Gomendio, satisfecha por que todas las comunidades hayan solicitado becarios docentes

La secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, anuncia que serán en total 2.000 egresados universitarios los que se encargarán de cubrir el apoyo en las aulas de Primaria.
Adrián ArcosMartes, 17 de marzo de 2015
0

“Estamos muy satisfechos porque todas las comunidades autónomas han manifestado mucho interés por recibir becarios de esta convocatoria”. Así se mostró la secretaria de Estado, Montserrat Gomendio, durante la Comisión de Educación celebrada el pasado miércoles en el Congreso de los Diputados. Se refería a la convocatoria de becas dirigidas a egresados universitarios para realizar actividades de apoyo en centros públicos y concertados de Educación Primaria. La postura positiva de las comunidades se produjo, según Gomendio, el pasado 19 de febrero en una reunión de la Comisión General de Educación entre representantes del Ministerio y de las consejerías de Educación. “Esperamos que con lo que podemos financiar este año, que creemos que serán aproximadamente 2.000 becarios, se pueda dar apoyo a centros de todas las comunidades autónomas”, manifestó.

En cuanto a cómo se van a repartir los becarios, Gomendio aseguró que “no se van a utilizar los parámetros de los anteriores programas de cooperación territorial”, e informó de que “se ha pedido un mapa de los centros que cumplen con los requisitos que deben tener para poder recibir becarios de esta modalidad, es decir, centros que presenten una especial dificultad”.

La convocatoria está diseñada para que estos becarios ayuden al profesorado en aquellos centros que presenten especial dificultad, ya sea porque los alumnos tengan una tasa de repetición más alta o mayor tasa de abandono temprano, o porque esos centros se encuentren en entornos socioeconómicos desfavorecidos. También se tendrá en cuenta si existe una alta población de estudiantes inmigrantes cuya lengua materna no es el castellano o más alumnos con necesidades especiales. “A partir de ahí, y en colaboración con las comunidades autónomas, ya se verá cómo se van incorporando los becarios a los centros”, apuntó Gomendio.

Para el portavoz socialista de Educación, Mario Bedera, “estas becas son un lavado de cara de la política de duros recortes educativos en general y del profesorado en particular”. Para él, “suena a broma que después de recortar 24.000 profesores de las plantillas y el 90% de los Presupuestos Generales del Estado de 2015 destinados a Educación compensatoria, se saquen ahora estas becas destinadas a 2.000 egresados universitarios”. Según Bedera, “estamos ante un lenitivo académico que intenta calmar esos destrozos”.

Bedera no fue el único que criticó estas becas en el Congreso. El diputado de Foro Asturias, Enrique Álvarez Sostres, sostuvo que “el apoyo a las aulas no debería ser para un becario de seis meses”. Él hubiera preferido “encontrar un plan sistemático referente al profesorado, consensuado con las fuerzas sindicales y empresariales, para el sector público y el sector privado”.

Postura sindical
Gomendio se mostró consciente de que los becarios pueden no estar suficientemente preparados para dar clase, y por eso incidió en que “no van a sustituir al profesor, sino darle apoyo”. La secretaria de Estado reconoció que los sindicatos han manifestado una postura diferente, pero aseguró que “ha consistido en las reclamaciones tradicionales del colectivo al que representan, es decir, aumento salarial y disminución de ratio, y que hasta que eso no se cumpliese no querían entrar a negociar esta convocatoria de becas”. Ella siguió insistiendo en que “las comunidades autónomas sí que han acogido favorablemente esta medidas tras las reuniones mantenidas con ellas”.

0