fbpx

El 50% de los escolares no usa nunca internet

Pulsamos la opinión y las actitudes de los jóvenes entre 13 y 18 de la Comunidad de Madrid frente a las formas de consumo de los medios de comunicación y el uso del tiempo libre. La investigación, llevada a cabo por alumnos de la Escuela de Estadística de la Universidad Complutense de Madrid y el periódico MAGISTERIO, se enmarca en el Barómetro Escolar 2005, una serie de estudios que pretenden acercarse a la realidad escolar centrándose en un asunto de actualidad, que en esta ocasión ha sido la multiculturalidad en la escuela.
Miércoles, 29 de June de 2005
0

Autor: Marta SERRANO

Musicales, junto a programas deportivos y de entretenimiento, son los que más enganchan a los jóvenes. De hecho, la radio es escuchada regularmente por el 34,4% de los escolares, haciéndolo habitualmente por la mañana y por la noche. No obstante, hay un 7,5% de los escolares que señalan que nunca la escuchan y sorprende también que de los que la escuchan un 4,2% lo hagan de madrugada.

En cuanto a las emisoras más oídas destacan los 40 principales, Kiss FM y Europa FM entre las musicales y, la Cadena Ser, entre las generalistas.

Los datos sorprenden al ser comparados con las televisiones más vistas, ya que los jóvenes prefieren Antena 3 al resto de cadenas. Esta cadena es seguida muy de cerca por Telecinco y se constata que el peso de las públicas es muy insignificante en este sector de la población.

Este medio, la televisión, sigue siendo, no obstante, el preferido de los escolares, el medio de comunicación de masas por excelencia y hasta un 80% reconoce que la ve a diario, haciéndolo habitualmente por las noches y al mediodía y dedicándole entre una y tres horas.

Como en el caso de la radio los escolares buscan en la TV más una forma de entretenerse que de informarse. Películas y series son los programas a los que más atención prestan.

Internet, poco a poco

En el caso de internet, el Barometro Escolar constata que, “aunque más lentamente de lo que cabría esperar, la red de redes poco a poco se va abriendo paso entre los escolares madrileños”. En concreto, suele usar este medio habitualmente el 38,6% de los estudiantes, aunque la gran mayoría (48,9%) sólo lo usa de vez en cuando y hasta un 12,6% no lo utiliza nunca.

Entre sexos también se dan diferencias, siendo los chicos los más asiduos. De hecho, un 45% de los escolares afirman que no utilizan la Red, mientras entre las escolares este porcentaje asciende hasta el 55%.

A juicio de Eduardo Ortega, director de la Escuela de Estadística de la Universidad Complutense de Madrid, “estas diferencias entre sexos tienen mucho que ver con la idiosincrasia particular de los chicos y de las chicas en la adolescencia. Además, influyen otros factores como el entorno familiar y el entorno social en el que se desenvuelven”.

Aún así, las cifras denotan que la mitad de los escolares, hasta un 50%, no utilizan nunca la Red de Redes. Según el director del estudio, Lorenzo Fernández, “se constata que el uso que los escolares madrileños hacen a diario de internet es relativamente bajo. Así, por el momento, los centros escolares madrileños no acaban de incorporar esta nueva tecnología entre sus recursos didácticos y pedagógicos. Otro indicador de que las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) aún no se han incorporado de forma habitual al medio educativo radica en el hecho de que los escolares acostumbran a acceder a Internet más desde casa (72,2%) que desde el propio centro educativo (9,9%). Desde el cybercafé se conectan el 14,6% de los escolares. Además, lo suelen hacer a través de portales como Google (35,1%) y Hotmail (26,2%), seguidos muy de lejos por Emule (11%) y Terra (7,8%).

En cuanto a las actividades que realizan, las dos tareas principales que los jóvenes adolescentes desarrollan a través de Internet, en consonancia con los portales de acceso, son las de buscar información para clase (21,8%) y el correo electrónico (24,8%). Otras actividades para las que se conectan pasan por buscar información de carácter personal (16,9%), chatear (15,2%), conseguir programas y archivos (12,2%) y jugar en red (9,1%).

Móvil para todos

En cuanto al uso y consumo de la telefonía móvil, cabe destacar que casi la totalidad de los estudiantes de enseñanzas medias cuentan con teléfono móvil, el 93,7% de los adolescentes sí tienen frente a sólo un 6,29% que declara no poseer uno.

La gran mayoría además lo usa diariamente (66,6%), un 25,3% lo utiliza ocasionalmente y sólo un 8% afirma que apenas lo usa.

Por sexos, el Barómetro Escolar 2005 constata que a diario lo usan el 56,6% de las chicas frente al 43,3% de los adolescentes. Así, según los autores del estudio, “las chicas son las más moviladictas porque son las que más lo usan”.

Por compañías Movistar es la preferida de los estudiantes (56%), frente a Vodafone (24,9%) y Amena (19%). La tarjeta prepago, realizado por un familiar, es la opción más extendida (69,2%) como forma de financiación de las llamadas de móvil, frente a un 30,8% que opta por el contrato.

En cuanto al gasto mensual en el teléfono móvil, la mayoría suele gastar entre 11 y 20 euros al mes, siendo en general los padres o un familiar los que pagan la factura.

Se da la circunstancia de que uno de cada 10 jóvenes no sabe lo que consume en teléfono móvil mensualmente, aunque el 40,3% afirman gastar menos de 10 euros al mes. El siguiente grupo más numeroso, el 32,7% de los adolescentes, gasta entre 11 y 20 euros mensuales. No obstante, el 9,6% de los escolares encuestados afirman gastar entre 21 y 30 euros mensuales y hasta el 7,7% de los adolescentes entre 13 y 18 años gastan destinan más de 31 euros al mes al gasto del móvil.

Pero el móvil es también un “arma de doble filo”, señala Eduardo Ortega. Porque para este profesor, “por un lado es uno de los medios de comunicación y de distracción preferidos por parte de los escolares y, por otra, se ha convertido para los padres en un modo para controlar o hacer un seguimiento de lo que hacen sus hijos en el tiempo libre”.

Tiempo libre

En cuanto a los espacios y tiempos de ocio y tiempo libre, la mayor parte de los jóvenes entre 13 y 18 años encuestados afirmaron que tienen entre 13 y 20 horas semanales de tiempo libre (34,1%), seguidos del grupo que afirma disponer de menos de 13 horas libres (28,1%). Por otra parte, casi uno de cada cuatro jóvenes (23%), disponen de entre 15 y 34 horas y el 14,9% confiesa tener más de 35 horas semanales.

Para el disfrute de ese ocio y tiempo libre, casi la mitad de los escolares (49,4%), dispone de menos de 10 euros a la semana, utilizando ese tiempo para ir a pubs o discotecas, al cine o estar en casa de algún amigo o amiga.

Pocos euros y más control

No obstante, los chicos, en general, acostumbran a disponer mayor cantidad de dinero para gastos que las chicas. Un 33,9% afirma que dispone entre 11 y 20 euros a la semana, mientras casi un 11% (10,9%) destinan entre 21 y 30 euros. Más de esta cantidad en concepto de ocio y tiempo libre sólo lo gastan el 5,7% de los adolescentes. Eso sí, más chicos que chicas, porque ellos tienen en general más tiempo libre, más dinero disponible que las chicas. Además, las familias ejercen menos control sobre los jóvenes varones que sobre las adolescentes. “Las chicas son obligadas a volver a casa en una hora más temprana que los chicos”, señala Ortega. El este sentido, el director de la Escuela de Estadística de la UCM señala que “no extraña que mayoritariamente las chicas digan que sus padres ejercen bastante o demasiado control con respecto a las salidas nocturnas”. Sólo aproximadamente un 30% de los jóvenes afirman que sobre ellos ejercen muy poco control.

El estudio constata que cuando los adolescentes salen por la noche la vuelta a casa la hacen generalmente entre las 10 y las 12 de la noche, aunque hay un 15% que se recoge entre las 12 y las dos de la madrugada e, incluso, casi un 21% reconoce que retorna a casa después de las dos de la madrugada”.

“A medio plazo internet será el medio preferido de los escolares”

Eduardo Ortega es el director de la Escuela Universitaria de Estadística, desde dónde se ha llevado a cabo el Barómetro Escolar, en el contexto de otra serie de estudios e investigaciones sobre el mundo escolar y el mundo Universitario.

¿Qué estudios e investigaciones están desarrollando en la Escuela Universitaria de Estadística?
En el ámbito escolar, desde hace unos siete años, en colaboración con el Vicerrectorado de Alumnos de la Universidad Complutense, venimos haciendo el seguimiento del acceso de los escolares a la Universidad. Por otra parte, ya en la perspectiva universitaria, desde el Curso 1999-00, hemos desarrollado el Barómetro Universitario, indagando sobre las opiniones y actitudes de los Universitarios frente a los Medios de Comunicación, la propia Universidad y otros aspectos candentes de la actualidad. Y cerrando el ciclo del conocimiento de la realidad escolar, en colaboración con el Consejo Social de la Universidad Complutense, en los tres últimos años, hemos hecho el estudio de inserción laboral y profesional de los alumnos egresados de la Universidad Complutense.

Desde la Universidad Complutense se han realizado unas jornadas de orientación tanto para el alumnado que accede a la universidad, como para los orientadores de los centros de Bachillerato, ¿Cómo ha participado la Escuela en estas actividades y cómo valora esa experiencia?
En primer lugar, como el resto de centros, hemos tenido profesores informando en las distintas sesiones sobre los contenidos, habilidades competencias y posibilidades de inserción laboral de nuestra titulación. Además colaboramos en la actividad con el análisis de las encuestas de satisfacción de estudiantes y orientadores. La experiencia la entendemos tremendamente positiva en sus dos vertientes, porque nos permite llegar más y mejor a nuestros potenciales estudiantes y porque nos permite incluir una componente práctica totalmente real en la formación de nuestros alumnos ya que estos participan activamente en el análisis de los datos.

Centrándonos en el Barómetro Escolar, en el que ha colaborado, ¿cree que la TV será algún día superada por internet en cuanto a consumo de medios?
Aunque la penetración de internet, como se puede ver en el Barómetro, es aún muy baja, creo que a medio plazo, internet se convertirá en uno de los medios preferidos por los escolares, como ya esta sucediendo en la Universidad.

¿Cómo valora que hasta un 4,2% de los escolares consuman radio de madrugada?
Es algo excepcional y llevado a cabo por una minoría, que puede ser un indicativo del grado de individualidad que se esta alcanzando en algunos hogares españoles.

¿Cómo valora el hecho de que Antena 3 sea la cadena preferida por este colectivo?
Creo que la tendencia que se está marcando en estos momentos por parte de esta cadena está consiguiendo captar la atención de este tipo de público. De forma contraria a lo que sucede con los universitarios, Antena 3, ha conseguido sobreponerse a su gran competidora Tele 5.

El móvil se impone entre los jóvenes, aunque en tres de cada cuatro casos conlleve un gasto adicional para los padres, ¿puede generar esto algún tipo de conflicto familiar?
El móvil es un arma de doble filo en los escolares. Por un lado, es uno de los medios de comunicación y de distracción preferidos por parte de los escolares, y por otra, es la manera por la que los padres pueden hacer un “seguimiento” de los hijos en su tiempo libre. Como cualquier otro medio de comunicación, todo depende del uso que se le de y cómo orientan ese uso, tanto los padres como los profesores.

Ficha técnica

• Equipo de investigación
Sara Rodríguez
Navía Pasquín
Virginia Mesa Fernández
Isabel Alemany Requena
Alberto Padilla Gómez
Miguel Ángel Gago García
Sandra González Méndez
Elena Rodríguez Suárez

• Coordinación
Prof. Lorenzo Fernández Franco.

• Fecha de Aplicación del cuestionario:
Del 23 de marzo-al 22 de abril de 2005.

• Volumen de la muestra:
1271 personas encuestadas sobre un total de 350.000 alumnos de los Centros Escolares (Públicos y Privados-Concertados) de la Comunidad de Madrid.

• Tipo de Muestreo:
Aleatorio simple y parcialmente estratificado.
• Forma de Aplicación:
Cuestionario autocumplimentado en el aula en Centros previamente seleccionados, guardando una relativa proporcionalidad entre la enseñanza privada-concertada y la pública, y, atendiendo también a la distribución espacial de Madrid capital y Área Metropolitana.

• Error muestral:
+- 3 y un nivel de confianza del 95,5 %

En ese supuesto de Muestreo Aleatorio Simple.
 

0