fbpx

Un 80% de docentes de Secundaria detecta comportamientos negativos

Los profesores consideran que las conductas agresivas más habituales entre los alumnos son el insulto (41,5%) y el aislamiento social(39,3%). Los robos son más percibidos por las víctimas.
Miércoles, 9 de February de 2005
0

Autor: Miriam BLÁZQUEZ

La conflictividad en las aulas siempre ha formado parte de la vida escolar, pero parece que en los últimos años esto va en aumento. Tal vez esta preocupación esté justificada debido a los numerosos casos que se han conocido durante lo que llevamos de curso escolar. Desde el caso de Jokin, el menor de 14 años que debido a los continuos abusos de los que era víctima acabó suicidándose, los casos de violencia en los medios de comunicación social no han hecho más que dispararse, debido a un efecto ya clásico.

En Murcia, el Tribunal Supremo dictó una novedosa sentencia, en la que condenaba al MEC a pagar más de 256.000 euros a un alumno que sufrió graves daños físicos y psíquicos por una novatada sufrida hace 13 años. En esta sentencia se establecía que Educación era responsable subsidiario de las consecuencias de la novatada por no haber presentado los profesores la debida atención para evitar el suceso.

Pero también se han dado casos en los que eran los profesores las víctimas de sus propios alumnos. Uno de los casos más recientes ha sucedido en Fuengirola, donde un grupo de alumnos acorralaron a uno de los profesores increpándole e insultándole. Ésto fue la gota que colmó el vaso, y varios profesores de otros institutos firmaron un manifiesto para demostrar su apoyo con la víctima.

Los alumnos no son los únicos que atacan a los profesores. También se han dado casos en los que los propios padres han agredido o insultado a profesores. El último suceso conocido ocurrió la semana pasada en un colegio público de Madrid, donde fueron agredidos la directora del centro y la jefa de estudios.

Debido a todas estas situaciones conflictivas, el Centro de Innovación Educativa y el Instituto de Evaluación y Asesoramiento Educativo (CIE-Idea), han presentado la encuesta titulada La opinión de los profesores sobre la convivencia en los centros, como continuación de un estudio realizado desde 2003 que abordaba la valoración que sobre este tema hacían alumnos y padres. En este caso son los profesores los que muestran una escasa confianza en las relaciones entre padres e hijos, creen que la comunicación entre ellos ha disminuido, al igual que la convivencia en la familia.

Los datos han sido recogidos por Álvaro Marchesi y su instituto Idea con su sistema habitual: no hay selección aleatoria de centros, y la presentación de los resultados es cuanto menos confusa. Lo decimos para que estén prevenidos y contextualicen los datos.

Y los datos son…

Lo más destacable es que el 80% de los docentes de Secundaria detecta comportamientos negativos en los alumnos, aunque sólo un 24,5% de los estudiantes reconocer haber tenido alguna vez comportamientos que han impedido dar clases a sus profesores y el 16,8% afirma haberles faltado al respeto.

Las agresiones a los docentes son raras (5,2% según los docentes y 2,3% según los alumnos), aunque cuando se producen generan una enorme alarma.
No hay que olvidar tampoco que muchos profesores acusan a sus colegas de ridiculizaciones (22,6%) o tener manía a algún alumno (14,4%). Incluso, a veces los propios alumnos, entre quienes se disparan estas cifras hasta un 38% y un 50,3% respectivamente, afirman sufrir algún tipo de agresión física por parte de sus profesores.

Causas y soluciones

Los encuestados comparten que la presencia de alumnos conflictivos es una de las causas principales de la conflictividad. No obstante, para los profesores, la permisividad que los padres es determinante en la conflictividad en los centros. Padres y alumnos no dan importancia a esta cuestión.

En cuanto a las relaciones entre profesores y alumnos, cada uno tiene una percepción distinta. Los alumnos creen que la resolución de conflictos no se hace de forma justa, pues opinan que los profesores actúan con favoritismo, según el alumno.

En una de las pocas preguntas que coinciden los tres colectivos es la relacionada con la responsabilidad que tienen los profesores en las situaciones conflictivas. Padres, alumnos y profesores exculpan a estos últimos de la responsabilidad por los conflictos que existen en los centros.

Las agresiones físicas y las amenazas son minoritarias

Las agresiones entre alumnos son los problemas más frecuentes en la convivencia escolar. Al preguntar a los profesores sobre el tipo de agresiones más frecuentes entre alumnos, sus respuestas siguen un orden similar al de los agresores. Los alumnos tienden a insultar o rechazar, mientras que las agresiones físicas y amenazas son minoritarias. Sin embargo, los profesores le dan una mayor importancia al destrozo o robo de material; del mismo modo que las víctimas, que le dan una valoración incluso superior que los profesores. 

0