fbpx

Peligros de ciudad

Una campaña de dibujos animados para televisión pensada para los niños de entre 0 y 12 años les enseñará a cruzar la calle, a comprender las señales de tráfico y ser más tolerantes y respetuosos con la vida en sociedad. Sin duda toda una ayuda para padres y profesores.
Miércoles, 6 de July de 2005
0

Autor: Marta SERRANO

Padres y profesores tienen mucho más fácil enseñar Educación Vial a los menores a partir de ahora gracias a unos dibujos animados cuyos protagonistas son niños.

El personaje principal tiene por nombre Carlota, una niña de cuatro años a la que sus padres en la vida real califican de “polvorilla”. De hecho, la idea original de la campaña Rojo, amarillo, verde surge de este padre, realizador de TV durante muchos años, que a la hora de explicarle a su hija cómo cruzar la calle y hacer frente a otros peligros en la vía pública, idea una serie de dibujos animados. “Es un soporte de más fácil acceso para los niños”, explica, añadiendo que “además, puede ser una fórmula mucho más eficaz que ir a un colegio a dar una charla y preguntarle a niños de siete años si con dos copas se puede conducir o no”.

La campaña nace avalada por diversos organismos y empresas. Según Juan Jesús Martín, jefe de área de Educación y Divulgación de la Dirección General de Tráfico, “tan sólo en el año 2003, 6.818 niños se vieron involucrados en accidentes de tráfico, 153 de ellos fallecieron y de todos ellos, hasta un 70% viajaban en turismos”. Los números impresionan mucho más al saber que, según la DGT, “la mitad de estos niños muertos por accidente de tráfico podrían haber salvado la vida si hubiesen viajado sujetos”.

Se da la circunstancia, ahora que muchas familias salen de vacaciones, que en los meses estivales de julio y agosto se acumulan casi la mitad de las muertes por accidente en carretera. Por eso, la idea de que la campaña se difunda justo dirante estos meses no es en ningún caso gratuita. Exactamente, el 45% de los cerca de 400 menores de 13 años que cada año fallece en un accidente de tráfico lo hace durante este período estival, según un informe de Línea Directa Asuguradora y del Instituto de Tráfico y Seguridad Vial (Intras).

Según el estudio, esta cifra se podría reducir en más de un 70% si todos los padres utilizaran sillas infantiles homologadas a su edad y peso, y las instalaran correctamente. Además, según datos de la DGT, seis de cada 10 niños viajan incorrectamente sujetos al asiento del coche.

Pensando en los niños

La nueva campaña de Educación Vial se dirige principalmente a niños entre 0 y 12 años y consiste en 18 microespacios televisivos de 30 segundos cada uno en los que los protagonistas enseñan a los niños las principales normas para aumentar su seguridad en todo lo relacionado con el tráfico y la Educación Vial así como otros peligros a los que los niños tienen que enfrentarse en la vía pública, fundamentalmente, de una gran ciudad.

Es una campaña pensada para dotar a los más pequeños de pautas básicas con consejos para saber actuar rápidamente ante situaciones de riesgo que les sucedan suceder.

Promover, además, la cultura del respecto, la tolerancia y la vida en sociedad es el objetivo final. Para ello los mensajes serán siempre positivos, sin contenidos sancionadores y con un lenguaje y unos formatos que podrán entender todos los niños.

Consejos que salvan vidas

La campaña cuenta con el respaldo de la Dirección General de Tráfico y de la Oficina del Defensor del Menor y consiste en 18 microespacios de 30 segundos cada uno realizados en dibujos animados que se emitirán durante los meses de verano en los canales infantiles Cartoon Network y Boomerang.

La serie lleva por título Rojo, amarillo y verde y en cada capítulo los protagonistas enseñan a los niños las normas de tráfico principales y dan consejos para aumentar su seguridad en todo lo relacionado con la Educación vial.

Todas las piezas se han desarrollado con un lenguaje positivo, sin contenidos sancionadores, y con un estilo muy divertido y comprensible para los más pequeños.

El objetivo es crear valores educativos que permitan al niño una percepción más clara y responsable del entorno en que se mueven cotidianamente a través de pautas básicas que ofrezcan consejos para saber reaccionar ante situaciones de riesgo.
 

0