fbpx

Las máquinas de bebida y comida grasienta saldrán de los colegios

La ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, presentó la Estrategia NAOS con medidas drásticas, con el fin de frenar la tasa de obesidad infantil.
Miércoles, 16 de February de 2005
0

Autor: Marta SERRANO

Las máquinas expendedoras de comidas y bebidas no podrán instalarse en lugares de fácil acceso para los alumnos de Infantil y Primaria, no llevarán publicidad e incluirán productos que favorezcan una dieta equilibrada. La industria aplicará un código de autorregulación para la publicidad de alimentos y bebidas destinados a menores de 12 años, las franjas horarias de emisión y el modo de presentación de los productos.

Asimismo, se reducirá el porcentaje de sal en la elaboración del pan, pasando del 2,2% actual al 1,8% en cuatro años; se reducirá también el contenido en sodio y en grasas de los alimentos; y se incluirá información nutricional en las etiquetas de los productos y en los menús de los restaurantes.

Se constituirá un Observatorio de la Obesidad, en el que participarán comunidades autónomas, ayuntamientos, sociedades científicas, asociaciones, fundaciones y sector privado, para analizar periódicamente la prevalencia de esta enfermedad y el seguimiento de la Estrategia.

Estas son las principales medidas de la Estrategia NAOS (Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad), presentada la semana pasada por la ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, con el fin de mejorar los hábitos alimenticios e impulsar la práctica regular de la actividad física entre todos los ciudadanos, poniendo especial atención en la prevención durante la etapa infantil y juvenil.

Cifras preocupantes

En nuestro país, el índice de obesidad entre la población adulta es del 14,5% mientras que el sobrepeso asciende al 38,5%. Esto quiere decir que uno de cada dos adultos presenta un peso superior al recomendable. Este hecho es más frecuente en mujeres (15,7%) que en hombres (13,4%). También se ha observado que la prevalencia de la obesidad crece conforme aumenta la edad de las personas, alcanzando cifras del 21,6% y 33,9% en varones y mujeres de más de 55 años, respectivamente.

Más preocupantes son las cifras de obesidad y sobrepeso infantil y juvenil (de 2 a 24 años). El 13,9% de esta población es obesa y el 26,3% tiene sobrepeso. En este grupo de edad, la prevalencia de la obesidad es superior en varones (15,6%) que en mujeres (12%). Las mayores cifras se detectan en la prepubertad y, en concreto, en el grupo de edad de 6 a 12 años, con una prevalencia del 16,1%.

En comparación con el resto de países de Europa, España se sitúa en una posición intermedia en el porcentaje de adultos obesos. Sin embargo, en lo que se refiere a la población infantil, nuestro país presenta una de las cifras más altas, sólo comparable a otros países mediterráneos. En los niños españoles de 10 años la prevalencia de obesidad es sólo superada en Europa por los niños de Italia, Malta y Grecia.

La región noreste de España presenta las cifras más bajas, mientras que la zona sur, y en concreto Murcia, Andalucía y Canarias, sufren las cifras más altas de obesidad. Además, la probabilidad de padecer sobrepeso y obesidad es mayor en las áreas rurales que en las zonas urbanas. También es más frecuente entre la población con un menor nivel socioeconómico y educativo.

Entre las medidas diseñadas por la estrategias NAOS para este ámbito familiar está previsto realizar campañas informativas y acuerdos con los medios de comunicación y con las empresas de ocio y entretenimiento para fomentar hábitos saludables de alimentación y de práctica de ejercicio físico; distribuir el manual La alimentación de tus hijos, editado por el Ministerio de Sanidad y Consumo; y crear una página web Embárcate en la NAOS, destinada a ofrecer novedades sobre las distintas iniciativas en marcha, recomendaciones nutricionales y sobre actividad física, etc.

Ámbito escolar

En el ámbito escolar, se propone incluir en el currículo académico conocimientos y habilidades relativos a la alimentación y la nutrición. Estas nociones no sólo pueden estar comprendidas en asignaturas específicas (Ciencias Naturales, Sociales y Educación Física) sino también formando parte de otros contenidos (Educación para la ciudadanía, etc.). Esta medida requiere una acción normativa impulsada desde el MEC y las CCAA.

Asimismo se reforzará mediante talleres o actividades extraescolares la iniciación de los escolares en el mundo de la gastronomía, aprendiendo a comprar alimentos, prepararlos y cocinarlos. También se incluirá en los cursos de formación del profesorado materiales didácticos.

0