fbpx

Se concertará la Infantil, habrá Cuerpo de catedráticos y se abordará la Religión

El primer borrador articulado de la Ley de Calidad se conocerá en el mes de mayo. El texto se irá concretando en varias fases. El MECD asegura que se abordará la Religión.
Miércoles, 10 de April de 2002
0

La ministra de Educación y Cultura, Pilar del Castillo, ha asegurado en varias ocasiones que lo presentado no es más que un documento de bases (no un borrador) que sirve como punto de partida para el diálogo y el debate entre la comunidad educativa con el fin de consensuar al máximo posible la futura Ley de Calidad de la Educación. De hecho, el primer texto articulado de la Ley se conocerá en el mes de mayo aunque parece que la ministra guarda más de un as en la manga.

MAGISTERIO ha podido saber por diversas fuentes ministeriales que el MECD pretende acceder a la principal demanda del sector de la enseñanza concertada: la gratuidad de la etapa de Infantil desde los tres años, básicamente, mediante un sistema flexible de conciertos.

Conciertos de Infantil

La actual situación de desequilibrio entre las distintas comunidades autónomas y la fuerte presión ejercida por el sector de la concertada para lograr, al menos, la gratuidad del segundo ciclo de Educación Infantil, en el que están escolarizados más del 94 por ciento de los alumnos comprendidos entre los tres y los seis años, bastará para establecer un sistema flexible de conciertos que garantice la gratuidad de esta etapa de la enseñanza, logrando así el apoyo unánime de la mesa de la concertada compuesta por EyG, CECE, FERE, Concapa, Ucetam, CES, USO y FSIE, entre otros.

Las CCAA deciden

No obstante, el sistema ideado y regulado por el Ministerio de Educación y Cultura deberá contar con el beneplácito de las autonomías, que son las que tienen en último término las competencias en este terreno. Se pretende así llegar a un consenso para evitar la situación de desigualdad y desequilibrio que existe actualmente.

El segundo ciclo de enseñanza Infantil está ya financiado en su totalidad en muchas autonomías como la Comunidad Valenciana, Navarra, País Vasco, La Rioja, Cataluña, Baleares, Ceuta y Melilla, y casi en su totalidad en otras como Castilla-León (a falta del 7%), Galicia (a falta del 33%) Madrid (a falta del 20%) o Murcia (a falta del 23%).

Sin embargo, la situación es radicalmente distinta en comunidades como Cantabria (donde falta por concertar un 89%), o las gobernadas por el Partido Socialista: Asturias (a falta del 72%), Andalucía (a falta del 97%), Aragón (a falta del 86%), Extremadura (a falta del 88%) y Castilla-La Mancha (a falta del 88%), autonomías donde incluso existe la tendencia a suprimir unidades concertadas en todas las etapas.

Ademas, en el caso de las Canarias falta por concertar el cien por ciento de las unidades del segundo tramo de Infantil. Para Manuel de Castro, secretario general de la Federación Española de Religiosos de la Enseñanza (FERE), “los conciertos en la etapa de Infantil son necesarios para que muchos centros puedan seguir cumpliendo su misión de atender una gran demandada social. Además garantizaría el derecho a la libertad de elección de centro por parte de los padres y se acabaría con el enfrentamiento entre las redes pública y concertada de centros en cuanto a la escolarización del alumnado inmigrante en ese tramo de la enseñanza, ya que muchos padres de procedencia extranjera no pueden costear de otro modo la escolarización de sus hijos en centros concertados”.

Además, en el terreno profesional “con los conciertos se lograría la equiparación entre los docentes de ambas redes y los centros tendrían los mismos derechos para obtener recursos educativos, etc.”, añadió.

Adios a la condición

Otra de las novedades que incorporará la Ley de Calidad pasa por “prestigiar la labor docente”. Según las mismas fuentes, en este terreno el equipo de Pilar del Castillo accederá a la principal petición de la Asociación Nacional de Catedráticos de Bachillerato (Ancaba), lo que supone crear de nuevo un Cuerpo de catedráticos. Para el presidente de esta Asociación, Julián Martínez, “la condición de catedrático es una figura que no está contemplada en la Ley de la función pública y que debe definirse bien y darle las funciones correspondientes para dotarla de contenido”, motivo suficiente para que el MECD haya decidido transformar la llamada “condición de catedrático” en un Cuerpo como tal con todos sus derechos e implicaciones.

Y para sorpresa de buena parte de la comunidad educativa el MECD prevé también “meterle mano” al tema de la Religión en los centros educativos.

Sí a la Religión

Además de la propuesta de la Conferencia Episcopal el MECD tendrá en cuenta los datos que indican que más de un 80 por ciento del alumnado escoge Religión en Primaria, mientras que un 60 por ciento lo hace en Secundaria frente a los que optan por SCR (Sociedad, Cultura y Religión), así como la tendencia de todos los países de la UE que mantienen la Religión como asignatura en el currículum, ya sea integrada en el horario lectivo (como Austria, Dinamarca o Finlandia), o como asignatura extraescolar (Francia y Portugal).

Como respuesta al documento de bases de la Ley de Calidad la secretaria general de la Provincia Eclesiástica de Madrid, Rosa de la Cierva, hizo público un documento en el que criticaba “el más clamoroso silencio de cuanto pueda referirse a la formación religiosa y moral de los alumnos”. Se reclama que la Ley contenga algún punto de referencia sobre la Religión para que sea posible su desarrollo posterior. El PSOE por su parte está estudiando tanto el tema de las clases de Religión dentro de los centros públicos como todo aquellos relacionado con la simbología de carácter religioso en los centros concertados según fuentes del Partido Socialista. 

0