fbpx

Infatigable, sesuda, cercana... y gran cinéfila

Una trabajadora incansable, una investigadora nata. María Jesús San Segundo Gómez de Cadiñanos tiene un nombre largo para una mujer que es aparentemente sencilla. Adjetivos como los de discreta o prudente son los que primero vienen a la cabeza de quienes mejor la conocen: sus alumnos, sus amigos y sus compañeros de trabajo.
Miércoles, 14 de abril de 2004
0

Autor: Marta SERRANO

La Próxima ministra de Educación lidiará con temas de diversa índole. Viejos temas, por una parte, en el sentido de que son asuntos conocidos por ella desde hace tiempo. Y nuevos temas, porque se enfrentará a un Ministerio difícil, con una estructura tan nueva como diferente de la actual. Le esperan también las loas y críticas por la paralización de la Ley de Calidad (LOCE) de un colectivo harto de cambios y deseoso de una ordenación académica clara. Y por si fuera poco, la comunidad educativa clama además por un Pacto de Estado por la Educación para el bien de padres, profesores y, sobre todo, de los alumnos.
Experta en Economía y en Universidad, donde se ha movido hasta ahora como pez en el agua, la futura ministra, María Jesús San Segundo Gómez de Cadiñanos, vive, en buena medida, para el trabajo. Soltera y sin hijos, los que la conocen la definen como una gran profesional, lista, trabajadora incansable y una persona extremadamente prudente.

Celosa de su vida privada, parece que María Jesús San Segundo no quiere dar un paso en falso antes de ser nombrada ministra oficialmente. Aunque dicen de ella que es una gran cinéfila, es además una persona muy afable y cercana (así al menos la describen antiguos alumnos a los que suspendió –lo cual tiene su mérito–). Sus, jefes, sus compañeros y hasta buena parte de sus alumnos coinciden en que será una buena ministra.

Ante todo, discreta

Con la prensa prefiere guardar la mayor discreción posible. Desde que su nombre apareciera en las quinielas de José Luis Rodríguez Zapatero para formar gobierno, no ha vuelto a la Carlos III, al menos a las aulas, y no quiere saber nada ni de cámaras, ni de fotógrafos o periodistas, de quien hasta ahora escapa siempre que puede.

Se supone, eso sí, que hasta que el nombramiento sea oficial está perfilando sus líneas de actuación y los nombres de quienes serán sus más estrechos colaboradores.

En este sentido, fuentes del Partido Socialista han confirmado a MAGISTERIO que, aunque no está afiliada, sí ha estado trabajando de manera puntual para este partido desde que entre 1994 y 1996 fuera asesora del secretario de Estado de Universidades e Investigación, en el mismo Ministerio del que ahora será titular.

Fue una de las ponentes del Informe Bricall sobre el Estado de la Universidad española junto a otros catedráticos y profesores universitarios, para exponer la situación de la Universidad española y denunciar lo que no funcionaba justo antes de que se gestara la Ley Orgánica de Universidades (LOU), que acabaría con la LRU.

Conocedora de la ESO

Pero ser vicerrectora de la Carlos III no le ha impedido conocer otros ámbitos del sistema educativo porque es también una gran conocedora de la Educación no universitaria y de la política educativa. Destacan sus investigaciones sobre centros de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO), especialmente en temas de financiación, así como otros estudios en torno a la decisión de los jóvenes sobre su orientación futura de tipo profesional.

La sucesora de Pilar del Castillo al frente de la cartera de Educación conoce bien el programa político que tendrá que cumplir, pues ella ha sido en los últimos meses una de las artífices de muchas de las propuestas que contiene dicho programa electoral, ya que ha colaborado en su redacción.

Sergio Rodríguez, alumno de la futura ministra: “Está volcada en su trabajo. Sabe. Es una gran profesional”

Sergio Rodríguez ha sido quizá uno de los últimos estudiantes madrileños que pueden presumir de conocer a la futura ministra de Educación.

—¿Cuándo ha sido tu profesora?
—Lo ha sido durante el primer cuatrimestre del curso 2003-04 y me daba clase de Economía de la Educación, en 4º de Economía, en la Universidad Carlos III de Madrid.

—¿Cómo es en el aula?
—Es una persona muy cercana al alumno y la gente la escucha. En las clases todos atendíamos para seguir las explicaciones. En cuanto a la metodología, empleaba su libro en las clases. Llegaba al aula y retomaba las explicaciones siempre siguiendo el texto, “Economía de la Educación”, del que era autora.

—¿Dejó ver a los alumnos su orientación política en algún momento?
—Nunca. Muchos profesores utilizan los púlpitos muchas veces para ‘adoctrinar’ sobre sus ideas. Vamos, que las dejan claras, pero ella no es así.

—Sin embargo, os pasaba encuestas…
—Sí. la participación era muy importante en las clases e igualmente ella, que además era vicerrectora de la Universidad; nos pasaba encuestas sobre la Educación en general.

—¿De qué iban esas encuestas? ¿En qué se basaban las preguntas?
—Eran cuestionarios muy largos con preguntas muy distintas tales como qué nos parecía la Universidad, qué pensábamos de las leyes educativas o qué presupuesto debería invertir nuestro país en Educación.

—¿Supisteis en algún momento que participó en el Informe Bricall?
—No. Ni idea.

—¿Te parece una buena candidata para ministra?
—Sí. Conoce el tema y Está volcada en el trabajo. ¿Quién mejor?

BREVE BIOGRAFÍA DE LA MINISTRA

1 Pucelana. Nació en Medina del Campo (Valladolid) el 25 de marzo de 1958. Está soltera y no tiene hijos.

2 Economista. Es licenciada en Ciencias Económicas en la Universidad del País Vasco (Bilbao), en 1980. Obtuvo Premio Nacional de Terminación de Estudios.

3 Master. En 1982 completó el Master en Economía en la Universidad de Princeton (New Jersey), donde obtuvo el Doctorado en Economía en 1985, con una tesis titulada “Empirical Studies of Quality of Scholing”.

4 Becaria. Fue becaria del centro de Formación del Banco de España entre 1982 y 1984.
5 Docente. Conoce bien el sistema educativo. Ha sido profesora titular de Economía en las universidades del País Vasco y la Carlos III de Madrid.

6 Política. Hizo sus primeros pinitos en la política en los años 90. Entre 1994 y 1996 fue asesora del secretario de Estado de Universidades e Investigación.

7 Vicerrectora. Entre 2000 y 2003 ha sido vicerrectora de estudiantes de la universidad Carlos III de Madrid, aunque el curso 2003-04 siguió dando sus clases en el primer trimestre al menos.

8 Otros cargos. En la actualidad es vicerrectora para la Convergencia con el sistema universitario europeo, y vocal del Consejo de Coordinación Universitaria, a propuesta del Parlamento, concretamente del PSOE, para quien ha trabajado de forma puntual, aunque no está afiliada al partido.

 

0