"La crisis no puede perjudicar a la Educación", advierte la Unesco

Los 153 ministros de Educación que participaron en la 48 Conferencia Internacional de Educación de Ginebra solicitaron una mayor inversión de los países para cubrir el déficit educativo actual.
Martes, 2 de diciembre de 2008
0

Autor: Lola GARCÍA-AJOFRÍN

En los pasillos del Centro Internacional de Conferencias de Ginebra, durante una semana, la pluralidad de lenguas y el inglés con multiplicidad de acentos sonó en las conversaciones de los 153 ministros de Educación de todo el mundo asistentes a la cita. Todos coincidieron en un único mensaje: ni la crisis económica ni las dificultades pueden servir de excusa para frenar el gasto en enseñanza.

La 48 edición de la Conferencia Internacional de Educación, que desde hace décadas organiza la Oficina Internacional de Educación (OIE) de la Unesco arrancó el 25 de noviembre en Suiza con más optimismo que buenas noticias y sentenció una vez más que a pesar de los avances en Educación de los últimos años, “sin embargo todavía queda un largo camino por andar”, como describió en su discurso inaugural el director general  de la Unesco, Koïchiro Matsuura.

Parte de ese trayecto es el de la Educación inclusiva, tema central del congreso que puso de manifiesto que “si hoy hablamos de Educación inclusiva es porque partimos de la base de que no lo es,” como argumentó Alfred Fernández, director general de la ONG Oidel y uno de los ponentes.

Dentro de esos excluidos se encuentran los 193 millones de niños que llegan a Primaria con problemas de desarrollo cerebral a causa del hambre, los 776 millones de adultos que carecen de competencias básicas de lectura y escritura o los 75 millones de niños que no van al colegio, a pesar del incremento en seis veces de la escolarización en el África Subsahariana entre 1999 y 2006 y el aumento del 10% en el Asia Meridional, según el Informe de Seguimiento de la Educación Para Todos en el mundo 2009, que presentó la Unesco con motivo de este encuentro.

Pero también engrosa el volumen de exclusión el cada vez mayor número de niños extranjeros que llegan a los colegios de los países occidentales, “que tienen el desafío de educar a sus propios ciudadanos en la aceptación de la multiculturalidad”, como explicó a MAGISTERIO el presidente del Consejo de la Oficina Internacional de Educación de la Unesco y ministro de Ecuador, Raúl Vallejo Corral. Además, se recomendó a estos países –entre ellos España– adaptarse a cada caso en función de sus necesidades. “Es incorrecto e injusto tratar a todos los estudiantes extranjeros por igual”, adivirtió el ex secretario general de Educación del Mepsyd, Alejandro Tiana, invitado al encuentro.

“La pregunta es ¿cómo podemos concretar este derecho a la Educación para todos, para cada niño, en cada sitio, sin excepción?”, cuestionó Kishore Singh, secretario del grupo de Derecho a la Educación de la Unesco. Y la respuesta la concreta el Informe de la EPT en el mundo 2009 en una serie de recomendaciones. Entre ellas se sugiere reforzar los vínculos entre la planificación de la Educación y los servicios sanitarios a la infancia, reforzar los compromisos de las políticas con la mejora de la calidad de la Educación, participar en evaluaciones de aprendizaje y cumplir con los compromisos establecidos, entre los que se encuentran proporcionar unos 7.000 millones de dólares  para cubrir los déficits educativos actuales, ampliar el grupo de países donantes y apoyar la Iniciativa de Financiación Acelerada, –estimada en 2.200 millones de dólares anuales de aquí a 2010–.

Como sentenció el ministro de Educación de Venezuela, Héctor Navarro,  parafraseando al político y escritor cubano José Martí , “la única forma de ser libre es siendo culto”.

Falta de libertad educativa
Entre los cero puntos que consigue Cuba y  los 98 que obtiene Dinamarca sobre libertades educativas en el mundo, se encuentra España con una intermedia puntuación de 69. Así lo sentencia el Informe sobre las libertades educativas en el mundo que acaba de presentar la ONG Oidel, asistente a la 48 Conferencia Internacional de Educación de la Unesco y que
ha estudiado la libertad educativa en el mundo, a partir del análisis en los países de la posibilidad de  crear escuelas no gubenamentales. 

Para ello, Oidel ha valorado si los países hacen referencia a este aspecto en  su Constitución –o en su defecto, en su legislación–;  la obligación para el Estado de financiar este tipo de escuelas; la financiación otorgada; la libertad de elección de los padres; la posibilidad de la enseñanza  a domicilio; y la autonomía de este tipo de escuelas.  El informe concluye que las libertades educativas se encuentran principalmente en EEUU y Europa –a excepción de Grecia– y que es necesario cuanto antes  que “se pase del punto de vista del prestatario de un servicio, al del sujeto del derecho”.

“Calidad y cantidad deben ser prioridades educativas”
El director general de la Unesco, Koïchiro Matshuura habló en exlcusiva con MAGISTERIO sobre las prioridades educativas del momento y animó a los gobiernos de los países desarrollados a luchar contra el fracaso escolar en Secundaria.

Se han conseguido algunos avances en Educación a nivel mundial en los últimos años pero todavía queda mucho por hacer. ¿Cuáles son los principales retos educativos actuales?

Todavía hoy tenemos muchos problemas en la Educación mundial. El problema de la calidad y el problema de la cantidad. Para solucionar el problema de la calidad tenemos que mejorar el contenido de la Educación para todos los estudiantes, en los paísen en vías de desarrollo pero también en los países desarrollados. No podemos conformarnos con proporcionar el acceso a la enseñanza, debemos proporcionar una enseñanza de calidad. El segundo problema es el de la cantidad. En los países en vías de desarrollo muchos niños no tienen la posibilidad de ir la escuela. Hay que luchar contra esto. No podemos permitir que 75 millones de niños en el África Subsahariana y Asia Meridional no vayan al colegio. Tenemos que proporcionar al menos la enseñanza Primaria a estos niños. Es prioritario en estos momentos.

En España los problemas no surgen en Primaria sino en Secundaria, donde el fracaso escolar roza el 30%. ¿Cuál sería la solución en  este caso?

En los países desarrollados no es el problema del acceso lo que preocupa,  sino el del fracaso escolar y también la repetición, que aumenta espectacularmente cuando los estudiantes llegan a Secundaria. Tenemos que poner empeño en reducir ambos problemas.

0
Comentarios