ARAGÓN. Polémica sobre la ratio de alumnos de Infantil y Primaria en algunos centros

Las Cortes de Aragón fueron el escenario del enfrentamiento entre la DGA y la oposición. La ratio en algunas aulas de Educación Infantil y Primaria está en el centro de la polémica.
Miércoles, 6 de noviembre de 2002
0

Los datos que maneja la Consejería de Educación muestran que la media de niños en el primer curso del segundo ciclo de Educación Infantil en la ciudad de Zaragoza es de 20’7 por aula, y que dicha cifra llega a 21’5 alumnos por clase en el primer curso de Primaria, cifras todas ellas dentro de lo establecido por la Logse y lo acordado con los sindicatos. Por su parte, la oposición argumenta que el problema no es la cifra media, sino que la ratio es ampliamente rebasada en determinados centros escolares.

Comisión de Educación

El PP reclamó la comparecencia ante la Comisión de Educación de la directora general de Centros y de Formación Profesional, Natividad Mendiara, para que explicara el proceso de admisión de alumnos que se ha seguido durante este curso y por qué se ha elevado la ratio de alumnos por clase en algunos centros.
Mendiara desglosó todas las medias de las ratios de Huesca, Zaragoza y Teruel. Aprovechó para destacar que la ratio “no es el único referente de la calidad de la enseñanza”. También rechazó las acusaciones que desde la oposición lanzó el Partido Popular sobre desorganización en la planificación de este curso.

Marta Calvo, portavoz del PP en la Comisión, reprochó a Mendiara los repetidos cambios de opinión de la Consejería de Educación sobre la ratio, que fueron modificados en varias ocasiones al final del curso pasado. La diputada popular acusó a la directora general de “falsear la realidad” al establecer comparaciones no significativas entre diversos centros y no hacer referencia a colegios con problemas de ratios elevadas.

Chesús Bernal, de CHA, también argumentó contra Mendiara, a quien acusó de ofrecer “unas cifras que demuestran la mentira de las estadísticas”.
El representante de IU, Jesús Lacasa, se quejó por el trato que Mendiara hace de las ratios al despreciarlas como medio para evaluar la calidad de la enseñanza, además de acusar a la directora general de haber mentido, pues “aseguró que las ratios no se elevarían”.

Máximos fijados

La DGA ha fijado unas ratios máximas que deben ser respetadas: 20 alumnos en clases con niños de tres años, 22 en las de niños de cuatro y cinco años y hasta 25 en las de Primaria. Sin embargo, en las zonas con mayor demanda está permitido sobrepasar estas cifras. 

0