fbpx

El MEC recula y los opositores se vuelven a ceñir al decreto 334

Las consejerías de Educación acuerdan convocar las oposiciones a la función pública docente del 2006 por el Decreto actualmente en vigor, el 334.
Miércoles, 8 de February de 2006
0

Autor: Marta SERRANO

El MEC ha tenido que dar marcha atrás tan sólo una semana después de que anunciara que las oposiciones se regularían este año en el ámbito de su competencia (Ceuta y Melilla) por un nuevo decreto (que ya se está negociando y que fue publicado por MAGISTERIO en la edición del 1 de febrero de 2006). De hecho, fuentes del MEC confirmaron que se está considerando armonizar todo el proceso y convocar con el mismo marco normativo después que que 14 comunidades se pusieran de acuerdo en la Comisión General de Educación. Todas menos País Vasco, Cantabria y Navarra, que aún no han anunciado nada al respecto.

Para los sindicatos mayoritarios como CCOO o FETE-UGT esta medida es coherente, de acuerdo al nuevo calendario previsto para la aprobación en el Parlamento de la LOE, que podría retrasarse hasta abril, varios meses después de lo previsto inicialmente.

Este retraso supone que el desarrollo de los nuevos decretos como el de calendario de aplicación de la LOE o el decreto de acceso a la función pública docente no pueda hacerse efectivo hasta el mes de mayo, una fecha demasiado cercana de las oposiciones para que éstas se celebren por un nuevo procedimiento y que generaría una gran incertidumbre entre los opositores.

Además, el retraso de la LOE hace que, al parecer, el MEC esté dilatando la negociación del nuevo modelo de acceso a la función pública docente para el que se celebró la última reunión el pasado 1 de febrero sin que se avanzara nada. Al parecer, en el nuevo modelo ya se tendrán en cuenta las nuevas titulaciones de Grado y Postgrado, el acceso a la inspección y al Cuerpo de catedráticos y la movilidad de los docentes.

Los sindicatos presionan al MEC

Los sindicatos mayoritarios como CCOO y FETE-UGT consideran que “es necesario que la oferta de plazas sea negociada y matizada en las mesas sectoriales de cada comunidad autónoma con el objeto de que en posteriores convocatorias y con la nueva normativa de ingreso, la oferta sea lo más amplia posible”.

En el proceso de negociación que sobre el nuevo sistema de acceso se está desarrollando en la Comisión de seguimiento del Acuerdo MEC-Sindicatos suscrito el 20 de octubre, FETE-UGT insiste en que la nota final de la fase de oposición sea la media entre todas las pruebas y en que se aumente el peso de la fase de concurso en la nota final, mientras CCOO pide un baremo de 7 en la prueba escrita y 1,5 tanto para puntuación por méritos como por experiencia.

Por su parte, FETE-UGT pide también que el opositor no sea eliminado de la fase de oposición sin dejarle realizar todos los ejercicios de la misma; que se arbitren mecanismos que permitan a los opositores reclamar con garantías el anonimato en los ejercicios escritos, que no se publiquen las notas de cada ejercicio hasta que finalice la fase de oposición, o hacer públicos con antelación los criterios de corrección y mayor optatividad a la hora de elegir.
 

0