fbpx

Una escuela para 25

A cuatro días para el referéndum consultivo sobre la postura de España frente al “Tratado por el que se instituye una Constitución por Europa”, los ánimos se van caldeando y las fuerzas políticas se entregan con tesón el sprint final de esta atípica campaña para intentar atraer a la mayor masa social posible hacia su postura: SÍ o NO.
Miércoles, 16 de February de 2005
0

Autor: Marta SERRANO
Javier ORTEGA

La ministra de Educación, María Jesús San Segundo, aseguró en Plasencia que el próximo día 20, en el referéndum sobre la Constitución Europea, “se pondrá en juego el futuro de las nuevas generaciones” y afirmó que “no tiene ninguna duda de que los jóvenes españoles acudirán a las urnas”.

San Segundo, que protagonizó junto al secretario general del PSOE de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, el acto central de la campaña del PSOE en Plasencia, indicó que la Constitución Europea es una “oportunidad sobre todo para los jóvenes”.

En el caso concreto de la enseñanza, la ministra explicó que el texto introduce novedades importantes “como es el concepto de que todos tenemos derecho a la Educación a lo largo de la vida” o Lifelong-learning.

En este sentido, hizo hincapié en el reto que supone la construcción del Espacio Europeo de Educación Superior y en el hecho de que la nueva norma reconozca los derechos de los estudiantes, profesores e investigadores a la libre movilidad por todo el continente.

San Segundo insistió además en que la Constitución Europea consolidará las políticas de Educación e Investigación en las que ha trabajado en los últimos tiempos la UE, “que han permitido, gracias a los fondos estructurales, la construcción de centros de Formación Profesional, centros de Secundaria, bibliotecas o infraestructuras científicas”.

Por su parte el secretario general del PSOE extremeño, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, aseguró que “para no ser como Ibarretxe, para no coincidir con ETA ni con nacionalistas rancios, para hacer a Europa, España y Extremadura más fuertes, os pido que vayáis a votar el día 20”. Rodríguez Ibarra comparó la situación en la UE con la que se vive en España con los nacionalismos y afirmó que “si no votamos sí, nos van a decir lo mismo que nosotros a Ibarretxe, que sólo quiere estar en España para recibir”, y añadió que hubiera preferido que el lema del PSOE hubiera sido “no sea ud. Ibarretxe, vote sí”.

De igual forma, ironizó con el hecho de que son pocos los que conocen el texto en profundidad, “pero –dijo–, aunque nadie se haya leído el Plan Ibarretxe, todo el mundo sabía que había que votar que no, ya que, se intuye que no hay nada bueno detrás”.

Al margen de razones políticas más o menos salidas de tono, lo cierto es que la comunidad educativa está de enhorabuena porque en este ámbito el Tratado es especialmente flexible y respetuoso. De hecho, salvo el Sindicato de Estudiantes, única organización del Consejo Escolar del Estado que se ha expresado rotundamente en contra de la Constitución, tanto patronales como padres y sindicatos, sean del color político que sea, parecen optar por el voto favorable a la Constitución.

Las razones son muchas. Entre ellas, el Tratado para una Constitución europea respeta la responsabilidad de los estados miembros de la UE en cuanto a los contenidos de la enseñanza, la organización del sistema educativo y su diversidad cultural y lingüística.

Entre otros objetivos educativos del texto constitucional destaca el desarrollo de la dimensión europea en la enseñanza, favorece la movilidad de estudiantes y profesores, fomentando en particular el reconocimiento académico de los títulos y de los períodos de estudios; promueve la cooperación entre los centros docentes; y fomenta el desarrollo de la educación a distancia.

Buenas intenciones que, sin ser mas que eso, no dejan lugar a la disconformidad frente a ellas.

Formación Profesional

Por lo que se refiere a la Formación Profesional se prevé el desarrollo de una política de que refuerce y complete las acciones de los Estados miembros, respetando plenamente su responsabilidad en lo relativo al contenido y a la organización de dicha formación.

Según el texto, “a UE facilitará la adaptación a las transformaciones industriales, especialmente mediante la formación y la reconversión profesionales; mejorará la FP inicial y permanente, para facilitar la inserción y la reinserción profesional en el mercado laboral; facilitará el acceso a la formación profesional, favoreciendo la movilidad de los educadores y de la personas en formación. También estimulará la cooperación en materia de formación entre centros de enseñanza y empresas”.

Desde el punto de vista de la ordenación de las competencias (que va a tener su efecto en Educación), un artículo importante es el I.11, por el que se delimita el ejercicio de competencias entre UE y los estados miembros (principios de atribución, proporcionalidad y subsidiariedad).

Entre los derechos que recoge la Constitución europea se encuentra el derecho a la educación, así como “el acceso a la Formación Profesional y a la Educación permanente”, lo que representa un auténtico paso adelante respecto a la Constitución española y se apuesta por los acuerdos de Lisboa para el logro de una sociedad del conocimiento.

Se garantiza asimismo la gratuidad de la enseñanza obligatoria. Se respeta la libertad de creación de centros, de acuerdo con las leyes nacionales. Es decir, el derecho a la Educación se garantiza, la libertad se reconoce y respeta. En este sentido, organizaciones como CECE sitúan en el mismo plano ambos derechos: el de la Educación y el de la libertad de creación de centros.

Comunidad educativa, aunque dividida, apuesta mayoritariamente por el SI

Isabel BAZO, presidenta de CECE: Hay que votar –cada uno lo que mejor crea–, aunque en mi opinión es positivo un tratado respetuoso con todas las legislaciones. En el caso de España completa el artículo 27 de nuestra Carta Magna y garantiza la libertad de elección de los padres por el modelo educativo que prefieran para sus hijos. Además, se fomenta la movilidad de docentes y alumnos.

Juanjo LÓPEZ, S.G. del Sindicato de Estudiantes: El Sindicato de Estudiantes junto a las juventudes de Izquierda Unida votaremos a favor del no porque es una Constitución antidemocrática (redactada sin seguir un proceso constituyente), porque es antisocial, porque el sistema de votos que se implantará perjudica a España y porque el propio referéndum no sirve para nada porque es consultivo.

José CAMPOS, secretario general de FE-CCOO: Pedimos el voto favorable porque, entre otras cosas, el texto constitucional desarrolla la dimensión europea en la enseñanza, especialmente a través del aprendizaje y difusión de las lenguas de los Estados miembros; favorece la movilidad de estudiantes y docentes, fomentando en particular el reconocimiento académico de los títulos.

Íñigo MÉNDEZ DE VIGO, europarlamentario del PP: La apuesta más clara del presidente Barroso y su comisión es por la innovación tecnológica, el intercambio de jóvenes, por permitir crear riqueza y, por tanto, crear puestos de trabajo que es lo importante. La constitución establece el marco, luego eso hay que traducirlo en políticas concretas. Sólo si votamos sí podremos luego pedir más y exigir más.

Educación y Constitución Europea

Muchos son quienes afirman no conocer lo que dice el Tratado para una Constitución Europea. Centrándonos en el ámbito educativo, éstos son los dos artículos que servirán como base para regular el sistema europeo de la UE.

Artículo II-74. Derecho a la Educación.
1. Toda persona tiene derecho a la Educación y al acceso a la Formación Profesional y permanente.
2. Este derecho incluye la facultad de recibir gratuitamente la enseñanza obligatoria.
3. Se respetan, de acuerdo con las leyes nacionales que regulen su ejercicio, la libertad de creación de centros docentes dentro del respeto de los principios democráticos, así como el derecho de los padres a garantizar la Educación y la enseñanza de sus hijos conforme a sus convicciones religiosas, filosóficas y pedagógicas.

Artículo III-282. Educación, Juventud, Deportes y Formación Profesional.
1.La Unión contribuirá al desarrollo de una Educación de calidad fomentando la cooperación entre Estados miembros y, si es necesario, apoyando y complementando la acción de éstos. Respetará plenamente la responsabilidad de los estados miembros y apoyará y complementará la acción de éstos. respetará plenamente la responsabilidad de los Estados miembros en cuanto a los contenidos de la enseñanza y la organización del sistema educativo, así como su diversidad cultural y lingüística (…).

Artículo III-283. La UEdesarrollará una política de FP que apoye y complemente las acciones de los Estados miembros, respetando plenamente la responsabilidad de los mismos en el contenido y organización.

“Sólo el 3% dice conocer la Carta Magna española”

MAGISTERIO ha preguntado a Carlos Carnero, europarlamentario socialista, por la Constitución Europea.

¿Qué motivación, aparte de la de hacer valer sus derechos como ciudadano, debe llevar a un joven a votar el día 20?
Un joven va a votar por primera vez el 20 de febrero una constitución, en este caso la europea. Algo muy importante porque el texto de la constitución europea beneficia directamente a los jóvenes de la A a la Z. Por ejemplo, por sus valores y objetivos, por la carta de derechos fundamentales y por diseñar una política de Educación, cultura y juventud que permitirá a la Unión Europea apoyar las acciones formativas y por lo tanto después de inserción laboral de la propia juventud. A los jóvenes, como al resto de la ciudadanía, les va mucho en esta constitución, pero a ellos mucho más, porque también va a ser una constitución joven, que va a empezar a ponerse en marcha al mismo tiempo que ellos están formándose y entrando en el mundo del trabajo.

En aspectos como Educación o empleo, el texto habla de buenas intenciones, habla de propiciar el intercambio formativo y la movilidad, pero esto no siempre se ajusta a la realidad de los presupuestos. ¿Qué se puede decir?
La misma queja se podría decir respecto a la Constitución Española de 1978. Esa queja no la entiendo, y quien la hace se equivoca. Todas las constituciones establecen un marco normativo, un ámbito de derechos, de valores, de objetivos, unas instituciones y unas políticas para alcanzar esos objetivos y garantizar esos derechos. Es la primera base. Sin constitución seguiremos estando en el limbo de la formación y la Educación en términos europeos. Tenemos que salir de ese limbo con reconocimiento de los títulos académicos universitarios. Todavía estamos esperando a que algunos países, sin que se sepa todavía el año, pongan en marcha el reconocimiento de esas características. Con eso hay que acabar.

Un alto porcentaje, se habla del 90% de los jóvenes, desconocen el texto ¿Qué se ha hecho mal en la campaña de comunicación?
No. Si usted le pregunta a cualquier ciudadano, sea cual sea su edad, si conoce la Constitución Española lo más probable es que le responda que No. Lo mismo se responde con respecto a la europea. Pero hay que preguntar ¿Sabe usted que hay una constitución europea? ¿Sabe cuáles son sus preceptos fundamentales? ¿Lo que significa? Esa respuesta es la válida. Lo otro nos llevaría al mismo resultado que con respecto a la Constitución Española, que sólo el 3% de nuestros ciudadanos dicen conocer.

Los partidos que votan por el no hablan de que no se camina hacia la Europa social sino hacia la mercantilista. ¿Cómo respondería a IU?
Una constitución como esta crea la Europa social cuando no la tenemos en estos momentos, pero además aquí hay una prueba del algodón. ¿Están los sindicatos a favor de la constitución europea? La respuesta es sí. La confederación europea de sindicatos apoya la constitución europea y en España sus organizaciones miembros (C.OO y UGT) también. Nadie se cree que los sindicatos apoyen una constitución que no favorezca la Europa social y sí la Europa mercantilista. Añado un argumento más. La representante del Grupo Izquierda Unitaria Europea en la Convención que elaboró la constitución, una eurodiputada alemana votó a favor de la constitución europea en el Parlamento Europeo en contra de lo que decía su partido.

¿Qué aspecto destacaría y cuál le gustaría mejorar?
Me gusta la carta de los derechos fundamentales con carácter jurídicamente vinculante. Y en cuanto a aspectos negativos no encuentro ninguno porque esta constitución nos permite avanzar mucho en muchos temas, bastante en otros… pero no retrocedemos en ningún caso. Por lo tanto será negativo que no sepamos desarrollarla y aplicarla ambiciosamente, pero lo principal para comprobar eso es que esté en vigor. Tiene que ser ratificada.

 

0