La consejera extremeña defiende el modelo de bilingüismo

El sindicato CSI-F critica que con solo dos áreas, los alumnos no aprenden inglés. En cambio, la consejera de Educación, Trinidad Nogales, defiende como “positivo” el modelo llevado a cabo en la comunidad.
RedacciónMartes, 17 de marzo de 2015
0

Trinidad Nogales. (Foto: Gobex)

La consejera de Educación, Trinidad Nogales, ha defendido como “positivo” el modelo de Educación bilingüe llevado a cabo en la comunidad, y ha afirmado que el Gobierno autonómico ha apostado sin paliativos por el bilingüismo. Nogales ha explicado a los medios que el Ejecutivo ha buscado, entre otras cosas, el incremento de las secciones bilingües, la ampliación de las aulas adscritas a las escuelas de idiomas en todas las comarcas, o el incremento de las licencias on line y las acreditaciones del profesorado.

Sin embargo, el sindicato CSI-F por su parte entiende que este modelo de enseñanza bilingüe “no satisface al profesorado”, y lo califica con suspenso. El sindicato critica que una consulta hecha entre el profesorado en su web y redes sociales discrepa de los resultados difundidos por la Consejería el pasado mes de febrero y se pregunta “cómo alguien puede creer que por recibir las clases de dos áreas en un idioma los alumnos van a manejarse con soltura en ese idioma”.

Aumento de las secciones

Frente a estas críticas, la consejera ha indicado que se detectaba una “carencia idiomática” de bilingüismo bastante “sangrante” en el sistema educativo al inicio de la legislatura, por lo que se llevó a cabo, según Nogales, un importante esfuerzo para incrementar en un 114% las secciones bilingües.

La consejera ha señalado que, al margen de que puedan existir disfunciones en algunos centros, las secciones bilingües son “muy positivas” para el sistema educativo, y que los equipos directivos y docentes de la comunidad educativa extremeña son “muy buenos profesionales” y que confía plenamente en ellos.

Desde el sindicato, no obstante, han afirmado que, pese a las acciones emprendidas en los últimos años para favorecer la enseñanza de idiomas, cuyo esfuerzo valoran, no comparten ese modelo que se basa en “la relación más natural y ordinaria entre profesores y alumnos”.

El pasado curso, la Consejería llevó a cabo la primera evaluación de las secciones bilingües de inglés y francés, y destacó que el alumnado matriculado en esas secciones rinde en torno a un nivel de competencia A2 al final de Primaria y a un B1 al final de Secundaria, objetivos marcados en la Ley de Educación de Extremadura.

La consejera entregó además la pasada semana los premios Joaquín Sama a la innovación educativa y los premios Tomás García Verdejo a las buenas prácticas educativas, destacando que son un modo de recompensar “los esfuerzos excepcionales” en favor de una Educación de calidad.

0
Comentarios