“Es más fácil perderse que aburrirse con mis obras”

El hábito lector no es una tarea improvisada y quizá por ello es necesario hacer hincapié durante la infancia y la juventud en que los más pequeños opten por tebeos, cuentos, ensayos, novelas...
CARE SANTOS hace que la lectura sea pura diversión.
Miércoles, 19 de marzo de 2003
0

Autor: Marta SERRANO

Es muy joven, del 70, estudió Derecho, aunque hasta poder vivir de la Literatura utilizó la prensa, y aún hoy colabora puntualmente con los medios de comunicación como crítica literaria. En su haber tiene premios como el Gran Angular y recientemente ha ganado el Premio Edebé de Literatura juvenil.

—¿Escritora por circunstancias o por vocación ?
—Por vocación, sin duda. ¿Es qué se puede ser escritor por otros motivos?

—¿Qué es lo más difícil a la hora de dirigirse al público infantil y juvenil?
—Aún no he escrito para el público Infantil. Es una asignatura pendiente, como la poesía, a la que llegaré, pero poco a poco, porque es más complicado escribir para los más pequeños. En cuanto a los lectores a partir de 14 ó 15 años, no creo que se diferencien mucho de los lectores adultos, así que lo único que tengo en cuenta es que los libros no sean nunca aburridos. De hecho, mis obras pueden pecar de muchas cosas, pero tienen tanta acción que es más fácil perderse que aburrirse con ellas.

—Si los lectores no se diferencian, ¿es justo clasificar los libros en colecciones para niños, jóvenes, etc.?
—Creo que muchas veces los editores son los enemigos de los escritores. En ese sentido, etiquetan los productos para tratar de convertirlos en “long-sellers”, y si no etiquetan más es porque no pueden.

—¿Es un mercado difícil o aún caben nuevos autores?
—Es un mercado peculiar, un mercado de mujeres, sobre todo el de las editoras. Sin embargo, yo estoy de acuerdo con Ana María Matute cuando dice que “las mujeres estamos llegando a casi todos los niveles de la Literatura excepto al reconocimiento académico”. En cuanto a los nuevos autores, es verdad que hay muchos escritores, quizá por la facilidad que existe para publicar, pero hay nombres que desaparecen, que sólo publican un libro en toda su vida. Y publicar un libro no significa que seas escritor. Hace falta mucho esfuerzo y tesón Así que, aunque haya muchos autores no se puede decir que todo lo que se escribe sea de calidad.

—Pero, ¿por qué leen los jóvenes tan poco?
—Porque a esa edad hay muchísimas cosas que hacer que les llaman mucho más la tención como salir a ligar, estar con los amigos, ver la televisión. Es algo normal. Yo creo que leer es como subir una escalera. Tú llegas al escalón 25 o te quedas en el 12, pero eso no depende sólo de la edad sino de muchos factores: de tu formación, las circunstancias personales, etc.

—¿Se llama más la atención de los jóvenes con obras divertidas?
—Sí, la lectura debe ser, ante todo, algo divertido. Incluso hay muchos lectores adultos a los que les fascinarían las lecturas para jóvenes, aunque tiene que haber oferta para todos.

—¿Hasta qué punto son compatibles las nuevas tecnologías los libros en formato tradicional?
—Todos los formatos son compatibles y además, es que son muy necesarias, son un avance siempre que las apliques bien y, en el caso de mi profesión, Internet ha cambiado nuestra manera de trabajar y de vivir, hasta el punto que yo podría vivir antes sin una tarjeta de crédito que sin conexión ADSL a la Red.

—Además, usted deja que los jóvenes participen en sus obras…
—Sí. Hay un foro en mi página web donde los jóvenes pueden responder a una serie de preguntas que les planteo. Lo hice así para escribir Laluna.com, que es un homenaje a la historia del Cyrano de Bergerac y ahora repito: les pregunto qué les da miedo y espero que las respuestas sean terroríficas…

Un perfil…

A punto de ser madre por segunda vez, CARE SANTOS vive centrada en su familia y la Literatura. Cree que la imagen del escritor bohemio es sólo un estereotipo y sobreviviría antes sin tarjeta de crédito que sin conexión ADSL a Internet. Las nuevas tecnologías son sus aliadas e incluso parte de sus fuentes de inspiración. Para participar en sus obras sólo hay que conectarse a www.caresantos.com 

0