Madrid quiere liderar el cambio en los planes de estudio de Magisterio

Isabel GarcíaMartes, 10 de septiembre de 2013
0

Hace unos días, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, conseguía dejar a todos con la boca abierta después de anunciar en el Debate del Estado de la Región que tiene intención de cambiar los planes de estudio del Grado de Magisterio, medida para la que no tiene competencia un gobierno autonómico y sobre la que aún no se ha pronunciado el ministro Wert.
“Supongo que el anuncio lo habrá hecho con la mejor intención pero, desde luego, el Gobierno de la Comunidad de Madrid no tiene autonomía para poder hacer este cambio en el plan de estudios”, comentó la decana de la Facultad de Educación de la Universidad Complutense de Madrid, María José Fernández Díaz.

El anuncio viene a colación de los últimos resultados cosechados en las oposiciones celebradas el pasado mes de julio. El 72,4 por ciento de los aspirantes a maestros en la Comunidad suspendieron la prueba de conocimientos generales (7.517 de los 10.380 candidatos), la cifra es aún peor en el año 2011, cuando cerca del 90 por ciento de los candidatos no lograron superar esta prueba.

Para conseguir mejorar estos resultados, González propone incrementar el peso académico del que actualmente gozan asignaturas como Matemáticas, Lengua, Inglés o Ciencias Sociales en detrimento de otras como Aprendizaje y De-sarrollo de la Personalidad o Sociedad, Familia y Escuela.

Voces discordantes
Las reacciones a la propuesta no se han hecho esperar y la decana de la Facultad de Educación de la Universidad Complutense quiere recordar a Ignacio González que la primera promoción de alumnos graduados, conforme al nuevo plan de estudios, aún no ha pasado por ninguna oposición y, por tanto, no han podido poner a prueba sus conocimientos. “Antes de hacer un cambio estructural deberíamos saber si los alumnos que han salido este curso como graduados mejoran esos resultados. Hasta la fecha solamente se han examinado los diplomados, así que antes de cambiar nada hay que ver si estos nuevos alumnos son capaces de ofrecer una mejor puntuación”, declaró María José Fernández Díaz.

La decana, además, quiso añadir que en las universidades no se tienen que dar conceptos tan básicos como dividir o multiplicar, esos son conocimientos que se tienen que adquirir en los colegios y en los institutos. “En muchas ocasiones nos encontramos con alumnos que entran a la Universidad con un nivel de conocimiento muy bajo y nuestro trabajo es aportar conocimientos más profundos e inculcar la manera de enseñar para ser un buen maestro. Por tanto, es necesario fijarse en otros niveles de la Educación antes de culpar a la carrera”, advirtió Fernández Díaz.

Un anuncio “simplista”
Para el sindicato de profesores ANPE, el anuncio no pudo ser más desafortunado. “Creemos que lo primero que debería haber hecho González es haber trasladado la medida a los agentes que trabajan en el sector educativo antes de comunicarlo a la opinión pública para llenar titulares”, juzgó el secretario general de ANPE Madrid, Francisco Melcón.

Asimismo, consideró que el planteamiento lanzado por el presidente de la Comunidad de Madrid es simplista y que es necesario un estudio más pormenorizado para poder mejorar y dar con las claves de los cambios que pudieran ser necesarios para mejorar la calidad de la Educación.

En este punto también está de acuerdo Fernández Díaz. “Hay cosas que son mejorables. Por ejemplo, no tiene sentido otorgar títulos de experto con solamente 20 créditos, ya que el alumno no sale preparado; o que cada vez haya más alumnos por clase y que disminuya el número de profesores que tienen dedicación exclusiva en la materia que imparten”, señaló la decana de la Facultad de Educación.

Por su parte, la Confederación Católica de Padres de Alumnos y Padres de Familia (Concapa) no tardó en hacer público su apoyo a Ignacio González por su propuesta de modificar los planes de estudio para mejorar la formación de los maestros. En un comunicado, Concapa aseguró que para conseguir un mejor nivel en los escolares es “fundamental contar con la mejor formación posible del profesorado, escogiendo los mejores expedientes académicos”.

Abrir un debate
No obstante, tanto María José Fernández Díaz como Francisco Melcón están dispuestos a iniciar un debate para hablar con detalle de lo que propone Ignacio González. Los dos están de acuerdo que hay aspectos que son mejorables pero que hay evaluar el cambio con cuidado, ya que no se puede estar cambiando de planes de estudio un día sí y otro también. A pesar de todo, el que finalmente tiene que dar el visto bueno a esta nueva propuesta de plan de estudio es el Ministerio de Educación, que es el que tiene la potestad para poder cambiar o regular las carreras universitarias y cuya voz aún no se ha escuchado.

Desglose de las claves del cambio en el Grado de Magisterio

  • Los estudios de Grado de Maestro de Educación Infantil y Primaria se cursan en cuatro años y son necesarios 240 créditos, incluyendo materias comunes. Parte de estos créditos se apoya en contenidos pedagógicos y didácticos. Según los expertos, asignaturas indispensables para conocer la psicología y el comportamiento de un niño al que posteriormente se va a dar clase.
  • La asignatura obligatoria de Historia y Corrientes Internacionales de la Educación aporta al estudiante seis créditos, los mismos que obtiene el futuro maestro con la asignatura obligatoria de Inglés. El alumno logra seis créditos con la asignatura Organización y Gestión de Instituciones y Programas Educativos, los mismos que se logran con asignaturas optativas como Historia o Geografía de España. Estas dos últimas materias se imparten en el último curso de Bachillerato.
  • Según Ignacio González, los colegios públicos son la garantía para que cualquier ciudadano, al margen de su economía, tenga acceso a la mejor Educación posible. Por esta razón, González quiere que quienes den clase en estos centros “tengan la mejor preparación y dominen los contenidos que han de transmitir”.
  • A la vista de esta situación, el Gobierno de la Comunidad de Madrid considera “imprescindible y prioritario” trabajar en la mejora de la formación de los maestros para conseguir, de esta manera, elevar la calidad educativa tanto en Madrid como también en el resto de España.
  • Ignacio González abrirá en las próximas fechas un calendario de reuniones con los rectores de las universidades madrileñas y los decanos de las facultades que imparten el Grado de Magisterio para solicitarles un cambio profundo en los planes de estudio de la carrera y recabar sus opiniones.
  • Asimismo, el Gobierno de la Comunidad de Madrid también ha propuesto a la Comisión de Educación de la Asamblea regional la constitución de un grupo de trabajo con el objetivo de elaborar un documento que recoja con detalle las distintas propuestas para la modificación de los estudios de Magisterio. La comisión diseñará un calendario de comparecencias de expertos educativos que puedan aportar sus distintos puntos de vista sobre la modificación de los estudios de Grado.
0
Comentarios