“Si no se concierta el Bachillerato, la idea es terminar en forma de convenios o becas”

El presidente de la Concee cree que la Administración es consciente del trastorno que se le ocasiona al alumno que tiene que abandonar un centro concertado al acabar la Secundaria porque sus padres no pueden costear el Bachillerato.

Adrián ArcosLunes, 23 de abril de 2012
0

Empezó su andadura en el mundo educativo en los años 70, siempre ligado al entonces presidente de la CECE, el padre Ángel Martínez Fuertes. Ma-nuel González, presidente de Facem, antes integrada en la CECE, se muestra muy ilusionado con la nueva Confederación de Centros Educativos (Concee). En su escaso tiempo de vida, ya la componen más de 1.000 centros en todo el país, la mayoría de ellos concertados, y cada día una decena de centros de todas las comunidades autónomas llama a la confederación interesándose por sus líneas de proyecto con el fin de integrarse en ella.

¿Cómo surge la nueva confederación? Hay una parte que se escinde de la CECE, ¿no es así?
Antes de nada, tengo que decir que mantenemos una muy buena relación con CECE y va seguir siendo así, porque debemos trabajar todas las organizaciones patronales juntas para sacar adelante este proyecto educativo. Lo que sí es verdad es que en CECE nacional crean una nueva patronal de Madrid, y esto es lo que dio problemas, porque no se entendía muy bien que Madrid tuviera dos patronales de la enseñanza dentro de la propia organización. Y desde Facem no nos sentíamos muy respaldados últimamente por la nueva dirección de CECE. Si a esto le sumamos la inquietud por parte de varios titulares de centros, que desde hace dos o tres años estaban intentando crear una patronal, fue lo que hizo que nos lanzáramos juntos a este proyecto que va a venir muy bien, porque cuanta más gente trabajemos por el bien de la Educación a nivel nacional, mejor va a ser para nuestros jóvenes y para crear una vía más rápida de sacar a nuestro país de la crisis.

¿También engloba a los concertados que se generaron dentro de Acade?
Con la economía del país como está, fueron muchas las familias que ya no podían pagar los gastos de un privado, por lo que algunos centros de Acade solicitaron el concierto. Entonces, lógicamente, no encajaban dentro del organigrama de Acade, por lo que decidieron unirse a nosotros. Son centros grandes con una gran trayectoria, y que ahora como concertados conservan su mismo espíritu. En Madrid, esos centros se integraron directamente en Facem y ahora están entrando los de otras comunidades.

Con la crisis que padece nuestro país, ¿es un buen momento para crear una nueva confederación de centros?
Realmente los problemas económicos que atraviesa el país no los vamos a descubrir nosotros ahora. Pero tal como está hoy el concierto educativo, muy bien gestionado, no tiene un coste excesivo para los padres, porque las enseñanzas son gratuitas y sólo tienen una pequeña aportación en algunos centros. Por eso es muy difícil que el padre lleve a sus hijos a los centros públicos si ya lo tenía en los concertados.

¿Es entonces una buena época para sacar adelante la Concertada ante la dificultad de las administraciones para crear centros públicos?
La Administración conoce perfectamente las necesidades educativas de su región, y sabe que le va a venir muy bien que un particular construya un centro nuevo para concertarlo, porque en las zonas donde se necesite la escolarización la va a tener asegurada. Además, los padres van a estar contentos y la Administración se ahorra un dinero importante en la construcción de un colegio, que puede suponer entre 18 y 19 millones de euros. Tenemos colegios con cuatro y cinco líneas, que han supuesto un esfuerzo económico brutal. Tendrán que pasar años para amortizar ese gasto, y en muchos casos no se llega a amortizar al 100% por el gran esfuerzo que tienen que hacer los titulares diariamente.

¿Cuál es la situación del módulo de otros gastos? ¿Se ha reducido en los últimos años?
No es que se haya reducido, sino que no ha subido en muchos años. Y estamos trabajando para que cambie esta situación, pero en este momento es muy difícil, y yo espero que la Administración tenga en cuenta el esfuerzo que hacemos los titulares de los centros. Mantener el colegio con la partida de otros gastos sería imposible si no tuviéramos las otras actividades. Gracias a la ayuda de muchos padres y a las actividades extraescolares, los colegios pueden salir adelante, porque si no sería imposible mantenerlos en condiciones óptimas.

Supongo que las ayudas también dependerán del interés de cada gobierno regional.
Creo que Madrid es la comunidad pionera en casi todo, y en Educación no iba a ser menos. Tenemos una presidenta que conoce muy bien la Educación, tanto la Pública como la Concertada, y una consejera que trabaja muy bien. El único problema es el tema económico, que es escaso para mantener la calidad y las nuevas tecnologías en los centros.

Pero eso no ocurrirá en todas las comunidades…
Puede haber algunos problemillas, pero a nivel general se está manteniendo el entendimiento. Está claro que no al nivel de Madrid, donde los centros están muy bien atendidos y muy escuchados por la propia comunidad en cualquier sugerencia o problema que le hacemos llegar. La pena es la crisis económica, y por eso yo espero que la Administración se dé cuenta del esfuerzo que realizan los titulares de los centros para poder sufragar esos gastos enormes que ha supuesto la construcción de esos nuevos colegios.

¿Tiene la Concee alguna estrategia para aumentar el número de alumnos en los centros?
Muy clara, dar una Educación de calidad para que los padres nos elijan. Y desde Concee vamos a ayudar a los centros para que todos estén actualizados en nuevas tecnologías, porque los padres nos las demandan. En un privado, tienes que ir avanzando día a día y dando más calidad para que el padre vea que su hijo está en un colegio de prestigio.

¿Cómo valora la reforma del Bachillerato del Ministerio? ¿Van a verse afectados los centros de Concee?
Yo creo que la reforma va en buena dirección, sobre todo el impulso que se le va a dar a la FP. En cuanto a las repercusiones en nuestros centros, hay algunos que no tienen Bachillerato que sí se podrían ver afectados. Pero ahora mismo no hay alarma, ya que la idea todavía no está completamente de-sarrollada. Estamos haciendo aportaciones y estaremos a disposición del Ministerio.

¿Tiene Concee muchos centros con Bachillerato?
El 70% de nuestros centros tiene Bachillerato. Y en el resto confío que al final lleguemos a un acuerdo para que se produzca el menor perjuicio posible.

¿Cree que la idea de la reforma es concertar algún día todo el Bachillerato?
Creo que si algún día España se recupera económicamente, la idea de la propia Administración es empezar por ahí. Y si no es a través del concierto, terminará en forma de convenios o de becas. Sacar del colegio a un alumno cuando llega al Bachillerato después de tantos años estudiando ahí, al final puede repercutir negativamente en su rendimiento. Las propias familias no quieren llevarlo al público, pero se ven obligadas ante la imposibilidad de pagar el privado. Y la Administración conoce esta situación y quiere que el estudiante que está en cualquier colegio salga muy bien formado y que a los padres se les ayude lo máximo posible.

¿Cómo puede reducir nuestro país las tasas de fracaso y abandono?
El principal motivo del fracaso escolar está en el fracaso en la familia, porque si analizamos las zonas donde hay más incidencia, nos damos cuenta que tiene mucho que ver con la clase social de las familias. Hay muchas familias desestructuradas, de padres separados, donde se produce una desorientación y no hay formación en valores. También comprobamos que en los colegios concertados hay menos fracaso escolar que los públicos, y yo creo que quizá se fundamente en esta idea de la situación familiar.

0