ANDALUCÍA. Los inspectores jefes dan marcha atrás en su intención de dimitir

Los inspectores de la Junta se sienten discriminados respecto a la situación laboral de sus homólogos en otras comunidades y rechazan además el borrador de decreto preparado por la Junta.
Miércoles, 7 de febrero de 2001
0

Autor: M. S.

Alrededor de 48 inspectores de Educación de la comunidad andaluza dimitieron en bloque el pasado 24 de enero como medida de presión para que se mejoren sus condiciones laborales. Entre ellos se encontraban siete de los ocho jefes provinciales de Inspección, los jefes adjuntos y los responsables de área.

Sin embargo tan sólo cinco días después, los jefes de los servicios provinciales de Inspección de las delegaciones de Almería, Cádiz, Córdoba, Granada, Jaen, Málaga y Sevilla, comunicaban a la Consejería de Educación y Ciencia una marcha atrás en su intención de dimitir.

El conflicto, que continúa abierto, parece estar en visos de solucionarse gracias a la actitud de la Consejería de consensuar el nuevo decreto que establecerá las funciones de los servicios de Inspección, y al cambio de postura de los inspectores.

Las reivindicaciones de los inspectores se basan en la homologación en las condiciones laborales de los trabajadores dependientes de la administración andaluza, cuyos complementos están peor retribuidos que los de sus homólogos en comunidades con un régimen fiscal propio como Canarias, el País Vasco o Navarra y en otras comunides con el mismo régimen fiscal que Andalucía. Además, los inspectores de esta comunidad piden más medios para, el aumento en las retribuciones por kilometraje, así como un seguro del vehículo y otras mejoras de sus condiciones laborales.

La Consejería se reunió con ANPE, CCOO, CSIF, FETE-UGT y Ustea el 2 de febrero por última vez.

0