fbpx

Ricardo Santos, secretario general de la Federación de Enseñanza de CSI-CSIF: “La Ley electoral es perversa y perjudica a los funcionarios”

Traemos a nuestras páginas a los cinco líderes de los sindicatos más representativos a nivel nacional tras las elecciones celebradas el pasado 4 de diciembre en la escuela Pública. En esta ocasión le toca el turno a Ricardo Santos, secretario general de la Federación de Enseñanza de CSI-CSIF.
Miércoles, 19 de February de 2003
0

Aunque es manchego de nacimiento, reside por motivos de trabajo entre Granada y Madrid desde hace ya algún tiempo. Amante de la naturaleza, entre sus vicios confesables destaca el montañismo y el café.

—¿Qué valoración se hace desde este sindicato sobre los resultados de las elecciones del 4 de diciembre?
—Como factor novedoso ha estado la proliferación de organizaciones, unas 29, por lo que la dispersión del voto ha sido esta vez mucho mayor y ha incidido de manera negativa en las organizaciones ‘tradicionales’.

—¿Se puede decir que estas elecciones han sido como un plebiscito frente a la Ley de Calidad?
—No. No lo creemos en ningún caso, porque mientras CCOO y STE han mejorado ligeramente, UGT y ANPE han caído. Sólo CSI-CSIF se ha mantenido. Es decir, que han empeorado tanto los resultados tanto de FETE-UGT, contrario a la LOCE, como de ANPE, que apoyaba la Ley.

—¿Por qué ese recelo a qué aparezcan nuevos interlocutores sociales?
—Son como hongos que aparecen por doquier: APS, Apia, UCDL… Está claro que no todas las organizaciones pueden ser interlocutores ni tener más de un 10% de representación.

—¿En cuántas CCAA tiene implantación CSI-CSIF?
—La verdad es que nuestra implantación es muy irregular. Por ejemplo, hemos bajado hasta 18 delegados en Andalucía debido a una escisión de nuestro sindicato en esa autonomía, pero contamos en total con 189 delegados. Y tenemos representación en todas las CCAA salvo el País Vasco y Baleares. De hecho, hemos ganado delegados en Aragón y en Extremadura. En 9 provincias en total.

—Con estos resultados, ¿revisarán su línea ideológica sindical?
—Creemos que hay que hacer una revisión de la política educativa porque cambia mucho. No sólo por la sustitución de Logse por LOCE, sino también por elementos como la inmigración, etc. La revisión de la línea ideológica debe ser constante.

—¿Qué opinan del proceso que ahora comienza con las elecciones en la enseñanza Privada?
—Nosotros somos un sindicato profesional. Defendemos al profesorado de la Pública para lo bueno y para lo malo. Sin otros intereses y asumimos el coste electoral que tiene eso. No obstante, vemos la dinámica electoral como un proceso injusto y perverso porque mientras unos 300.000 docentes (los de la Pública) eligen unos 1.700 delegados, los 80.000 profesores que “a grosso modo” tiene la Privada eligen a más de 6.000 delegados. Los números cantan. La Ley está hecha para perjudicar a los funcionarios.

—¿Beneficia la Ley de Calidad a la escuela Pública?
—Actualmente son necesarios tanto el sistema Público como el Privado Concertado, pero creemos que no se puede perjudicar a la Pública porque no se le dan las mismas oportunidades que se da a la Privada, que normalmente rehuye zonas rurales y zonas marginales. Eso implica hacer guetos escolares con los inmigrantes.

—Entonces, ¿la LOCE perjudica a la Pública?
—Entendemos que sí porque potencia la concertación de la Privada en vez de invertir en la escuela Pública, sobre todo en lo que se refiere a la Educación Infantil.

—¿Creen que el Ministerio de Educación y Cultura está haciendo dejación de sus funciones en lo que respecta a liderar un único sistema educativo en todo el país?
—La verdad es que la Administración no está asumiendo su responsabilidad de liderar Educación, Sanidad y Justicia, que son los tres aspectos que vertebran el Estado, pero lo que no se puede permitir es que se privatice el sistema educativo.

—¿Y cuál debe ser entonces el papel de las Consejerías de Educación de las distintas comunidades?
—Según nuestra Constitución el sistema es único, pero hay ciertas comunidades que toman ciertas competencias que no le corresponden, cuando deben limitarse a adecuar el sistema educativo en su territorio competencial. No puede ser que en una Comunidad determinada las retribuciones del profesorado sean distintas que en otras. Y lo mismo ocurre con los temas de contrataciones, conciertos o libros de texto, que en algunas autonomías son gratuitos y en otras no.

—¿Qué es lo que no está funcionando entonces?
—Debe ser la Alta Inspección la que consagre la igualdad de oportunidades, pero en nuestro país está fallando porque la Inspección se ha politizado enormemente. Falta un mecanismo jurídico coherente que compense las desigualdades territoriales.

—¿Afecta eso a la movilidad de los alumnos no universitarios?
—Claro, porque un alumno que por el motivo que sea se tiene que trasladar de una comunidad a otra está condenado a perder un año académico. Ahora mismo, el sistema sufre un gran desequilibrio entre escuela Pública y escuela Privada. Así condenamos a los españoles a ser desiguales.

—¿Qué opinan de poner en vigor una Ley que no cuenta con ningún tipo de financiación?
—Lo más grave es que la financiación del sistema educativo dependa de únicamente de unas trasferencias de presupuestos que no tienen carácter finalista, de tal modo que si en La Rioja deciden que el dinero se va a destinar en su mayor parte a crear un centro de formación superior porque eso redundará en un mayor prestigio de la Comunidad de La Rioja, que hasta ese momento no tenía universidad, lo que es la enseñanza no universitaria queda bajo mínimos, sin ningún tipo de financiación y eso no puede ser. Debería haber alguna Ley que obligara a las comunidades autónomas a invertir en Educación.

—¿Qué le piden a Pilar del Castillo ahora que comienza el desarrollo para la aplicación de la Ley?
—Lo primero es que el Ministerio de Educación y Cultura convoque la Mesa Sectorial. Aunque se haya aprobado la LOCE hay que desarrollar más o menos 30 decretos y muchos de ellos afectan al profesorado. Para nosotros es de especial importancia la regulación con carácter estatal del Concurso de Traslados, que sea único y abierto.

—¿Creen que no ha habido suficiente debate?
—No nos gusta el sistema de conocer las novedades por rumores o por la prensa, pero lo de que no haya habido debate no es cierto porque mientras la Logse tuvo una única reunión de la Mesa Sectorial, la LOCE ha tenido cuatro.

—¿Está dispuesto CSI-CSIF a negociar todos los temas?
—Todos, aunque sea para decir que no estamos de acuerdo. Insistiremos, sobre todo, en potenciar la carrera docente del profesorado, que se recupere su ilusión y su motivación a través de tutorías retribuidas, e incluso mediante una promoción de tipo horizontal, etc. 

0