fbpx

Los terremotos de El Salvador y la India han dañado miles de escuelas

Cientos de miles de niños se han quedado sin escuelas tras los terremotos que han sacudido tanto El Salvador como la India. Las ONG se han volcado para tratar de ayudar en las tareas de reconstrucción de casas y escuelas.
Miércoles, 28 de February de 2001
0

Si la situación educativa tanto de Asia como de Sudamérica no era comparable, por ejemplo, con la de los países europeos, ahora el destino ha querido que los más desfavorecidos se queden sin lo poco que tenían debido a sendas catástrofes naturales.

Según datos extraídos de la Guía de El Mundo 1999/2000, la República de El Salvador tenía en 1995 una tasa de analfabetismo del 72 por ciento, aunque curiosamente era sufrida por un 74 por ciento de los hombres frente al 70 por ciento de las mujeres. En cuanto a la tasa de inscripción escolar, ésta estaba situada en la etapa de Primaria en un total del 79 por ciento (un 79 por ciento de los niños y el 80 por ciento de las niñas), mientras que la cifra bajaba en Secundaria hasta una escolarización del 27 por ciento de los menores varones frente al 30 por ciento en el caso de las mujeres. A los estudios superiores o universitarios sólo accedían un 18 por ciento de los adolescentes salvadoreños.

Pero si estas cifras ya eran bajas, la situación empeoró en muchas zonas de uno de los países más pequeños de centroamérica tras el paso en septiembre de 1998 del terrible huracán Mitch.

Ahora, tras los diferentes terremotos que han asolado El Salvador en las últimas semanas muchos niños salvadoreños han muerto, pero otros han perdido a sus familiares o, como poco, sus casas.

Ante la situación diferentes organizaciones consultadas por este periódico no disponen aún de estadísticas que reflejen el panorama actual pero los testigos presenciales afirman que las prioridades son las de cubrir las necesidades básicas de la población (agua, comida, medicinas), y por tanto la Educación queda relegada a un tercer plano ya que antes habrá que reconstruir las escuelas y dotarlas de profesores.

Los datos de 1995 reflejan una proporción de un docente para cada 28 estudiantes en la etapa de Primaria, que es la única generalizada en este país. Pero además de las ONG han surgido otras iniciativas como el convenio firmado entre la Consejería de Asuntos Sociales de Asturias y la Agencia Española de Cooperación Internacional, que aportarán más de cien millones de pesetas cada una para promover la construcción y rehabilitación de infraestructuras educativas y sanitarias en El Salvador durante los próximos tres años.

Por otra parte, la situación de La India no es mucho más halagüeña, ya que en este país el terremoto que sacudió el estado de Guijarat el pasado 26 de febrero ha dañado o destruido varios miles de escuelas primarias –la mitad de las del estado– según Unicef. María Calivis, enviada a la zona por esta organización ha declarado que “niños y profesores han sufrido, y regresar a las clases, aunque sea en tiendas de campaña, les ayudará a restaurar la normalidad. No debemos esperar más”, añadió.

0