LA NUEVA FP: MANTENIMIENTO DE VEHÍCULOS AUTOPROPULSADOS

Tras unos años de notorio bajón en este área profesional, de nuevo resurge la demanda de estos estudios para desempeñar tareas de mantenimiento. Empresarios y dueños de talleres se los rifan ante la escasez de personal cualificado. Y aunque se necesite experiencia, los que durante dos años se han entrenado en este oficio tienen un amplio mercado laboral que no siempre saben valorar en su justa medida.
Miércoles, 27 de noviembre de 2002
0

esús Rodríguez Bon lleva 20 años impartiendo clases. El IES Galileo de Valladolid, donde ejerce actualmente como profesor, fue de los primeros centros pucelanos que empezó con los ciclos formativos de modo experimental. Jesús Rodríguez ha sido profesor en la llamada FP de primer grado y de segundo grado. Ahora son los ciclos de Grado Medio y Superior, donde “hay una gran diferencia, principalmente por la procedencia y preparación de los alumnos. No es lo mismo venir con un bachillerato hecho que sin él. Nosotros procuramos adaptarnos a lo que tenemos, es la manera de que aprendan”, afirma.

—¿Qué cambiarías del sistema actual?
—Haría una mejor distribución de los tiempos. Hay materias que necesitan más horas y a otras realmente le sobran. Hay que distribuirlas mejor y mas adaptadas a la realidad que luego se encuentran en el lugar de trabajo.

—¿Cómo son los alumnos de estos ciclos de esta familia de mantenimiento de vehículos autopropulsados?
—Puedo hablar de los que conozco más, que son los estudiantes de los ciclo formativos de grado medio en carrocería, el de técnico en automoción y en electromecánica de vehículos. En general son alumnos que vienen motivados por que son conscientes que son unos estudios con un alto porcentaje de inserción laboral. En un principio todos quieren aprenden y trabajar pero cuando se enfrentan con la dureza del trabajo diario, muchos se desaniman. He tenido alumnos muy interesados y completamente apáticos.

—¿Es frecuente que un alumno de Grado Medio pase al ciclo de Grado Superior?
—No, es algo excepcional, ya que es mucho mas difícil y no tienen conocimientos suficientes, por ejemplo, de matemáticas, física… Si en cambio he tenido el caso de dos alumnos que al terminar un ciclo superior inician el de grado medio.
—¿Entre tus alumnos, cuantos tras las prácticas se quedan en la empresa?
— La gran mayoría se quedan por unos meses. Para el taller cubren los meses de vacaciones de verano y les sacan del apuro. Trabajo tienen pero muchas veces son los propios alumnos los que desechan trabajos. Ellos mismos son víctimas de esa mentalidad que ve los trabajos manuales como algo de menor rango. Se gana un buen salario, eso si, trabajando muchas horas. Cada vez es más frecuente la inserción de inmigrantes porque casi nadie quiere realizar trabajos de chapista, pintor…

Dar oportunidad al que está preparado

En el IES Galileo nos encontramos con un alumno de 2º curso de Carrocería muy atípico. Mario tiene 23 años y ha estado 3 años en el ejército. Para ascender necesita más titulación pero no podía estudiar y cumplir como soldado en Getafe. Durante esos años pudo cursar algún estudio en Automoción y descubrió que le gustaba. Mario ya ha trabajado pero su disposición hacía el trimestre de prácticas es positivo.

Mario reconoce que esta profesión es artesanal y que eso requiere “ganas, paciencia y no escatimar en horas”. Después de su instrucción militar, Mario no tiene miedo al trabajo duro y cree que “si eres bueno y estás dispuesto a hacer horas extras, es un trabajo bien remunerado”.

La respuesta de Mario a la pregunta sobre el plan de estudios y el nivel es sencilla y sabia: “el profesorado es bueno, tienen mucha experiencia; espero que lo que me han enseñado sea lo que realmente me voy a encontrar en el día a día, en la calle, en el taller”.

Una de las empresas que desde hace siete años tiene alumnos del IES Galileo en prácticas es “Ford Automóviles Antonio Jiménez S.A.”, en el Polígono de San Cristóbal. Allí encontramos al gerente, Rafael Rodríguez Peñas. Asegura que el hecho de tener a alumnos en prácticas ni complica ni aporta grandes beneficios a la empresa. Constata que en el sector se ha dado un periodo en el que apenas se encontraban aprendices y se habían jubilado un número importante de personas experimentadas. Ese hueco debe ser ocupado por otros.

La filosofía de este empresario es la de “dar oportunidades a los que están bien preparados y tienen ganas de trabajar”. La cualificación es cada vez más urgente y necesaria y “nos encontramos en un momento en el que te quedas atrás en cuanto a tecnologías y electrónica sin darte cuenta”, explica Rafael Rodríguez, desde el punto de vista del que ha de preocuparse de la formación de sus técnicos y empleados.

En estos siete años ha habido de todo en su taller, desde el alumno que se niega a pintar una puerta al que no sabe prácticamente hacer nada. Rafael es uno más que puede asegurar la falta de práctica con la que llegan, a pesar de la dotación de los centros educativos y de la preparación de los profesores “por supuesto que saben de los aspectos generales del sector pero en la práctica hay que enseñarles casi todo y estar a su lado”, explica.

La opinión del que no está en el aula es que “para poder llamarse oficiales de taller deberían pasar al menos dos años en un taller, enfrentándose a los problemas diarios”.

No deja de ser interesante para el docente conocer el enfoque del empresario, que aunque dispuesto a contratar gente –”de hecho, entre talleres hay una cierta guerra por conseguir oficiales, porque escasean” afirma este gerente de un taller de automóviles – también el empresario es sabedor de la actitud generalizada entre muchos estudiantes de grado medio que no están dispuestos a empezar desde abajo y se niegan o se resisten a realizar trabajos que ellos consideran duros. Rafael reconoce que es un problema de Educación, de los padres y del sistema educativo que no hace hincapié en el valor y realidad del esfuerzo y el trabajo.

Así, Rafael no deja de afirmar, que hay trabajo pero“no se encuentra a gente dispuesta a trabajar y dada la situación de avance tecnológico ya no puede cualquiera hacer tareas de taller, mantenimiento. Se requiere una formación o muchos años de experiencia. Pero la formación sola, no está bastando”.
La dificultad principal para el empresario es dar con la persona cualificada y dispuesta a trabajar, ya que el empleado es consciente de la demanda y del dinero que puede llegar a ganar.

Datos académicos

GRADO MEDIO
técnico en carrocería

Competencia general: realizar las operaciones de reparación, montaje de accesorios y transformaciones del vehículo en el área de carrocería, bastidor, cabina y equipos o aperos, ajustándose a procedimientos y tiempos establecidos, consiguiendo la calidad requerida y en condiciones de calidad.

Unidades de competencia
1. Instalador de lunas y montador de accesorios.
2. Chapista reparador de carrocerías de automóviles, maquinaria
de obras públicas y agrícola, vehículos pesados, motocicletas y material ferroviario.
3. PIntor de carrocerías de automóviles, maquinaría agrícola y de obras públicas, vehículos pesados, motocicletas y ferrocarriles.

Formación
(Duración 2000 horas; 1620 3n l3 centro y 380 en centro de trabajo).

Módulos profesionales (horas semana):
1. Elementos amovibles (7 horas/semana).
2. Elementos metálicos y sintéticos (8 horas /semana).
3. Elementos fijos (8 horas/semana)
4. Administración, gestión y comercialización en la pequeña empresa (3 horas/semana).
5. Seguridad en el mantenimiento de vehículos (2 horas/semana).
6. Preparación de superficies (10 horas/semana 1º y2º Trimestre).
7. Elementos estructurales del vehículo (9 horas/semana 1º y 2º Trimestre).
8. Embellecimiento de superficies (11 horas semana 1º y 2º Trimestre).
9. Formación en centro de trabajo (380 horas. 3º Trimestre).

Legislación
a) Enseñanzas mínimas. RD 1650/1994 (BOE 26/09/94).
b) R.D. por el que se establece el currículo. (24 KB.).
c) Currículo: RD 1665/1994 (BOE 3/10/94).

GRADO SUPERIOR
AUTOMOCIÓN

Competencia general: Organizar, programar y supervisar la ejecución de las operaciones de mantenimiento y su logística en el sector de automoción: automóviles, vehículos pesados, motocicletas, maquinaria agrícola y de obras públicas, diagnosticando averías en casos complejos, garantizando el cumplimiento de las especificaciones establecidas por la normativa y por el fabricante del vehículo.
Unidades de competencia
1. Jefe de taller.
2. Receptor/reparador de vehículos.
3. Encargado de taller.
4. Encargado de ITV.
5. Perito tasador de Vehículos.
6. Encargado de la sección chapa/pintura.

Formación:
Duración 2000 horas (1620 en el centro y 380 en un CFT).

Módulos profesionales (horas / semana).
1. Sistemas eléctricos, de seguridad y de confortabilidad (7 horas/semana).
2. Sistemas de transmisión de fuerzas y trenes de rodaje (6 horas/semana).
3. Motores térmicos y sus sistemas auxiliares(6 horas/semana).
4. Elementos amovibles y fijos no estructurales(6 horas/semana).
5. Administración, gestión y comercialización en la pequeña empresa (3 horas/semana).
6. Seguridad en el mantenimiento de vehículos (2 horas/semana).
7. Preparación y embellecimiento de superficies(10 horas/semana).
8. Estructuras de vehículos(6 horas/semana).
9. Gestión y logística de mantenimiento en automoción (8 horas/semana). 

0