fbpx

“Algunas administraciones incumplen el convenio colectivo”

Educación y Gestión celebrará proximamente su VI Congreso bajo el título Nuevos directivos para nuevas realidades. El presidente de la patronal, Néstor Ferrera, adelanta a MAGISTERIO sus objetivos.
Miércoles, 24 de October de 2001
0

—¿Qué se espera de este Congreso?

—La experiencia del congreso que EyG celebra cada dos años es muy positiva, con una respuesta muy significativa no solamente en número, ya que suele congregar a un millar de expertos, sino también por la presencia de distintas personalidades de todos los estamentos de la comunidad educativa. Nos da ocasión de compartir una reflexión seria del mundo educativo.
—¿Por qué sobre la función directiva?

—Hablar de reformas o de mejora de la calidad es utopía si los centros no están gobernados por buenos profesionales. Es prioritario para nuestros colegios que se aborde todo lo que es la función directiva, cuestión que tratará la Ley de Calidad. Y en el congreso lo abordaremos desde diferentes aspectos: el pedagógico, el de los recursos humanos, la visión empresarial, etc. Los congresistas podrán contrastar distintos enfoques mediante seis ponencias con diferentes opciones ideológicas. Habrá además un debate para saber si el sistema educativo responde a las necesidades de la sociedad. En EyG entendemos que la concepción del director de centro ha cambiado y vamos a pasar de ese director monolítico que lo hace todo sin una formación específica, a un trabajo en equipo, con una preparación específica para el desempeño de esas funciones.

—¿A quién va dirigido este encuentro especialmente?

—Este año prevemos que sean sobre todo los equipos directivos de los centros, pero también inspectores, políticos de diversas opciones, gente de la universidad, etc.

—¿Qué balance hace EyG de los presupuestos para el 2002?

—Intuíamos algunos cambios positivos, pero nos hemos llevado sorpresas. Tenemos unos presupuestos fundamentalmente de tipo continuista, muy restrictivos. El hecho de que se suba solamente un dos por ciento no asume el déficit tradicional en el tema de los conciertos. Además, el concierto pasa a ser un instrumento jurídico de carácter inseguro, ya que se deja cada vez más en manos de las CCAA el cubrir necesidades básicas. Es un grave problema y acentúa las diferencias: por una parte hay CCAA que han reducido unidades de concierto, o en el caso de Infantil, tras Galicia y Andalucía, Extremadura también ha cambiado el concierto por la subvención. Pero lo más grave es que la Administración no está asumiendo los compromisos salariales del personal, incumpliendo el convenio colectivo, pagando al profesorado por debajo de lo que establece el convenio, por ejemplo, este año se da este caso en Asturias, Madrid y Extremadura.

—¿Qué es lo más negativo de este anteproyecto de Ley?

—Parece que lo que no tenga que ver con Ceuta y Melilla no tienen por qué regularlo. Esto es una incoherencia por parte del partido gobernante que, por un lado habla de homogeneizar y vertebrar el sistema educativo, y a la hora de redactar los presupuestos se inhibe y nos remite a negociar con las 17 comunidades.

—¿Cómo valora el último informe del Defensor del Pueblo?

—Nos ha parecido interesante que cuestione si el módulo de concierto responde al coste real y que demande que se cuantifique públicamente el costo del puesto escolar, ya que es algo que EyG reclama desde hace tiempo.

—¿Y sobre las críticas a la Concertada por cobrar lo que debería ser gratuito?

—Puede haber algún caso aislado pero es sumamente grave que se deduzca y se generalice que todos los centros concertados tengan fundaciones y estén cobrando obligatoriamente a todos los padres. Eso es totalmente falso.
(Más información sobre el congreso e inscripciones en www.eyg.es).
 

0