fbpx

Mucha negociación y poco cambio

A punto de coger las vacaciones buena parte de la comunidad educativa pregunta al Gobierno dónde está el consenso tras la filtración del último borrador de la LOE sólo a unos pocos grupos afines a la reforma como la organización de APA Ceapa, que ha colgado en su web la LOE modificada.
Martes, 12 de July de 2005
0

Autor: Marta SERRANO

Las modificaciones no son muchas. Sin embargo, tanto los consejeros de Educación de las comunidades gobernadas por el PP como padres, sindicatos y patronales han puesto el grito en el cielo al tener que recurrir a la página web de Ceapa para conocer los cambios que el MEC había introducido en el documento que luego se ha enviado al Consejo de Estado.

De hecho, desde las Consejerías no afines al Gobierno socialista se crítica que no se les informara de los cambios hechos a la LOE en la última reunión mantenida con los titulares del Ministerio el pasado 28 de junio, que calificaron de “mero trámite”, cuando los cambios se plasmaron al parecer semanas antes y eran conocidos sólo por una parte de la comunidad educativa afín al Gobierno como la Confederación de padres Ceapa.

Desde el sindicato de profesores USO llegan a calificar el “el amiguismo del Gobierno con algunas organizaciones” como “íntimo, estrecho y descarado”. De hecho, “los de la Ceapa se han permitido el lujo de incluir el nuevo texto en su página web mientras en la del MEC está el texto anterior”, critican.

Pese a las formas empleadas por el MEC, lo cierto es que el texto apenas ha sufrido modificaciones. Lo principal es que, en primer lugar, el anteproyecto precisa que, en el caso de los alumnos que pasen de curso con materias pendientes y plan de recuperación, la evaluación de las recuperaciones se tendrá en cuenta a efectos de la promoción. Se aclara así que un alumno no podría llegar al final de la Secundaria con 12 suspensos, como había denunciado el PP y algunos sectores educativos.

En segundo lugar, el nuevo texto enviado al Consejo de Estado, mantiene él área de Educación para la Ciudadanía, que se impartirá con este nombre en uno de los dos cursos del último ciclo de Primaria y en uno de los tres primeros de Secundaria Obligatoria (ESO). También en cuarto de ESO, aunque aquí cambia el nombre por el de Educación Ético-Cívica; y en primero de Bachillerato, con la nueva denominación de Filosofía y Ciudadanía.

En cuanto al asunto también polémico de los contenidos mínimos, se mantiene la redacción del artículo 6, el que indica que los aspectos básicos del currículo que corresponde fijar al Gobierno no requerirán más del 55 o del 65% según se trate de autonomías con lengua cooficial o no. El Consejo Escolar del Estado, que también se opuso a Educación para la Ciudadanía, había pedido en este último punto que esos porcentajes básicos deberían ser los mínimos.

Además, el nuevo borrador legislativo, que pasa de 150 a 154 artículos, establece mayor conexión entre los objetivos de los dos ciclos de Educación Infantil y cambia el nombre de la asignatura de Procesos Tecnológicos e Informática por el de Tecnologías.

Las modificaciones, la mayor parte de tipo técnico no convencen de ningún modo a los consejeros del PP. El responsable de Educación de la Comunidad de Madrid, Luis Peral, afirmó a MAGISTERIO que “no se ha modificado lo que realmente nos preocupaba, como fijar contenidos mínimos para que el País Vasco no elabore el 100% de currículos propios”.

Para los populares lo peor es que “seguirá sin haber exámenes extraordinarios salvo en 4º de la ESO a pesar de que en sólo un año de implantación se han mostrado muy eficaces”, señalan.

Además, “nos preocupa que no se solucione la situación del alumno de 15 años que ni aprende ni deja aprender y es el principal foco de descontento del profesorado”, criticó Luis Peral.

Movilizaciones de padres tras el verano

El presidente de la Confederación Católica de Padres de Alumnos (Concapa), Luis Carbonel, anunció que “a la vuelta del verano tendremos que manifestarnos para que nos oigan”. Según Carbonel, su protesta es consecuencia del “gran pesimismo de los padres ante un gobierno despótico que quiere imponernos una norma negligente que vamos a pagar, sin consenso y en tiempo récord”.

Por su parte, la secretaria de Política Social y Bienestar del PP, Ana Pastor, ha calificado la Ley Orgánica de Educación (LOE) como una ley para el “adoctrinamiento masivo”. Pastor hizo estas declaraciones en Madrid durante un acto sobre Educación organizado por el diario La Razón y la Universidad San Pablo CEU, añadiendo que el Gobierno no ha contado para elaborarla ni con la opinión de las organizaciones educativas ni con la de la oposición. La secretaria del PP denunció además que el presupuesto que se destinará en 2006 a la puesta en marcha de la LOE aumentará “sólo” en 170 millones de euros, una cantidad “muy insuficiente”. 

0