fbpx

El Parlamento eludió una confrontación sobre el sistema educativo en el Debate sobre el Estado de la Nación

La Ministra de Educación fue una de las más beneficiadas en el Debate sobre el Estado de la Nación, tras las fuertes críticas a la Ley de Universidades y a la Ley de la Formación Profesional.
Miércoles, 4 de July de 2001
0

A pesar de que los temas educativos están incluidos en la lista de los asuntos que más preocupan a los españoles según los últimos datos del CIS, apenas ocuparon minutos en un Debate sobre el Estado de la Nación celebrado durante los pasados 26 y 27 de junio y calificado de “guante blanco”.

Así, en este debate en el que no hubo ni vencedores ni vencidos, una de las más beneficiadas fue la ministra de Educación y Cultura, Pilar del Castillo. Tras las fuertes críticas de rectores y consejeros autonómicos al conocerse los borradores de la Ley de Universidades y de la Ley que integrará los tres subsistemas de la FP, la ministra salió indemne del debate parlamentario
Además, pese a las propuestas alternativas del PSOE, adelantadas en los días previos al debate por parte de las portavoces socialistas de Educación, Carme Chacón y Amparo Valcarce, el asombro de la comunidad educativa ha sido mayúsculo al centrar sus propuestas el líder del grupo parlamentario socialista en la importancia de celebrar en el año 2005 el 400 aniversario de “El Quijote”.

En concreto, el presidente del gobierno, José María Aznar, calificó las reformas que prepara la titular de Educación de“necesarias” para acabar con dos problemas importantes del sistema educativo actual: la promoción automática y la falta de candidatos a director, que actualmente y según sus propias cifras asciende actualmente al 64 por ciento de los IES.

Por otra parte, Aznar desmintió las acusaciones de Rodríguez Zapatero a propósito de que el Gobierno beneficia a la red Privada de centros en detrimento de la red Pública, lo que calificó de “latiguillo aburrido” de la oposición.

Zapatero admitió que actualmente en España “tenemos tanto a los profesores más preparados como unas generaciones de jóvenes también muy bien preparadas”. Sin embargo, el líder de la oposición criticó la pasividad del Ejecutivo ante la necesidad de una mejor distribución del alumnado, refiriéndose en concreto a la concentración del alumnado inmigrante en los centros Públicos mientras los Concertados, a pesar de estar financiados con dinero público, evitan la escolarización de estos niños. Pero el líder del grupo socialista evitó hablar de la financiación de las leyes o proponer soluciones a los actuales problemas. ¿Por qué?

Educación, un problema

Las primeras reacciones al último Debate sobre el Estado de la Nación no se han hecho esperar, al menos, por parte de las federaciones de enseñanza de algunas organizaciones. En concreto, la Confederación de sindicatos de trabajadores de la enseñanza, STE, ha acusado al presidente del Gobierno de intentar hacer de la Educación un problema de Estado en el debate celebrado los pasados 26 y 27 de junio.

Según el comunicado de prensa emitido por este sindicato el sistema educativo de las distintas autonomías funciona perfectamente y así es reconocido por la inmensa mayoría de la ciudadanía, ya que sólo un tres por ciento de los encuestados por el CIS considera la Educación un problema”, afirman. Para la organización los problemas existentes, que se palian en parte gracias a la voluntad y el trabajo del profesorado, son debidos a la mayoría de las veces a la falta de recursos económicos. Desde la confederación se acusa al Partido Popular, además, de “intentar desviar al alumnado y los recursos económicos a la escuela Privada”.

Al mismo tiempo la organización aprovechó el comunicado para señalar que es en Ceuta y Melilla, únicas zonas de gestión directa por parte del MECD, donde existen los mayores problemas que afectan a la enseñanza en todo el país. Por todo ello exigen al Gobierno respeto hacia los profesionales.

0