"Al utilizar la Educación como arma arrojadiza desmoralizamos al profesorado y a las familias"

La presidenta del Consejo Escolar del Estado considera positiva la situación educativa de nuestro país, en relación con la de hace unas décadas, y critica que se use la Educación como arma arrojadiza
Martes, 4 de marzo de 2008
0

Cuando va a cumplirse un año y medio de su nombramiento como presidenta del Consejo Escolar del Estado, Carmen Maestro se muestra satisfecha de su labor “intensa y gratificante” en este organismo. Aquí nos aporta una visión más optimista de la situación educativa en España, intentando huir, según ella, de catastrofismos.

Lleva ya más de un año como presidenta del Consejo Escolar del Estado, ¿cómo ha sido su trayectoria en este organismo?
Ha sido muy intensa y gratificante.

Cuando fue nombrada presidenta, hacía unos meses que se había aprobado la LOE ¿Ha implicado la aprobación de la ley un mayor número de desencuentros? ¿Se ha producido en el Consejo algún tipo d cambio con la aprobación de la LOE?
Durante este año y medio el Consejo ha dictaminado los Reales Decretos de desarrollo de la Ley, se han realizado numerosas observaciones y la mayoría de ellas han sido asumidas por el Ministerio.
La LOE introdujo cambios importantes en el Consejo, el más importante es la incorporación de los Presidentes de los Consejos Escolares Autonómicos.

¿En qué temas ha habido más dificultad para llegar a un acuerdo?
El Consejo es el máximo órgano de participación y diálogo en el que están representados todos los sectores de la comunidad educativa, donde cada consejero defiende sus ideas. El clima de convivencia, como no podía ser de otro modo, es muy positivo, y es muy interesante dirigir las sesiones del Consejo. Existen temas en los que es más fácil ponerse de acuerdo, por ejemplo en la importancia de la inversión en educación y que ésta debe ser la prioridad de las Administraciones educativas y de toda la sociedad, pero es más difícil cuando se trata de temas como el tratamiento que debe darse a la religión en los centros educativos, en el que las posiciones están divididas.

¿Deberían de tener más peso las decisiones y opiniones que allí se toman en lugar de ser un órgano sólo consultivo?
Las decisiones del Consejo no son vinculantes para las Administraciones, puesto que este es un órgano consultivo, sin embargo, creo que nuestras aportaciones son muy importantes y tienen gran repercusión y es lógico ya que el Consejo representa a todos los sectores y sensibilidades implicadas en la educación: familias, alumnado, sindicatos del profesorado, confederaciones de trabajadores, patronales de la enseñanza privada, universidades, la Federación de Municipios, representantes de las organizaciones en defensa de la mujer, personalidades de reconocido prestigio, además de la reciente incorporación de los presidentes de los Consejos Escolares de las 17 Comunidades Autónomas.

¿Cómo se ha tratado la polémica en torno a EpC en el Consejo Escolar del Estado?
Se ha tratado en los informes sobre los Reales Decretos de currículum, y la mayoría de los consejeros de la Comisión Permanente del Consejo han considerado positiva su incorporación. Al tratar este tema algunos consejeros se han manifestado en contra y han solicitado incorporar un voto particular.

Usted que fue directora del Instituto de Evaluación, ¿qué piensa acerca de la situación del sistema educativo español, de acuerdo con los informes internacionales?
Creo que a la opinión pública le llegan titulares de prensa que destacan, de manera parcial, algunos resultados de las evaluaciones internacionales, como el Informe PISA, o algunas noticias referidas a casos de violencia escolar, que sesgan la visión de nuestro sistema educativo. Sin embargo, mi opinión sobre nuestra situación, avalada por los datos que recogen los informes del Consejo Escolar del Estado y del Instituto  de Evaluación, que colabora con las Comunidades Autónomas y los organismos internacionales en la realización de estudios, es, sin ser triunfalista, bastante más positiva, sobre todo si se compara con la que teníamos hace apenas unas décadas.

La educación española ha mejorado de manera objetiva, se ha producido una extensión de la educación básica y obligatoria, se ha configurado una nueva etapa educativa, la educación infantil, desde los 0 a los 6 años, que se va extendiendo, de manera progresiva, en todas las Comunidades Autónomas, se está implantando una enseñanza post-obligatoria, con un Bachillerato con varias modalidades y una Formación Profesional, con una gran variedad de estudios, de distinta duración, relativos a diversas familias profesionales, más adecuada a las necesidades de los jóvenes y del sistema productivo.

Es cierto que los resultados de nuestros jóvenes en las evaluaciones internacionales deben estar con los países con mejores resultados como Finlandia, pero también es cierto que son mejores que los de EEUU, Italia, Portugal y similares a los de Noruega.

¿Haría falta más inversión?
La educación española ha mejorado mucho en las últimas décadas, pero es cierto que todavía tenemos retos por delante, lo cual requiere un mayor esfuerzo inversor de todas las Administraciones educativas e invertir eficazmente. Dentro de estos retos uno de los más importantes es conseguir que todos los jóvenes continúen estudiando bachillerato o ciclos formativos de grado medio después de superar la educación obligatoria.

La mayor riqueza de futuro de un país no es el petróleo ni otras riquezas naturales…, es que todos sus jóvenes tengan la formación que les permita seguir aprendiendo a lo largo de toda su vida, que ejerzan una  ciudadanía democrática y que asuman la convivencia y la cohesión social como valores fundamentales.

 ¿Qué papel tiene la familia en la mejora de la Educación? ¿Se nota la voz de las asociaciones de padres en el Consejo Escolar del Estado?
En el Consejo están representadas las familias a través de la Ceapa y la Concapa y sus representantes trabajan intensamente para hacer llegar sus preocupaciones y aportaciones.

¿Y el papel de los profesores? ¿Es necesario reforzar su autoridad? ¿Es imprescindible ya la aprobación de un Estatuto de la función docente?
El profesorado es fundamental  y creo que nadie puede dudarlo, su trabajo cada vez es más complejo, como compleja es nuestra sociedad, pero también es cierto que cada vez está mejor preparado para superar los retos que se plantean. La inmensa mayoría del profesorado afronta su tarea diaria con absoluta eficacia y profesionalidad, lejos de la figura débil y sin recursos que a veces se quiere reflejar. Las Administraciones educativas han invertido mucho estos últimos años disminuyendo el número de alumnos por aula e incorporando a más profesionales a los equipos de los centros. Y se debe seguir mejorando los recursos con los que cuentan los centros y atendiendo las demandas del profesorado y las juntas directivas de los centros.

¿Cómo calificaría las actuaciones en Educación realizadas durante la última legislatura?
Creo que se han adoptado las medidas legales, organizativas y académicas que eran necesarias de acuerdo con las evidencias de los estudios nacionales e internacionales. De hecho la mayoría de los países de nuestro entorno están adoptando medidas parecidas.

¿Qué retos educativos tiene España para la próxima legislatura? ¿Y el Consejo Escolar del Estado?
Como he venido diciendo hemos mejorado mucho, pero queda mucho por hacer.

Voy a responder a ambas preguntas a la vez. Deseo que desde el Consejo Escolar del Estado contribuyamos a conseguir el consenso de todas las fuerzas sociales y políticas a partir de tres ejes:

–Trabajar en lo que nos une y es fundamental para conseguir la mejor educación para nuestros jóvenes.

–Seguir invirtiendo eficazmente, dotar de más autonomía a los centros, evaluar la eficacia de las medidas adoptadas y reforzar la participación de todos los sectores presentes en los Consejos Escolares.

–Y por último, abandonar actitudes catastrofistas que son tan nocivas y que a veces se convierten en el obstáculo más grave que salvar. Al utilizar la educación como arma arrojadiza entre sectores estamos desprestigiando injustamente nuestros logros y desmoralizando al profesorado y a  las familias.

0