fbpx

Pequeños solidarios

El voluntariado es un movimiento que está tomando fuerza desde hace algunos años, su intención no es otra que convertirse en el motor de cambio, en el principio de un mundo más justo. Los valores del voluntariado y de la solidaridad son la posibilidad, especialmente para muchos niños y jóvenes, de comprometerse con un futuro mejor. Pero a muchos chavales les surge siempre la misma duda: ¿cómo empezar?, ¿a dónde acudir para despejar todas estas inquietudes?
Miércoles, 26 de January de 2005
0

Autor: Belén BRITO

Tragedias como la del Prestige o los tsunamis son ejemplos que mueven a miles de ciudadanos, sobre todo a jóvenes, a realizar tareas de voluntariado. Día a día observamos diversas injusticias sociales en nuestro entorno, y cada vez aumentan las ganas de querer transformar este mundo. Como respuesta a ello surge el voluntariado, miles de personas que dedican parte de su tiempo en la consecución de una sociedad más justa y equitativa.

En un primer momento puede sonar muy utópico, otro sueño de los altruistas. Por ejemplo, el concepto de ser voluntario se reduce a la idea de “una persona integrada en una organización que realiza una labor humanitaria y no percibe salario”. No obstante, el voluntariado encarna una serie de valores fundamentales e interioriza habilidades sociales para poder desarrollarlo. Además, se rige por un Código Ético del Voluntariado, el cual otorga las señas de identidad al grupo y va más allá de una lista con deberes y normas.

En España existen más de 15.500 ONG y 735.000 voluntarios, todos ellos distribuidos en 25 sectores sociales diferentes. Asimismo, el gobierno no ha querido dejar de lado esta área y elaboró el II Plan Estatal del Voluntariado, el mismo que se aplicó entre el 2001 y el 2004. Actualment se está ala espera de otro plan.

Precisamente existen personas muy interesadas en acercar cada día la experiencia del voluntariado a más niños y jóvenes, una experiencia que les puede cambiar la perspectiva de vida. Múltiples proyectos se vienen ejecutando para vincular a los niños y jóvenes en el mundo del voluntariado, son planes para sensibilizar a los más pequeños.

Participación de niños

El abanico de proyectos dirigidos a la promoción del voluntariado entre niños y adolescentes es basto y se ha convertido en una constante en las ONG. La Fundación Iuve ha elaborado un CD como puente entre los jóvenes y las ONG. Es una herramienta muy útil y que ofrece información sobre qué es el voluntariado, cómo ser voluntario y dónde se puede hacerlo, conteniendo una amplia base de datos. Se ha distribuido gratuitamente por diferentes ciudades de España, gracias al “autobús solidario”. Por otra parte, se dedica un apartado al análisis de las áreas sociales más necesitadas de voluntariado por parte de las Comunidades Autónomas.

Proyectos desarrollados

Diferentes campos se trabajan con los niños. Por ejemplo, en Médicos del Mundo se actúa en el Proyecto de sensibilización en la zona sur de Madrid, desde allí intentan intervenir en centros con alumnos de 12 a 17 años para educar en valores. Esto lo efectúan a través de dinámicas durante el horario de tutoría, por ejemplo, un juego de sillas para visualizar el desequilibrio en el mundo, o explicar los derechos humanos. Sol Martínez, colaboradora del proyecto, expresa que son ya tres años en los que se anima a participar a los niños en el voluntariado. Cuando hay inquietudes entre los chavales, se les recomienda acudir a centros de jóvenes para hallar una acción adecuada a su edad.

Otro globo es posible, un plan que intenta acercar el concepto de interculturalidad a los niños mayores de 12 años. Como explica Raquel, coordinadora del programa, se trata de un taller que pretende buscar que los niños asimilen las desigualdades del mundo, a través de diferentes actividades.
El fomento del Comercio Justo se desarrolló en los colegios de Vitoria y tuvo gran éxito, por lo que también se extendió a los campamentos de verano. Las dinámicas van desde hacer bolsas de papel hasta observar la etiqueta de la ropa para percatarse de su origen. Se procura dar a conocer las tiendas de comercio justo, a través de los más pequeños de casa.

En primera persona: El autobús solidario

Tal vez habían pasado ya las ocho de la tarde, esa hora en la que Madrid se convierte en un enorme claxon formado por miles de conductores malhumorados que desean llegar lo antes posible al reconfortante sillón. Y en la calle San Bernardo, un autobús parado en doble fila. Esta no es la historia de un autobús de la EMT averiado y nada tiene que ver con el estrés de la gran ciudad. Hoy en esta calle se inicia una historia que no tendrá final hasta dentro de 16 días.

Es un relato poco habitual que, sin duda, merece la pena contar. Para Joaquín Castillo y el resto de monitores, comenzaba la aventura de llevar a los niños, jóvenes, adultos y ancianos de este país la ilusión de dar algo sin recibir dinero, de ayudar a alguien sin un interés de por medio. Para lograrlo habríamos de recorrer media España, llevando la idea del voluntariado como una forma distinta de concebir las relaciones humanas y que en España ya cambia la vida a más de 700.000 personas, por lo que debería ser conocida por todos y cada uno de nosotros. Chicos y chicas.

Y ya estaba todo preparado. El autobús listo, al igual que el conductor Pedro y el resto de mis compañeros y monitores del viaje Nadia, Lorena, Ana y Joaquín. Juntos iniciamos el periplo con el “autobús solidario”, el cual llevaría a las escuelas del sur de España la alternativa que supone el voluntariado.

El reto de cada día era explicar cómo entender y abordar el voluntariado, dependiendo de la edad, inquietudes y condición del grupo que íbamos encontrando en el camino. Y después de repartir más de tres mil CD del voluntariado, nos queda la sensación de por lo menos haber llamado a la puerta de miles de personas en España para que se detengan a pensar que existe otra forma de hacer las cosas. Una forma de vida gratificante no por lo que se cobra pero sí por el alto grado de ayuda a los demás.

Valores del solidario

1. Gratuidad: Los voluntarios no ponen precio a su trabajo.
2. Organización y colaboración: Trabajar por un mismo fin.
3. Compromiso: Una acción dirigida al futuro, ya que se mantiene.
4. Respeto: Sentimiento que una persona siente frente a otra.
5. Solidaridad: Buscar el bien común, cuando nos percatamos que no somos seres aislados.
6. Agradecimiento: Interna satisfacción del deber cumplido.
7. Justicia: No sólo busca actuar sobre efectos de injusticias, sino soluciones.
8. Sensibilización: Dar a conocer lo que se hace para integrar a más.
 

0