La conflictividad en Primaria se iguala por primera vez a la de Secundaria

ANPE presenta el nuevo informe del Defensor del Profesor, donde refleja las quejas de los docentes ante las faltas de respeto de los alumnos en Secundaria, aunque en Primaria proceden más de los padres.
Adrián ArcosMiércoles, 4 de diciembre de 2013
0

Por primera vez, las denuncias de profesores en Primaria se igualan a las de Secundaria, concretamente en el 40%. Así lo ha denunciado ANPE durante la presentación del nuevo informe del Defensor del Profesor, que recibió el pasado curso 2012-13 un total de 3.348 llamadas de toda España. En Secundaria son las faltas de respeto de los alumnos las que provocan las quejas de los docentes, pero en Primaria se deben a las falsas acusaciones por parte de los padres, que hacen una “defensa incondicional” de los actos de sus hijos. En Infantil se produce un 8% de las denuncias, donde obviamente no son los niños los causantes, sino también sus familias.

Estas vulneraciones de la convivencia escolar están haciendo que cada vez sean más los profesores que quieran dejar la docencia, ya que en el curso 2011-12 el porcentaje era de un 7%, según señaló Nicolás Fernández Guisado, presidente nacional de ANPE, mientras que en 2012-13 era del 8%. Este dato, según Fernández Guisado, “refleja la desmotivación que comienza a extenderse por la profesión, que también se debe a la incidencia de los recortes en los programas de apoyo, la disminución del número de profesores, el aumento de horas lectivas y de la ratio de alumnos por aula”. Según el presidente de ANPE, “se ha producido un estancamiento de la mejora de la convivencia en las aulas que tiene que ver con los recortes educativos, por la imposibilidad de aplicar programas de refuerzo y el empeoramiento de las condiciones laborales”.

Como se puede ver en el cuadro de la derecha, las faltas de respeto de los alumnos a sus docentes son las que más han aumentado, pasando del 21% en el curso 2011-12 al 27% el curso pasado. El acoso y amenaza de padres ha crecido un 1% (del 26 al 27%); los insultos del 12 al 13%; las conductas agresivas, del 11 al 12%; y las dificultades administrativas con la dirección, del 14 al 16%, por destacar algunos problemas. Las amenazas más graves, las que tienen que ver con las agresiones físicas, se mantienen en el 1%.

Los motivos de estos incrementos, según la coordinadora del Defensor del Profesor, Inmaculada Suárez, están en “el incumplimiento por parte de los propios centros de la normativa de convivencia que sanciona las malas conductas, la defensa incondicional de los padres que creen a sus hijos antes que a los docentes, pero también en el poco respaldo de la Administración y de la Inspección educativas al docente, ya que cuestionan su denuncia y esto da alas al alumno a continuar con su conducta porque sabe que no le va a pasar nada”.

En cuanto a las normas de convivencia, aunque recojan la reprobación de las malas conductas del alumno en el centro educativo, este sindicato denuncia que “los padres, sin embargo, gozan de una absoluta impunidad”. Por este motivo, piden que se desarrolle alguna normativa al respecto para que se aplique a los padres “cuyo comportamiento, en algunos casos, deja mucho que desear”, como afirma Inmaculada Suárez.

Preparación docente
Respecto a la situación del profesorado, y a las “constantes afirmaciones de políticos sobre su “falta de preparación”, el presidente nacional de ANPE anunció que el sindicato está elaborando un informe sobre la formación de este colectivo y adelantó que “el 50% de los maestros de Primaria tiene dos titulaciones universitarias y más de un tercio otra especialización o un máster”.

En cuanto a los profesores de Secundaria de la Pública, Guisado indicó que el 30% cuenta con otra titulación universitaria y el 80% acredita el dominio de otra lengua. También aseguró que más del 90% del profesorado actual ha realizado algún curso de formación en nuevas tecnologías. “Son datos muy significativos que hablan del verdadero compromiso y cualificación de este colectivo”, concluyó.

0