“La Lomce supone el mayor ataque a la Música desde que tenemos democracia”

La presidenta de la Asociación de Profesores de Música de Madrid (Apmusem), Oliva García, denuncia que “con la nueva ley, la Música se convierte en una asignatura optativa de oferta no obligatoria, ya que tanto la Administración autonómica como el centro educativo pueden decidir ofertarla o no”.

Adrián ArcosMartes, 19 de febrero de 2013
0

(Foto: Jorge Zorrilla)

Profesora de Secundaria de Música desde 1998, Oliva García es también presidenta de la Asociación de Profesores de Música de Madrid (Apmusem) y representante de la Confederación de Asociaciones de Educación Musical (Coaem). Hace dos semanas se reunió con el portavoz de Educación del PSOE en el Congreso, Mario Bedera, y la semana pasada con la del PP, Sandra Moneo, para mostrarles su postura con respecto al tratamiento de la enseñanza musical en la Lomce.

¿Cómo han tratado la Música las diferentes leyes educativas?
La Logse fue la primera que abordó bastante a fondo la Educación musical y además en todas las etapas. Se reguló en Primaria, en Secundaria y en los conservatorios de Grado Medio y Superior. Fue una ley muy revolucionaria y supuso un gran impulso para la Música en la etapa obligatoria.

¿En qué cursos se impartía y cuántas horas?
Se enseñaba en todos los cursos, en Primaria una hora y en Secundaria dos. En 4º de ESO era una optativa y en 1º de Bachillerato también una optativa de la modalidad de Ciencias Sociales y Humanidades que se llamaba Historia de la Música.

¿Y con la LOE?
La LOE restó presencia horaria. En Primaria se fusionó con Artísticas, y sólo disponemos de una hora a la semana en la que hay que abarcar los dos campos. Teniendo en cuenta de qué especialidad sea el profesor, tenderá más a un campo o a otro. En 1º de ESO desapareció la asignatura, por lo que perdimos la continuidad. En 2º de ESO disponemos de tres horas, en 3º de dos horas y en 4º es una materia optativa. En Bachillerato seguimos encontrando Historia de la Música.

¿Y ahora en la Lomce cómo se trata?
La Lomce es el mayor ataque a la Educación musical que se ha hecho en este país desde que tenemos democracia. En esta nueva ley encontramos asignaturas intocables, como la Religión, y también asignaturas  prioritarias y secundarias. La Música está entre las secundarias, con lo cual se convierte en una optativa que además no es de oferta obligatoria, es decir, ni la Administración autonómica ni el centro tienen la obligación de ofertarla. En el caso de que se oferte, los alumnos pueden elegirla o no. Y luego habrá que ver en qué condiciones se ofrece.

¿Esto se produce en todas las etapas?
En la ESO encontramos las asignaturas troncales, las específicas obligatorias  –Educación Física y Religión o Valores Éticos– y las específicas dependientes de la oferta educativa, y es aquí donde encontramos la Música entre un gran abanico de materias, de las que el alumno puede cursar como máximo tres. Si además el alumno tiene asignaturas de refuerzo, puede elegir aun menos optativas. No entendemos qué ideología hay detrás de esto, ya que como docente no entiendo qué significa Iniciación a la Actividad Emprendedora y Empresarial en 1º de ESO, donde los alumnos tienen 12 años. En Primaria tenemos la misma situación, ya que la Educación Artística se convierte en optativa, y ahora mismo es obligatoria.

¿Y en Bachillerato?
En Bachillerato igual. Las materias ligadas a la música –Análisis Musical, Historia de la Música, Lenguaje y Práctica Musical– son específicas dependientes de la oferta educativa. En resumen, con esta nueva ley, la Música se convierte en una optativa de oferta no obligatoria, ya que tanto la comunidad autónoma como el centro pueden decidir no ofertarla. Es decir, el alumno puede empezar 1º de Primaria y terminar la ESO sin cursar Música. Esto no ocurre en casi ningún país de la OCDE.

¿Han hecho un balance de cómo va a repercutir en el profesorado de Música?
No nos hemos puesto a hacer números. Pero en la Comunidad de Madrid, por ejemplo, hay profesores que son funcionarios y hasta primeros de octubre estuvieron en casa, cobrando, porque no tenían plaza; también hay funcionarios compartiendo centros de distintas localidades; hay profesores de otras especialidades que completan sus horarios con Música. Todo este popurrí se hace de forma ilegal porque hay un decreto de afines donde se especifica qué asignaturas puede impartir un profesor aunque tenga una sola especialidad, y en el caso de la Música no hay afines, a no ser que el profesor posea una doble titulación. De esta forma, se está reduciendo la plantilla docente, además de por el aumento de las horas lectivas, el aumento de la ratio de alumnos por aula y el hecho de que la LOE convirtiera la Música en optativa en 1º y en 4º de ESO y en 1º de Bachillerato, con lo cual se pierden horas y se necesitan menos profesores.

¿Cuál sería entonces el modelo ideal de enseñanza de la Música por etapas?
En Primaria queremos que la Educación Artística esté dentro del bloque de áreas troncales, es decir, que todos los alumnos cursen esa materia en todos los cursos de forma obligatoria. En Secundaria pedimos que la Música esté dentro del las específicas obligatorias, junto con la Educación Física y la Religión o Valores Éticos. Y en Bachillerato –donde han juntado el de Bellas Artes con el de Música y Artes Escénicas– queremos que nuestra asignatura esté dentro de las troncales de modalidad. No entendemos cómo en un Bachillerato de Artes no encontramos la Música en las materias de modalidad.  

¿Por qué es importante la enseñanza musical?
Una buena Educación musical contribuye a la adquisición de competencias básicas que no son sólo artísticas, como la expresión y la comunicación con los demás y la capacidad de escucha y de reflexión. En niveles mucho más básicos, es una herramienta que cualquier maestro, sobre todo los de Infantil, reconocen que utilizan. Y además es una herramienta fantástica para desarrollar nuestra propia psicomotricidad, que está relacionada con el desarrollo propio del lenguaje, de la expresión verbal del niño y de la comprensión. Además, se desarrolla las capacidades de concentración y de escucha, que afecta a todas las asignaturas, y la capacidad de hacer dos cosas a la vez.

¿Puede resultar entonces contraproducente el refuerzo de las instrumentales si no se desarrolla la Música?
Es verdad que llevamos un lastre con las instrumentales. Ya la LOE aumentó las horas de Lengua y Matemáticas, los alumnos tienen horas para aburrir, y aun así seguimos teniendo los mismos malos resultados. ¿Por qué no pensamos qué se está haciendo en esas horas de Matemáticas y Lengua? Lo que dicen los compañeros de Lengua y Matemáticas es que el refuerzo de instrumentales es una falacia, porque en Madrid, por ejemplo, se están eliminando los desdobles y las horas de compensatoria. Si de verdad quieres fortalecerlas, baja la ratio y haz grupos flexibles para que los alumnos con determinadas dificultades puedan ser ayudados.

0
Comentarios