fbpx

COMUNIDAD VALENCIANA. La Bienal de Valencia acapara la oferta artística más vanguardista del verano

Desde el pasado once de junio, y hasta octubre, se celebra en Valencia la Bienal, un conjunto de eventos culturales que sitúan a la ciudad a la cabeza de las vanguardias artísticas internacionales.
Miércoles, 11 de July de 2001
0

Situada en una de las costas más turísticas de Europa, con una concepción exterior que no sobrepasa los tópicos del sol y la playa y la fiesta, Valencia comenzó hace una década una apuesta firme y decidida por la cultura que le ha llevado a inaugurar, el pasado 11 de junio, la primera Bienal de Valencia. Este proyecto, de una envergadura cultural que sitúa a la ciudad a la cabeza de los foros culturales europeos, se suma al renombre internacional del IVAM y a lo que será un auténtico templo de la ópera, el Palacio de las Artes. La Bienal de Valencia convierte a la ciudad en un centro de atención cultural hasta octubre.
En el conjunto de exposiciones y actos que comprende el evento participan la palabra, la pintura y escultura, la música y las nuevas vías de expresión que las tendencias artísticas descubren como nuevos modos de plasmar la humanidad en algo físico, palpable.

Durante la Bienal, cada rincón cultural de la ciudad acoge distintos actos. Así, el Convento del Carmen (c/ Museos, 2) reúne las obras de más de cien artistas internacionales del máximo prestigio en El Cuerpo del Arte. Cada uno de los creadores muestra su propia representación de los diversos nudos que atan el cuerpo como elementos de las pasiones.

Por su parte, El Almudín (plaza San Luis Beltrán, 1) presenta Una Tierra que mira al continente (los cuatro jinetes) de los artistas serbios Emir Kusturica y Mladen Materic. La muestra presenta una interesante serie de metáforas ilusionistas sobre el tema de los horrores de la guerra y de la destrucción, pero también del amor, de la vida y de la esperanza.

En La Gallera (calle Alauders, 7) se alternarán las instalaciones de dos artistas que, de manera diferente, conjugan la búsqueda con la creación visual.
Líneas de fuga (poética de la perplejidad) se divide entre San Miguel de los Reyes (avenida de la Constitución, 278) y el Jardín Botánico (calle Beato Gaspar Bono). La exposición de San Miguel de los Reyes agrupa a jóvenes artistas de diferentes lenguajes, mientras que en el Jardín Botánico se llevará a cabo acciones de poesía, música y danza.

En el Tinglado número dos del Puerto de Valencia, las Reales Atarazanas (plaza Juan Antonio Benlliure, s/n) y la Bienal Móvil acogen el resto de eventos, que convierten a Valencia en algo más que el estereotipo internacional de sol y playa. 

0