fbpx

Los resultados por CCAA mandarán en los nuevos curriculos escolares

Abandono temprano y fracaso escolar son los dos grandes males del sistema educativo español. Conocidos los datos –el MEC volvió a presentar la semana pasada los indicadores PISA, aunque esta vez en castellano– es hora de poner remedio.
Miércoles, 8 de February de 2006
0

Autor: Marta SERRANO

Una persona sin datos es una persona sin opinión. Son palabras el máximo responsable de PISA, Andreas Schleiser, que el secretario general de Educación, Alejandro Tiana, hizo suyas para explicar en qué piensan los responsables del Ministerio de Educación de cara a una próxima oleada de resultados. (Los alumnos volverán a cumplimentar los cuestionarios PISA durante este curso académico, una vez pasada la Semana Santa).

Pues bien, lo que piensan es que hay que mejorar teniendo en cuenta todos los datos extraídos de PISA de cara a la elaboración de los nuevos decretos de desarrollo de currículo que acarreará la aprobación de la LOE. Pero también piensan que hemos mejorado y que, aunque partíamos de una situación de desventaja (por el bajo nivel socioeconómico de los padres), “tenemos un conjunto de población más educada aunque como grupo aún estemos por debajo de la media”.

Los datos del MEC

En este sentido, entre los múltiples y diversos indicadores de PISA, Tiana destacó el incremento en el nivel educativo de los alumnos en la última década, señalando que “la matrícula en Educación terciaria creció once puntos entre 1995 y 2003, mientras en el media de la OCDE sólo aumentó un punto y medio en el mismo período”.

Donde España si tiene una mayor desventaja, según Tiana, “es en las tasas de abandono escolar temprano” y cifró en el 31,1% el porcentaje de jóvenes que tras la Educación Obligatoria no siguen estudiando. “La cifra se ha estancado a comienzos del año 2000, y es un dato que estamos estudiando con las comunidades autónomas”, explicó. De hecho, Tiana puso al Principado de Asturias como ejemplo de comunidad que más está consiguiendo reducir sus cifras de abandono escolar temprano.

Además, el dato de abandono escolar es más grave si se compara con el grupo poblacional que participa en acciones de Educación Permanente. Según el secretario general de Educación, “hemos comprobado que quienes más participan son quienes más nivel educativo tienen, por lo que corremos el riesgo de que aumente la brecha entre ese 31,1% que abandonan y quienes más nivel tienen”, indicó. Por eso, entre los planes del Ministerio de Educación está como objetivo primordial lograr el éxito escolar de todos los alumnos. Para ello, según declaraciones de Alejandro Tiana “no es necesario bajar el nivel académico, sino atender a las necesidades de cada alumno”.

En concreto, el MEC trabaja en dos grupos, uno que se encarga de analizar resultados escolares y otro que trabaja con tasas de abandono, fracaso escolar, titulados, etc.

PROA y otros grupos

Su apuesta para mejorar nuestros indicadores se completa con los Programas de Refuerzo, Orientación y Apoyo (PROA), ya en marcha en algunos centros para compensar desde Primaria los déficits de los alumnos que lo necesiten.

En 2006 se ha creado además un grupo de trabajo específico para mejorar la enseñanza de las Matemáticas cuya primera labor será trabajar en el decreto curricular de esta asignatura. Para esta tarea (elaborar el curriculo de Infantil y Primaria, el de Secundaria, y definir el curriculo y la estructura del Bachillerato) se contará con las comunidades, aunque algunas ya le han dicho al MEC que no participarán cuando se trabaje sobre el de Educación para la Ciudadanía.

El año 2000 como punto de inflexión

De los datos con los que trabaja el Ministerio de Educación en MAGISTERIO estamos preocupados especialmente por uno. Y es el punto de inflexión que en todas las estadísticas e indicadores internacionales se observa justo en el año 2000. Esta curva del Eurostat es ejemplo de ello. Representa los porcentajes de titulados en la segunda etapa de Educación Secundaria a la edad teórica de obtención de dicha titulación, respecto el grupo total de esa edad. De hecho, mientras en España el porcentaje de titulados sufre una caída en el año 2000 (primera promoción de titulados Logse) y parece que se estanca alrededor de 2005, la diferencia de titulados respecto a la media de la Europa de los 25 aumenta. Aunque no aparece en el gráfico, este porcentaje ya se situaba en el año 2000 en el 76,3%. La cifra ha seguido creciendo puesto que en 2003 el porcentaje de titulados era ya del 76,5% y en el 2005 asciende a un 77,3, relegándonos más si cabe al furgón de cola de los países desarrollados. ¿Por qué está tan contento el MEC entonces?

Enseñanza comprensiva

El MEC no renuncia a la enseñanza comprensiva pero apuesta por el concepto de enseñanza común con atención a la diversidad. El reto es, aún partiendo de una situación de desventaja respecto a otros países desarrollados, lograr unos niveles de competencia mayores tanto para los mejores como para los que no lo son. Que todos mejoren.
 

0