LA NUEVA FP: SERVICIOS SPCIOCULTURALES Y A LA COMUNIDAD

Sercicios Socioculturales y a la Comunidad puede parecer una rama difícil de definir, pero se trata principalmente de educar de una forma alternativa. Se potencia, sobre todo, la asociación y otro tipo de recursos que tengan un carácter grupal. Los estudiantes de estos ciclos desempeñarán una labor de gran enriquecimiento personal en campos muy diversos, que van desde la infancia a los colectivos más desfavorecidos.
Miércoles, 27 de noviembre de 2002
0

La rama de FP de Servicios Socioculturales y a la Comunidad se nutre de alumnos muy especiales, futuros profesionales que trabajarán con distintos colectivos y que educarán a la sociedad atendiendo a una serie de valores, encaminados a construir mejores personas y a lograr la integración social de todos. María Victoria García Artal es la jefa del departamento encargado de este área en el IES “Barrio de Bilbao” (Madrid). Este departamento se compone de un profesorado activo y preocupado por combinar la enseñanza teórica con la práctica. —¿Qué aptitudes debe tener el alumnado de los ciclos formativos de Servicios Socioculturales y a la Comunidad?
—Tiene que ser una persona que se sienta educador y que, ante todo, tenga humanidad, porque trabajará con colectivos muy variados.
—¿Está adaptado el currículo a las necesidades del mercado productivo?
—El currículo es muy abierto y se deja un amplio margen al departamento para que elabore el proyecto curricular. El equipo educativo ha de ser el que se preocupe de investigar e innovar. Nosotros aquí intentamos salir mucho y realizar actividades, por ejemplo, charlas, jornadas o exposiciones. De todas maneras, como en todo, en esto trabaja el que mejor lo hace, entonces muchas veces no hay un perfil exacto y cada uno tiene que abrirse su campo profesional e ir viendo hacia dónde puede especializarse.
—¿Qué carencias se aprecian en los planes de estudio?
—Más que nada, la carencia es de tiempo, que es escaso para formar educadores. Pero si el ciclo se alargara, se perdería uno de los atractivos de la FP.
—¿Qué ventajas y desventajas tiene la FP frente a una carrera universitaria?
—Nada es incompatible y ambas opciones pueden complementarse. Tenemos alumnos de FP que después han seguido estudiando y también al revés, universitarios que están cursando FP. Lo bueno que veo en los ciclos formativos es que son algo vivo y actual, porque nos movemos más. Desde mi punto de vista, la universidad se ha quedado un poco anquilosada.
—¿Cómo se evalúan las prácticas?
—Las prácticas no llevan una nota, se les califica de apto o no apto, mediante un seguimiento de reuniones quincenales y unos partes semanales.

Para trabajar hay que moverse

“Nosotros queremos que los alumnos aprendan y conozcan cómo, desde una institución, se llevan a cabo programas de animación sociocultural. Por otro lado, también queremos que ellos desarrollen sus ideas y pongan en práctica algún proyecto. Combinamos el aprendizaje desde la práctica con la iniciativa personal. Además intentamos que conozcan la institución antes de venir a hacer las prácticas, por lo que vamos al módulo a explicárselo”. En estas palabras de Carlos López se resume la filosofía del Centro Cívico La Alhóndiga (Getafe), del cual es director.

Puede dar fe de todo esto Gema Gálvez, estudiante en prácticas en este centro cívico. Ella cursó el Ciclo Formativo de Grado Superior en Animación Sociocultural y aunque al principio era un poco reacia a la idea de pasar nueve meses de prácticas, trabajando sin cobrar, ahora declara que “estoy aprendiendo mucho, más incluso que con la teoría, aunque también depende de la suerte que tengas”. La suerte es que, en las prácticas, se “practique” de verdad y que no se sea utilizado como mano de obra barata. A este respecto Carlos López reconoce que “soy consciente de que en algunos sitios se explota a los estudiantes en prácticas, pero nosotros no queremos que sea así.
Creemos que hay carencias formativas, por lo que nos tomamos en serio el hecho de que la experiencia práctica que tengan en esta institución les sirva de aprendizaje real para su posterior vida profesional”. Gema Gálvez también opina que existen carencias y admite que “he echado en falta durante el primer curso una asignatura específica de Psicología y algo más de especialización, ya que esta es una profesión que abarca muchos colectivos”.

Carlos López, sin embargo, no cree que las carencias deriven tanto de los contenidos como de un problema estructural, ya que “la institución formativa teórica se dota de plantillas de las consejerías de Educación que a veces, desgraciadamente, no conocen a fondo lo que es la animación sociocultural. Yo creo que una parte del profesorado debería ser gente que esté trabajando al pie del terreno”. La opinión del director y la alumna acerca de las salidas profesionales de esta rama es muy similar. Gema sabe que “las salidas son pocas y mal pagadas. Además, un estudiante de administración, por ejemplo, tiene la posibilidad de quedarse en la empresa donde realiza las prácticas, pero aquí en el centro cívico, a lo mejor te puedes quedar llevando dos talleres, con un contrato de tres horas, y con eso no vives. Hay que moverse mucho, porque es difícil”.

Carlos López es consciente de ello y además resalta que “cuando se ofertan plazas públicas que tienen que ver con esta rama se exige una titulación universitaria de grado medio, con lo cual los TASOC (Técnicos en Animación Sociocultural) no pueden optar a ellas y a lo mejor un maestro sí”. Por este motivo, Carlos considera que sería positivo que esta titulación fuese una diplomatura y añade: “Hay más oportunidades laborales enfocadas a la vertiente comercial, pero no enfocadas a lo que es propiamente la animación sociocultural, que tiene un sustrato de fondo, donde la participación ciudadana, la formación personal y la transformación social tienen su peso”. Respecto a este asunto, Gema coincide con el director del centro cívico y piensa que “muchas veces se confunde lo que es animación sociocultural con la animación turística y lúdica, pero es mucho más que eso, es educar en valores, en respeto y en tolerancia con el fin de lograr la integración social de todos. Por ejemplo, haces una dinámica, y todos nos lo pasamos muy bien, pero además de eso, estamos inculcando un respeto a los demás”.

Datos académicos

GRADO SUPERIOR
ANIMACIÓN SOCIOCULTURAL
Competencia general: Programar, organizar, dinamizar y evaluar proyectos de intervención social encaminados al desarrollo social aplicando técnicas de dinámica de grupos y utilizando recursos comunitarios, culturales, de ocio y de tiempo libre.

Unidades de competencia:
1. Organizar y gestionar una pequeña empresa de actividades socioeducativas.
2. Organizar, dinamizar y evaluar proyectos de intervención comunitaria.
3. Organizar, dinamizar y evaluar proyectos de animación cultural.
4. Organizar, dinamizar y evaluar proyectos de animación de ocio y tiempo libre.

Formación (Duración 1.700 horas)
Módulos profesionales (horas currículo):
1. Organización de una pequeña empresa de tiempo libre (195 horas)
2. Desarrollo comunitario (195 horas)
3. Animación cultural (185 horas)
4. Animación de ocio y tiempo libre (185 horas)
5. Animación y dinámica de grupos (130 horas)
6. Metodología de la Intervención Social (95 horas)

EDUCACIÓN INFANTIL
Competencia general: Programar, intervenir educativamente y evaluar programas de atención a la infancia, aplicando los métodos de enseñanza y aprendizaje que favorezcan el desarrollo autónomo de los niños de 0 a 6 años, organizando los recursos adecuados.

Unidades de competencia:
1. Programar y evaluar los procesos educativos y de atención a la infancia.
2. Preparar, desarrollar y evaluar las actividades destinadas al desarrollo de hábitos de autonomía y a la atención de las necesidades básicas.
3. Preparar, desarrollar y evaluar proyectos educativos formales y no formales.

Formación (Duración 2.000 horas)
Módulos profesionales (horas de currículo):
1. Didáctica de la Educación Infantil (190 horas)
2. Autonomía personal y salud (190 horas)
3. Metodología del juego (195 horas)
4. Expresión y comunicación (190 horas)
5. Desarrollo cognitivo y motor (195 horas)
6. Desarrollo socioafectivo e intervención con las familias (125 horas)
7. Animación y dinámica de grupos (130 horas)

INTEGRACIÓN SOCIAL
Competencia general: Programar, organizar, desarrollar y evaluar las actividades de integración social, valorando la información obtenida sobre cada caso, determinando y aplicando las estrategias y técnicas más adecuadas para el desarrollo de su autonomía personal e inserción ocupacional.

Unidades de competencia:
1. Programar y evaluar las intervenciones de integración social.
2. Organizar y supervisar las actividades de atención a unidades de convivencia.
3. Entrenar al asistido en la adquisisción de habilidades de autonomía personal.
4. Supervisar las actividades de inserción ocupacional.

Formación (1.700 horas)
Módulos profesionales (horas currículo)
1. Contexto y metodología de la intervención social (160 horas)
2. Atención a las unidades de convivencia (160 horas)
3. Habilidades de autonomía personal y social (225 horas)

Otros: INTERPRETACIÓN DE LA LENGUA DE SIGNOS 

0