Eva Almunia: la enseñanza concertada “debe seguir siendo la pieza clave que haga funcionar nuestro sistema educativo”

La secretaria de Estado de Educación inaugura el X Congreso de Escuelas Católicas (FERE-CECA y EyG) que se celebra en el Hotel Beatriz de Toledo del 26 al 28 de noviembre con la asistencia de más de 700 profesionales implicados en la Educación.
Jueves, 26 de noviembre de 2009
0

La mesa inaugural del X Congreso de Escuelas Católicas estaba compuesta por el consejero de la Presidencia de Castilla-La Mancha, José Valverde; el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez; la consejera de Educación de Castilla-La Mancha, Ángeles García; la presidenta del Consejo Escolar del Estado, Carmen Maestro; el presidente de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis, Casimiro López Llorente; la presidenta de EC, Inmaculada Tuset; el secretario general de EC, Manuel de Castro y el presidente de EC Castilla-La Mancha, Lorenzo Peñasco.

Lorenzo Peñasco, presidente de EC Castilla-La Mancha, abrió el turno de intervenciones agradeciendo la oportunidad otorgada de dar la bienvenida a los asistentes al X Congreso de Escuelas Católicas.

A continuación, Casimiro López Llorente, presidente de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis, dio las gracias a la escuela católica por la “enorme tarea educativa realizada durante tantos años”.

Por su parte, el consejero de la Presidencia de Castilla-La Mancha, José Valverde, en nombre del Presidente de Castilla-La Mancha, destacó las “excelentes relaciones mantenidas con Escuelas Católicas tanto a nivel autonómico como nacional”, relaciones que han hecho posible alcanzar acuerdos y compartir el objetivo común de lograr “una educación eficiente y eficaz”. Aseguró que desde su comunidad se invierte mucho en educación “no como gasto, sino como inversión de futuro”, potenciando la enseñanza bilingüe, las TIC y los Programas de Cualificación Profesional.

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, destacó la labor que realiza la escuela católica en la acogida e integración de alumnos, y se ofreció, en nombre de la misma, a contribuir a la “mejora de la educación que todos deseamos”.

La presidenta de Escuelas Católicas, Inmaculada Tuset, agradeció la presencia y participación de todos, al tiempo que subrayó que el objetivo último de este congreso es ofrecer una reflexión que ayude “a crecer a personas en todas sus potencialidades y con todas las posibilidades”. Tuset afirmó que, en el futuro, los centros de Escuelas Católicas tienen que lograr transmitir al alumnado la capacidad de construir la sociedad del mañana con valores profundos, cristianos y humanizadores; y al profesorado la formación, apoyo, respeto y valoración que necesitan para realizar su tarea de manera competente e ilusionada.

Por último, Eva Almunia comenzó su intervención agradeciendo de forma personal a Manuel de Castro los últimos años de trabajo y colaboración conjunta que, según aseguró, le han hecho entender que “la tarea educativa es un deber de todos y para todos”. Destacó que Escuelas Católicas, con Manuel de Castro al frente, “ha sabido tener la visión de futuro que apunta el lema del Congreso y, remarcando su ideario con clara independencia, ha sabido iluminar el camino que la educación debe seguir”. Aseguró que la enseñanza concertada “debe seguir siendo la pieza clave que haga funcionar nuestro sistema educativo” y afirmó que desde la Administración se espera que la nueva norma de conciertos “sea lugar donde renovarse y ampliar nuevos compromisos y también cauce de participación de todos en el sistema educativo”.

El acto de inauguración se completó con la interpretación de unas piezas musicales por un cuarteto de cuerda del Conservatorio Rodolfo Hälffter.

0