Transmitiendo salud emocional a los niños en casa y en el cole

En la actualidad cada vez observamos más problemas de conducta en la infancia y cada vez tenemos más niños que desde las primeras etapas de su vida tienen problemas de comportamiento.

María HernándezMartes, 15 de octubre de 2013
0

Esta situación llevó a la psicóloga y especialista en atención temprana Sonsoles Perpiñán a plantearse una pregunta: ¿por qué estamos llegando a estos límites? Con su nuevo libro La salud emocional en la infancia: componentes y estrategias de actuación en la escuela, intenta dar múltiples respuestas a esta pregunta.
En su presentación, celebrada en la sede de la Organización de Estados Iberoamericanos de Madrid, se quiso destacar en todo momento la labor docentes y el importante papel que, sobre todo en estos momentos, cumplen los profesores. Así lo quiso recalcar Belén de la Torre, coordinadora de Programas en la OEI, cuando afirmó que “entiendo la docencia como la que está formada por aquellas piezas claves del sistema educativo que comprometidos con su trabajo resisten a los cambios educativos y luchan por la inclusión educativa al margen de los recortes económicos o los cambios sociales. El docente siempre está y estará ahí”.

Una práctica guía
El libro destaca el papel de la Educación como una labor técnica pero con un alto componente emocional y afectivo. Publicado por Narcea Ediciones, según su directora, Mónica González, en el libro se tiene en cuenta que “somos seres sociales y sociables. Crecer en condiciones saludables desde el punto de vista emocional es asegurar la estabilidad de la persona a lo largo de su trayectoria vital”. Esto se refiere no sólo a los profesores o docentes, ya que según su autora, el libro “se dirige a educadores, que son todos los adultos que se relacionan con los niños. Padres, madres, maestros o profesores”.
Sonsoles Perpiñán lo ha escrito buscando dos objetivos fundamentales: comprender la importancia de educar en salud emocional desde la primera infancia y asumir el papel del adulto en sus interacciones con el niño. “He escrito este libro para tratar de buscar u ofrecer alternativas para prevenir trastornos de tipo emocional en la infancia, porque es cuando realmente se construye la personalidad de los individuos”.
Así, la primera parte del libro cuenta cuáles son los componentes fundamentales de la salud emocional, mientras que en la segunda se buscan estrategias a seguir para potenciar estos componentes personales y relacionales. Dentro de estos últimos encontramos un factor clave en el entorno de la salud emocional: los vínculos afectivos. Aquellas personas que tienen bien establecidos sus vínculos afectivos están más seguras y se enfrentan con más certeza a cada uno de los acontecimientos de la vida. “Yo defiendo muchísimo que los profesores y los tutores en la escuela tienen que querer a sus alumnos, tienen que interactuar con ellos desde una perspectiva afectiva; escucharles, hablar con ellos, considerar sus necesidades y preocupaciones”, explica la escritora.
En la sección de estrategias, algunas de las sugerencias que aparecen en el libro para mejorar las relaciones con los niños y su salud emocional son: crear una cultura familiar o de aula con frases o vivencias positivas, usar descripciones de conducta en lugar de calificativos, anticipar el éxito o valorar la persistencia y el esfuerzo. Además, siempre hay que tener presente que la firmeza no está reñida con el afecto.

Salud emocional
Nosotros, en cada una de las relaciones y en las interacciones que tenemos con los niños, les estamos educando y les estamos transmitiendo salud emocional. “Igual que enseñamos a los niños a lavarse los dientes para prevenir las caries o que intentamos que coman fruta y verdura para prevenir enfermedades, estoy convencida de que desde la más temprana infancia podemos enseñar a nuestros niños a formar una personalidad sana que les permita enfrentarse a las circunstancias de su vida de una forma más saludable”, concluye la autora.

Algo sobre la psicóloga Sonsoles Perpiñán
La abulense Sonsoles Perpiñán es psicóloga de formación y especialista en Educación Infantil y en atención temprana.
Fue secretaria de la Federación Estatal de Asociaciones de Profesionales de Atención Temprana.
En la actualidad es directora del equipo de Atención Temprana de Ávila, dependiente de la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León.
Es, además, asesora técnica de la Asociación Abulense de Síndrome de Down y asesora también en proyectos de integración escolar, formación y atención temprana en Oruro, Bolivia.
También ha impartido numerosos cursos de especialización de profesionales. Gran parte de las enseñanzas de estos cursos es lo que podemos encontrar en este libro.
Atención temprana y familia: cómo intervenir creando entornos competentes es otro de sus libros publicados.

0