Tampoco mejoramos en equidad

Según el último ‘PISA in Focus’, tampoco podemos presumir de que progresemos en esa virtud que algunos ven amenazada por la Lomce. El diagnóstico es el estancamiento total en calidad y equidad, tirando a empeorar, de nuestro sistema.
Paloma Díaz SoteroMartes, 2 de abril de 2013
0

Si hay algo con lo que un ministro disfruta es mostrando estudios que desmonten los axiomas de los que se sirve la oposición. En su última comparecencia en el Senado, Wert tiró del ‘PISA in Focus’ –los mini informes mensuales de la OCDE que exprimen hasta el último dato las pruebas PISA– para contrarrestar la constante apelación a la equidad por parte de quienes se oponen a la reforma emprendida. Asegura la oposición –de izquierdas– que la futura ley educativa va a cargarse lo único de lo que podemos presumir, que es la equidad de nuestro sistema: el logro de haber elevado el nivel educativo de toda la población y la homogeneidad de nuestros resultados en PISA.

Pero, según el último ‘PISA in Focus’, tampoco podemos presumir de que progresemos en esa virtud que algunos ven amenazada. En definitiva, el diagnóstico es el estancamiento total en calidad y equidad, tirando a empeorar, de nuestro sistema. Lo ilustra con claridad el gráfico de la OCDE sobre la evolución de los Estados entre los exámenes PISA de 2000 y 2009.

España aparece en el cuadrante inferior derecho, donde se ubican los países que han empeorado sus resultados y en los que, además, ha aumentado la distancia entre los alumnos de buenos entornos socioeconómicos y los de entornos más desfavorecidos.

Precisa el informe que el aumento de semejante distancia entre ‘pobres’ y ‘ricos’ no es relevante estadísticamente, si bien prueba que en nueve años el sistema español tampoco ha sido capaz de acercar al alumnado más desfavorecido en origen al rendimiento de los alumnos con mejores condiciones económicas y culturales.

Nuestro sistema no ha mejorado en equidad, incluso cuando partía de una base casi privilegiada, ligeramente por encima de la media de la OCDE: entre ‘pobres’ y ‘ricos’ el resultado en comprensión lectora dista 83 puntos (dos cursos de diferencia), cuando la media de la OCDE es de 88 puntos.

Si atendemos a la actuación global del alumnado español, nuestro rendimiento ha caído 11 puntos entre 2000 y 2009, 11 puntos que, si bien tampoco resultan relevantes estadísticamente, según dice el informe, no dejan de reflejar el estancamiento por debajo de la media de la OCDE y la imposibilidad de avanzar.

’PISA in Focus’ demuestra que sí se puede mejorar en resultados globales y en equidad (Chile, Alemania y Albania lo han hecho), y lo atribuye, entre otras cosas, al incremento de recursos destinados a los alumnos más desaventajados, inversión que aconseja. “Está probado que se puede evitar que los estudiantes de entornos desfavorecidos actúen peor en la escuela”, afirma el informe. “Las políticas pueden marcar la diferencia”.

0
Comentarios