone que un maestro con diez años de experiencia pueda dedicar parte de su tiempo a la investigación, a tutorizar a los jóvenes, a la formación, etc… Por otro lado, el ex secretario de Estado de Educación no cree que la carrera profesional deba sólo reflejarse en aumentos de sueldo como los trienios sino que debería articularse en función del rendimiento o de la responsabilidad asumida por cada docente. Además, Marchesi apuesta por la formación y el reciclaje continuos.

–La oposición propone: El PSOE considera que debe haber un nuevo pacto con los docentes que facilite que estos profesionales se comprometan con la reforma y que quede explicitado en el Estatuto de la Función Pública Docente. Por otro lado consideran que sería necesaria una permeabilización de los cuerpos que permitiese el ascenso en la carrera docente. Todo aderezado con una mejora en la formación inicial y permanente.

 

0