Aragón se anticipa al MECD y prepara la nueva “reválida”

El Gobierno de Aragón, a través de los departamentos de Educación y Universidad, y la Universidad de Zaragoza han creado un grupo de trabajo para diseñar una prueba de admisión a la universidad que responda a los cambios exigidos por la Lomce.
RedacciónMartes, 27 de septiembre de 2016
0

El Gobierno de Aragón, a través de los departamentos de Educación y Universidad, y la Universidad de Zaragoza han creado un grupo de trabajo para diseñar una prueba de admisión a la universidad que responda a los cambios exigidos por la Lomce.

El viernes pasado, la consejera de Educación, Mayte Pérez, y la de Investigación, Innovación y Universidad, Pilar Alegría, se reunieron con el rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, y sus respectivos equipos para hablar de los cambios en la prueba de acceso.

Tanto el Gobierno de Aragón como la institución académica están a la espera de la publicación por parte del Ministerio de la orden para la prueba de Bachillerato. Ambas instituciones, que llevan semanas trabajando en la materia, diseñarán una prueba lo más parecida a la actual selectividad, con las mismas calificaciones, la misma validez y contando con el distrito único.

Es decir, que un único examen sirva a los alumnos para acceder a todos los grados del país. De lo contrario, según la Lomce, los estudiantes deberían hacer distintas pruebas en cada universidad.

En la elaboración de las pruebas participarán docentes que en un 50% serán “armonizadores universitarios” –que ya se ocupan actualmente de la selectividad– y en la otra mitad, de Secundaria.

La consejera Mayte Pérez insistió en que se trata de anticiparse al Ministerio y trabajar en una prueba segura. “Estamos trabajando a tres bandas para solucionar el problema y para diseñar una prueba que dé seguridad y fiabilidad a quien se ha matriculado, a los alumnos y las familias, y los docentes”.

Pérez explicó, además, que se hará para que sea acorde a la orden del Ministerio y que sirva al Gobierno central de modelo para evitar distorsiones en el futuro.

Por su parte, la consejera Pilar Alegría señaló que las universidades del G9, con gobiernos de distinto color, trabajan en la misma sintonía e insistió en el mensaje de tranquilidad: “Estamos trabajando en un momento de nebulosa impuesto por el Gobierno en funciones. Estar en funciones no significa estar de vacaciones, hay que seguir trabajando y las comunidades nos ponemos a la cabeza en ese ejercicio de responsabilidad”.

0