“La negociación debe llegar hasta el punto de que tu modelo educativo sea afectado”

Partidario de lograr el mayor consenso en torno a la Lomce, el conselleiro gallego del PP sabe que eso supone cesiones pero también logros. Cree que la negociación tiene que detenerse cuando tu modelo educativo se pueda ver afectado.

José Mª de MoyaMartes, 18 de junio de 2013
0

El conselleiro Jesús Vázquez Abad se muestra extremadamente prudente en sus afirmaciones. Piensa que los políticos a veces pecan de superficiales y no quiere caer en ese defecto, ya que considera que en Educación hay temas realmente importantes como para dejarse llevar por la ideología o los intereses de partido. En sus respuestas hay un enorme pragmatismo y una defensa incondicional de la labor docente. Los males del sistema los achaca a las administraciones públicas y a los legisladores.

Con motivo de la reforma educativa, ¿de qué se está hablando para enturbiar el discurso?
Se habla de privatización, de cierre de la escuela pública o de agresión a las competencias autonómicas o a las lenguas cooficiales y yo creo que son argumentos absolutamente erróneos. Lo mejor sería llegar a acuerdos y profundizar en los objetivos que se persiguen, saber de qué recursos disponemos para poder llevar a cabo esos objetivos y cumplirlos. Creo que hay temas realmente importantes y no hay que caer en la superficialidad política o en el debate que interesa a ciertos políticos. No es la realidad de la comunidad escolar y creo que se ha utilizado para atacar al Gobierno.

El ministro tuvo hace unas semanas un desliz y dijo que esta ley también era ideológica como las anteriores. Después salió Rajoy a decir que no, que no era ideológica, como muchos pensamos.
Yo creo que nunca podemos hablar de ideología cuando hablamos de Educación. Yo creo que no se refería a ideología política sino a una serie de valores que pueden estar más o menos presentes en una ley. El PP fomenta la cultura del esfuerzo, la evaluación continua y las pruebas externas, pero decir que esto es ideología es un tremendo error.

Hay tres temas que se llevan los titulares: la Religión, la Educación para la Ciudadanía y la enseñanza diferenciada. ¿Cuál es su posición?
Respecto a la Religión sólo hay un apartado que cambia y es que ahora sí que va a ser tenida en cuenta la nota. No hay más. Con respecto a este punto, sí que podría tratarse de llegar a un acuerdo.

¿Y que la nota no contase?
Si eso supone un consenso supongo que sí. Segundo punto, la existencia o no de Educación para la Ciudadanía. Desde mi punto de vista, siempre he pensado que los valores debían estar ligados de manera transversal, no centralizados en una única hora a la semana. Es más, yo diría que en consonancia con la familia los valores hay que trabajarlos desde que el alumno se acuesta hasta que el alumno se levanta. En este caso coincido en la no existencia de una asignatura como Ciudadanía.

¿Y este tema también estaría dispuesto a repensarlo en aras del consenso?
Si se trata de consensuar es necesario ceder. Si uno intenta negociar se entiende que va a conseguir logros y también cesiones. La negociación ocurre hasta el punto de que tu modelo educativo se pueda ver afectado. Sobre la enseñanza diferenciada, creo en la libertad de las familias y en que las administraciones públicas cumplan las normas.

De los temas centrales de la Lomce, ¿qué le sobra o qué le falta?
Yo creo que le falta un mayor consenso. Dicho sea de paso, quien pide el consenso es quien en estos últimos meses ha negado toda posibilidad de ello. Una vez dicho esto creo que el anteproyecto de ley ha ido cambiando mucho. Han mejorado muchas cuestiones. Los aspectos básicos de la ley son todos positivos y todos tienden a tratar de buscar solución a los problemas que han surgido en el ámbito educativo español, como el abandono, la mejora de las competencias, los resultados y la empleabilidad de los alumnos. Ahora tiene que venir acompañada de recursos económicos para poderla aplicar y para poder trabajar con la comunidad escolar y demostrar que es una ley que viene a solucionar problemas que otras leyes socialistas no han sido capaces de solucionar.

Algunas cuestiones han sido discutidas dentro del PP, como el modelo de dirección. ¿Qué le parece?
Yo creo que lo que busca la ley es precisamente una mayor autonomía de los centros y unos directores con un mayor nivel de profesionalización. La comunidad escolar no está demandando un Cuerpo de Directores. En su momento ese modelo se extinguió y de lo que se trata finalmente es de obtener mejores resultados, más allá de un Cuerpo de Directores. Sí que a veces se ve la necesidad de que el director tenga herramientas o instrumentos que le permitan actuar con mayor rapidez en la toma de decisiones de cara al absentismo, el acoso escolar, los planes de mejora de la convivencia y, por supuesto, también la propia estructura organizativa y la organización de los recursos.

¿Debería contemplar la ley estos temas o es mejor dejarlos para el Estatuto docente?
Pienso que es necesario un Estatuto docente. Es importante porque tiene que potenciar y valorar la figura del profesor y porque tiene que establecerse a través de un texto normativo que fije todos los aspectos que influyan en la función docente, desde el acceso hasta su jubilación, pasando por los distintos puestos a los que puede acceder, el régimen de incentivos, etc. Pero siempre buscando la valoración del profesor. El docente es la pieza clave.

¿Aquí van a modificar los baremos para acceder a la bolsa de interinos?
Es que aquí en Galicia ya existían unas bolsas y la inmensa mayoría de los que accedían a ellas venían con el examen aprobado, porque es obligatorio.

Ahora mismo entonces ¿se puede afirmar que no hay dando clase ningún profesor que no haya aprobado?
No, no tengo esos datos. Pero estoy seguro de que es la comunidad que venía aplicando unas normas más coherentes para el acceso de interinos. Este año, por ejemplo, con los interinos nuevos sólo se va a tener en cuenta el examen.

¿Y eso por qué?
Porque es una cuestión que ha decidido la Consellería. Es cierto que los sindicatos han protestado, pero decidimos que los interinos que quisieran entrar en las bolsas sería teniendo en cuenta el examen.

¿Le parecería adecuado entonces que el Estatuto docente recoja que se exija aprobar el examen?
Sí, creo que es lo obvio y lo coherente, que los nuevos partan de una situación que conocen a priori. Los interinos que llevan en la bolsa años tienen otras circunstancias; y todo en la vida tiene que verse de distinta forma.

En Madrid se montó una escandalera por el porcentaje de profesores que no aprobaban y porque los exámenes eran muy sencillos…
Yo creo que los exámenes no son tan fáciles. Los opositores pasan muchos meses preparándose y se enfrentan a las pruebas que organiza la Administración. Por tanto, tendrá la culpa la Administración con el nivel de exigencia que pida. Yo creo que el docente y el opositor tratan de buscar lo mejor y es una carrera muy vocacional. Hoy por hoy tenemos unos docentes muy preparados. Hay fallos en el sistema, pero la solución está en la conjunción de las distintas piezas. No puede recaer el fallo en el profesorado. Yo creo que tenemos un profesorado bien formado, padres exigentes y una juventud cada vez más formada.

¿Esa frase sobre el profesorado no es un mito?
No, tenemos el profesorado más formado de la historia. Lo digo convencido. A partir de ahí es clave la formación del profesorado como actividad continua. Lo que pasa es que es muy difícil dedicar todo el dinero que te gustaría destinar como Administración a la formación, a una formación estudiada y reglada.

¿No le parece que hay una sensación en la sociedad de que del mismo modo que tenemos médicos muy bien formados, no tenemos los mejores maestros del mundo?
Yo creo que en el modelo sanitario no ha habido tantas leyes cambiantes como en el modelo educativo. El modelo sanitario siempre partió de un modelo político de consenso. El modelo educativo ha variado incluso con leyes que pertenecían al mismo partido. Tenemos muy buen profesorado, muy implicado y que dedica muchísimo tiempo a buscar y a formar a sus alumnos. Pero evidentemente tenemos cuestiones que deben ser superadas. Quienes diseñan los sistemas de acceso no son los profesores, es la Administración.

¿No le falta un MIR al sistema educativo?
Puede ser, y probablemente sería bien acogido por la comunidad escolar, pero es una decisión política.

¿No sería deseable que los mejores estudiantes eligieran Magisterio?
Yo lo que digo es que a veces tendemos a menoscabar la figura del profesorado y tenemos a personas magníficas. Lo que está claro es que tenemos un sistema que a veces no funciona, y eso es culpa de la Administración por no exigir. El sistema tiene que arreglar lo que no funciona.

No se trata de culpabilizar al profesorado como persona, sino de que es el sistema el que ha hecho malo al profesor.
Sí, sí, totalmente de acuerdo. Para eso es necesario un Estatuto docente que revalorizara la función del profesor y que la sociedad supiese la importancia de tener un profesorado no cuestionado. Eso podría ser una vía fabulosa para que los mejores expedientes se decantasen hacia una actividad tan bonita y tan de servicio público como es la docencia.

Eso hay que decirlo, pero creo que no es bueno abundar en ello porque los profesores no son tontos, saben cuál es su problema, saben cómo son valorados…
No tengo esos datos, pero creo que el profesorado no difiere de la media en otros trabajos.

En todo caso me refiero al profesorado como colectivo profesional.
No lo digo por quedar bien. Tenemos un profesorado muy formado. Y cada vez que hacemos un curso, se apuntan más de 1.000 profesores. Lo que pasa es que el profesorado tiene que tener muy claras cuáles son sus motivaciones. A un médico nadie lo cuestiona, a un profesor sí.

Evaluaciones de etapa, rankings y conciertos

¿Las evaluaciones de 6º de Primaria y 4º de la ESO deben ser materia de Estado?
“Yo creo que las comunidades son las que tienen la competencia y las que tiene que aplicar las evaluaciones. La comunidad autónoma tiene que trabajar de la mano con el Estado para ver cuál es la realidad más inmediata de sus alumnos. Yo estoy a favor de las evaluaciones, tanto internas como externas, pero no por el mero hecho de comparar sino por el hecho de aprender de lo que estamos haciendo y tratar de subsanar lo que va mal. Pero desde un punto de vista riguroso, no de autoengañarnos y decir qué maravillosos son nuestros centros”.

¿Es partidario de que se muestren los resultados centro a centro? 

“Creo que la sociedad tiene que evolucionar hacia la comprensión de los resultados. No se puede poner sólo el ojo en las administraciones educativas y en los centros, porque parece que en este momento estamos fijando mucho el foco sobre el profesorado y el colegio. Un colegio no sólo es una marca, pero si el ranking estuviese muy bien planteado puede ser una medida muy importante”. 

­­­

¿Publicaría los datos de los centros? Y si es así, ¿qué datos publicaría?
“En Galicia no publicamos los datos de los centros. Cada centro sabe cuál es su dato, sabe cuál es la media del entorno y sabe cuál es la media de Galicia. Cualquier padre lo puede solicitar y la propia comunidad escolar puede trabajar con esos datos, que es lo que a la Administración le interesa: saber por qué aquellos centros que han salido mal parados han salido mal, saber sus deficiencias e intentar ayudarles”.

¿Cree que en la Lomce debería de modificar el sistema de conciertos?
“Sí, totalmente de acuerdo. También para tratar de que los centros concertados se motiven para integrar a todo tipo de alumnos con diferentes circunstancias y para favorecer a aquellos centros que están planteando proyectos de inclusión o de cara a otras necesidades”.

¿Tendría que haber distintos tipos de concierto con diferente dotación?
“Más que distintos conciertos, porque deberíamos de tender hacia un sistema de calidad único, lo que sí creo es que se debería de primar a aquellos centros que adopten otras medidas, de cara a primar en positivo. Con respecto a los cobros, lo que tenemos claro es que la Educación debe ser gratuita. Otra cosa es que se cambie la normativa y se permita a los concertados tomar distintas vías. La Educación tiene que ser gratis, para eso está la Administración”.

0
Comentarios