fbpx

Gregorio Peces-Barba busca nuevo ministro para Educación

Hace unas semanas, en un pequeño círculo y de manera informal, Gregorio Peces-Barba, rector de la Universidad Carlos III de Madrid –y la persona que puso en su puesto a Mª Jesús San Segundo y a Gregorio Ordóñez: la primera era “su” vicerrectora, el segundo rector de la universidad alicantina y muy próximo al Alto Comisionado–, dijo que estaba “buscando ministro de Educación”.
Miércoles, 8 de February de 2006
0

Inmediatamente, dos de los rectores presentes –José Antonio Vázquez, por la de Oviedo, además de presidente de la Conferencia de Rectores (CRUE); y Ángel Gabilondo, por la Autónoma de Madrid, vicepresidente de la CRUE y viejo aspirante al puesto– se ofrecieron para cubrir la futura baja de San Segundo.

El hecho deja a Mª Jesús San Segundo en una posición aún más débil si cabe, tras ser la última en popularidad entre los ministros, penúltima en valoración y estar prácticamente “desaparecida” en la negociación de la LOE.

Perfil

Parece que el perfil buscado para sustituir a la ministra de Educación tras una futura crisis de Gobierno, tanto por la persona encargada de buscarla como por la agenda de reformas universitarias a que debe enfrentarse el Ministerio –tras los fracasos del equipo de Ordóñez, que ha cosechado más protestas que acuerdos con sus proyectos– debe estar próximo a las dificultades que arrastra una nueva reforma de la Universidad y a los problemas que trae consigo la adaptación a Bolonia.

Quinielas

Ante una crisis de Gobierno, siempre surgen quinielas. Pero la personalidad del elegido para buscar nuevo ministro de Educación ya descarta a mucha gente: por ejemplo, la eterna candidata al puesto, Amparo Valcarce. Tampoco parece la oportunidad para Mercedes Cabrera, aunque está cercana a La Moncloa. De todas formas, parece que la sustitución va por la línea de crear un nuevo equipo que se enfrente a los cambios en la Universidad, tras el fracaso del actual. En ese caso, nada impediría que el equipo de no universitaria, con Alejandro Tiana a la cabeza, siguiera con los desarrollos de una LOE que se debe enteramente a ellos.

0