“El título es una obligación y también un derecho que debemos garantizar”

La presidenta de Copoe, Ana Cobos, considera que el título de Graduado en ESO “acredita unos conocimientos muy básicos y no debería ser un logro tan valorado como lo está en España”.
José Mª de MoyaMartes, 21 de abril de 2015
0

En marzo de 2005 se constituyó la Confederación de Organizaciones de Psicopedagogía y Orientación de España (Copoe) que está formada por 22 entidades territoriales con el fin de crear un foro a nivel nacional y que en la actualidad preside Ana Cobos. La confederación se fundamenta en la defensa de los principios científicos de la orientación y la psicopedagogía y la difusión de los procesos de orientación. Con Ana Cobos hablamos de las últimas reformas educativas.

¿Qué opina del último cambio legislativo en torno a las carreras universitarias de cuatro años más uno de máster o de tres más uno. ¿Hay alguno que le convenza más?
Me cuesta mucho decidirme porque entiendo que la formación universitaria debe ser amplia, contundente y con unos buenos pilares en el marco de las disciplinas de las ciencias. Una formación amplia es buena, pero la cantidad o la duración en el tiempo no es garantía de una mejor formación. Si la formación es de calidad, también podemos ir a un modelo 3+2 que tiene como positivo la versatilidad y la posibilidad de que la formación tenga una primera base de tres años y luego permita la flexibilidad de que el estudiante decida cuál va a ser la formación más específica a través de un máster. Un máster de dos años tiene más formación y periodo de prácticas.

¿Puede haber titulaciones que se acoplen mejor al 3+2 y otras al 4+1?
Podría ser, pero la duración de los estudios no es garantía de calidad. Cada disciplina debe saber cuánto tiempo necesita para hacer una formación de calidad.

¿Le parece un error que cada universidad use distribuciones distintas para la misma titulación? ¿Se podría caer en una mercantilización de la enseñanza?
La mercantilización podría consistir en que el alumnado que tuviera recursos económicos para moverse por el Estado pudiera ir optando por los caminos más cortos o con más prestigio. Tendríamos que tener unas garantías mínimas en todo el Estado. Podría haber variedad en cuestión de titulaciones, pero no de universidades. ¿Por qué un Grado de Derecho va a ser de tres años en un lado y de cuatro en otro si lo que se estudia es lo mismo?

Otra cuestión es la del nuevo itinerario que se ha crea­do en Empleo, que puede ser paralelo al educativo. Es el de las competencias clave, certificados de profesionalidad, etc. ¿Cree que se entiende bien?
Yo no veo que sea paralelo, creo que debería integrarse. La idea es la flexibilidad, que uno pueda adquirir competencias a través de la experiencia, que el sistema educativo las tecnifique y que se pueda completar la formación con títulos y certificados. La idea es buena. A mí me gusta mucho la formación para el empleo integrada dentro del sistema educativo porque guarda relación directa con el sistema productivo. Lo único que necesitamos son unos años de rodaje. En España el decreto es de 2002 y la primera promoción fue hace dos años, mientras que en Alemania llevan 30 años haciéndolo. Es el futuro, yo no veo otra vía que la de adquirir competencia en la práctica.

En su trabajo de orientación, ¿recomienda a los estudiantes de Secundaria que no opten por la universidad ni por la FP sino por los certificados de profesionalidad?
Claro que lo hacemos. El porcentaje de alumnos que no alcanza el título es real y hay que darles una salida. El objetivo es que todo el mundo tenga una cualificación, sea la que sea, para acceder al mundo del trabajo.

¿Cómo valora que la FP Básica haya sustituido a los PCPI?
La FP Básica tiene la ventaja que se ajusta muy bien al nivel de cualificación 1, que era el nivel de trabajador auxiliar. Por otro lado, la ventaja de los PCPI era que los alumnos podían obtener el título de Graduado, cosa que ahora no ocurre. El alumno que llega a la FP Básica viene del fracaso escolar. Por lo tanto, cuando este alumnado empieza a cualificarse es un momento bueno para que, con un empujón más, pueda graduarse. La FP Básica podría estar muy bien si diera la posibilidad de acceder al Graduado sin necesidad de examinarse para dar al sistema más flexibilidad y recondujera al alumnado que ha fracasado anteriormente.

¿Le parece que la FP Básica recoge a todos los alumnos que antes recogían los PCPI?
La FP Básica tiene un requerimiento mayor y no sabemos todavía cómo va a funcionar. El año que viene tendremos la primera promoción y ya veremos cómo resulta. Puede que haya alumnado que viniendo del fracaso en la Secundaria, tampoco sea capaz de afrontar la FP Básica.

Para los que van por detrás existen los programas de diversificación, los programas de mejora. ¿Cómo los valora?
Que empiecen en 2º de ESO me preocupa porque se adelanta mucho la edad en la que el sistema educativo empieza a segregar. En 2º los niños tienen 14 años y es pronto para segregarlos. Me parece bien que existan, porque hay alumnado con el que hay que trabajar fuera, porque tiene un desfase mayor. Lo que más me preocupa es que la normativa no resuelve qué es lo que pasa en 4º de ESO. ¿El nivel del programa da el nivel para llegar a 4º de Ciencias aplicadas? Si lo da, ese alumnado graduaría y, si no lo hace, ese alumnado se queda en el limbo.

Se decía que era llevarles a un callejón sin salida porque, aunque superen la ESO, va a ser muy complicado que titulen. ¿Usted qué cree?
A este alumnado que ya viene del fracaso, lo apartas del sistema en 2º de ESO y está muy lejos su nivel de idoneidad para llegar a 4º.

Al preguntarle al Ministerio por este tema, les pasa la patata caliente a los orientadores y dice que la clave es que el Consejo Orientador funcione para que vayan a la FP Básica únicamente los que deben.
El Consejo Orientador debe funcionar y lo está haciendo, pero necesitamos una alternativa para el alumnado que no va a tener el nivel suficiente para superar la FP Básica. Antes teníamos los PCPI y previamente los Programas de Garantía Social, que era una formación de un nivel académico adaptado e impartido por maestros y que daba unos conocimientos básicos de una profesión. Eso era una opción y recuperaba a muchos niños para el sistema. Se puede implantar una FP Básica con un nivel de exigencia menor. El título es una obligación, pero también es un derecho que debemos garantizar. El Graduado es un título que acredita unos conocimientos muy básicos y no debería ser un logro tan valorado como lo está en España.

En el marco actual, proponen desde alguna comunidad que la prueba para obtener el título sea diferente para los que van por el camino ordinario y los que no.
Pudiera ser, si el título de Graduado es el mismo. Hay que compensar a las personas que tienen más dificultades.

¿Qué modelo prefiere, el del orientador académico y profesional o psicoedagógico?
A mí me gusta que el profesional de la orientación esté integrado en su centro como uno más y trabajando por la Educación con sus compañeros, cada uno cumpliendo su función al lado de las familias, de los medios de comunicación, en el mundo virtual. Yo creo en la red de redes, en un mundo que está en constante comunicación. Somos un recurso valioso. Los dos perfiles son válidos”.

¿El orientador en Primaria crea problemas como creen algunos?
Los orientadores no crean problemas, al contrario, estamos para ayudar y resolverlos. En Infantil y Primaria la función del orientador es imprescindible para prevenir todas las dificultades del aprendizaje.

A los jóvenes se les plantea el dilema entre lo que les gustaría hacer, para lo que valen y lo que les conviene. ¿Cómo resolverlo?
Es verdad que es difícil orientar a un alumno hacia un futuro con perspectiva laboral escasa, pero, por otro lado, es difícil cerrarles ese sueño. La idea es perseguir tu sueño y poner en marcha tu proyecto y ayudarles a que tengan sueños reales y no quimeras.

¿Cómo valora el sistema de evaluaciones de la Lomce?
Si el profesorado califica, debería bastarle con eso al sistema. La evaluación externa creo que es accesoria y no conduce a nada. No creo que mejore los rendimientos. Son como trabas contra el alumnado.

0