fbpx

“Pichi, es el chulo que castiga, del Portillo a la Arganzuela...”

El CP “Séneca” de Coslada (Madrid) ha querido celebrar el día de San Isidro, patrón de la capital de España, de una manera especial. No podían faltar los motivos castizos y los bailes de chotis.
Miércoles, 5 de June de 2002
0

El 15 de mayo Madrid se viste de fiesta para honrar a su patrón, San Isidro, que por su trabajo en las labores del campo también se le considera patrón de los agricultores. Nacido en el siglo XI en la ciudad construida en la ribera del Manzanares (tan distinta a la cosmopolita Madrid de nuestras días), San Isidro es venerado por todos los madrileños como su santo patrón, junto a la que fuera su esposa, Santa María de la Cabeza. La ciudad de Madrid entera se vuelca en la festividad del santo con romerías, verbenas y tardes castizas para toda la familia en la Pradera de San Isidro.

Los centros educativos tampoco quieren pasar por alto el gran día de Madrid. Este es el caso del CP “Séneca” de Coslada, que este año ha querido celebrar la festividad a lo grande.

La preparación

Juan Félix es el director del centro. Él nos cuenta que “durante el curso académico, siempre hacemos alguna actividad que implique a todo el colegio. En el primer trimestre celebramos la Navidad; en el segundo, el Día de la Paz o los carnavales; y en el tercero organizamos una Semana Cultural. Pero este año decidimos desde el principio que la gran actividad del tercer trimestre girase en torno a San Isidro y trabajar así todos los aspectos relacionados con la Comunidad de Madrid”. Alfonso Cifuentes, el jefe de estudios , añade que “lo que se pretendía era darle un contenido curricular a la actividad y sacarle todo el jugo que se pudiera desde el punto de vista cultural”.

Para ello, lo primero que había que hacer era decorar el colegio con todos los motivos que remitiesen a esta fiesta tan castiza: mantones de Manila, recreación de ambientes del Madrid antiguo en los rincones más emblemáticos del centro, etc. En la entrada del colegio se montó una exposición con fotografías de zonas del Madrid de ayer y el Madrid de hoy, así como una muestra de los trabajos elaborados por los alumnos en sus clases para la ocasión.

Actividades

Los dos días previos a la festividad de San Isidro, el colegio se vio inmerso en una frenética actividad. Niños y profesores ayudaron en la ambientación del centro y en la organización de las actividades. Por su parte, los padres fueron los encargados de comprar el chocolate para tomarlo el día de la fiesta.
Los profesores de Educación Física organizaron una gran gymkhana, en la que los niños, en grupos de 10, iban rotando por diversos juegos.

Uno de los platos fuertes fue la fiesta que se celebró en el patio del colegio el día antes de San Isidro por la tarde, a la que acudieron también las familias de los niños. El chotis fue el protagonista absoluto: los alumnos de música, guiados por sus profesores, interpretaron diversas piezas, mientras que el resto de los alumnos, vestidos de chulapos y chulapas, las escenificaban y bailaban. El chocolate con churros fue el colofón de todas las actividades en honor a San Isidro.

Como afirma Juan Félix, “hemos festejado de la mejor manera San Isidro, adaptándola al currículo; ha sido muy positivo, sobre todo por la gran acogida que ha recibido por parte de personas ajenas al centro”. 

0
Comentarios