Las 21 competencias digitales que todo docente deberá dominar

El Ministerio de Educación ha publicado un borrador sobre el Marco Común de Competencia Digital Docente. Se trata de un marco de referencia para el diagnóstico y la mejora de las competencias digitales del profesorado.
Beatriz Gámez JareñoMiércoles, 16 de mayo de 2018
0

El desarrollo de la competencia digital en el sistema educativo requiere de una correcta integración del uso de las TIC en las aulas y que los profesores tengan la formación necesaria en esa competencia digital. La conectividad y el equipamiento irán llegando a todas las aulas españolas de manera progresiva. Sin embargo, es más complicado lograr un nivel generalizado de Competencia Digital Docente si no hay un marco de referencia que permita su acreditación generalizada.

En 2012, la Comisión Europea presentó la estrategia Replantear la Educación, en cuyo texto se destaca “la necesidad de que la tecnología se integre de forma eficaz en los centros educativos, ya que la competencia digital es un prerrequisito para que los estudiantes puedan beneficiarse de las posibilidades que ofrece la tecnología”.

En esa misma línea, también se ha desarrollado el Marco Estratégico Educación y Formación (ET2020) que señala, como uno de sus objetivos estratégicos, “la mejora de la calidad y la eficacia de la Educación y la formación a través de una Educación abierta e innovadora, una plena incorporación a la era digital y un fuerte apoyo para el personal docente de los centros educativos”.

El proyecto de orden
Por todos estos motivos, el Marco Común de Competencia Digital Docente nace con la intención de ofrecer una referencia descriptiva que pueda servir con fines de formación y en procesos de evaluación, certificación y acreditación para todo el territorio, puesto que los profesores del siglo XXI necesitan desarrollar las competencias digitales para la mejora de su práctica educativa y del desarrollo profesional continuo. Además, se establece el Portfolio de la Competencia Digital Docente, que en el texto se define como “instrumento de certificación de dicha competencia y de orientación de la formación permanente del profesorado”. De esta forma, se facilitará el desarrollo de una cultura digital en el aula.

La Competencia Digital Docente será certificada por el Ministerio de Educación a través del Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y Formación del Profesorado (Intef).

Estructura del Marco
El Marco Común de Competencia Digital se estructura en tres dimensiones descriptivas, cinco áreas competenciales y 21 competencias distribuidas en cuatro áreas. Cada una de estas disposiciones ofrece una explicación, así como descriptores de manejo basados en términos de conocimientos, capacidades y actitudes. El texto aclara que “estas dimensiones y áreas serán la base para avalar dichas competencias y esa certificación tendrá validez en todo el territorio español”.

El Portfolio de la Competencia Digital Docente incluirá una autoevaluación en línea que cada profesor deberá cumplimentar para conocer su nivel competencial, de forma regular, y estará conectada a un portaevidencias que avalará dicha competencia. El porta-evidencias se detalla en el texto como “un dosier personalizado donde cada maestro añadirá las pruebas que verifiquen que el nivel alcanzado se corresponde con el logrado al cumplimentar la autoevaluación”.

Medir los resultados
El Pasaporte de la Competencia Digital Docente recogerá “el resultado obtenido en la autoevaluación y el contenido portaevidencias de cada profesor”. Se certificará el nivel global de Competencia Digital Docente calculando el mínimo de los niveles de las cinco áreas. Los niveles de Competencia Digital Docente que estén certificados tendrán una validez indefinida. No obstante, una vez transcurrido el plazo de cinco años desde la última expedición certificada del Pasaporte, el docente deberá actualizar sus conocimientos en un nivel igual o superior al último nivel certificado.

Finalmente, el Ministerio de Educación podrá crear convenios colaborativos de mejora con las administraciones, universidades, instituciones públicas y privadas , para garantizar una oferta variada. 

0