Reconocimiento a las mejores prácticas e iniciativas sobre convivencia escolar

En la primera edición del Premio Convive celebrada en la Comunidad de Madrid se han premiado áreas como la amistad, los valores o el respeto a diferencias y la lucha contra la violencia.
Estefanía MartínezMartes, 5 de junio de 2018
0

La Consejería de Educación reconoció la pasada semana los mejores proyectos educativos enfocados a la mejora de la convivencia y el clima escolar en el marco de la primera edición del Premio Convive. Entre los premiados en las diferentes modalidades de centro encontramos colegios públicos como el “Cardenal Cisneros” de Torrelaguna y “Nuestra Señora de Valvanera” de San Sebastián de los Reyes, el concertado “Nuestra Señora de las Nieves” o el privado “Joyfe”. Mientras, los tutores galardonados pertenecen a los Colegios “Miguel Delibes” y “Senara” y los institutos públicos “Profesor Julio Pérez” y “José Luis Aranguren”.

Esta primera edición del Premio Convive, coordinada entre la Comunidad de Madrid y el periódico MAGISTERIO, ha recibido más de 40 buenas prácticas de centros educativos madrileños vinculadas a la prevención, la sensibilización y la formación sobre convivencia en la aulas.

Agradecimientos
“Ganar una competición es un mérito, pero hacerlo en la primera edición siempre tiene un valor añadido”, reconoció Rafael van Grieken, consejero de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid, durante su participación en la entrega de premios.
“Habéis demostrado que el compañerismo, el respeto y la lucha contra la violencia os importan”, añadió el consejero, quien además agradeció la participación de todos los centros presentes y su compromiso para luchar contra el acoso escolar y por mejorar el clima en el aula.

Por otro lado, reconoció que por muchas iniciativas y campañas que se lancen desde la Administración, “lo que mejor funciona y verdaderamente marca la diferencia es cuando se trabajan en los colegios y forman parte del proyecto educativo de los centros”.

Por su parte, José María de Moya, director del Grupo Siena y del periódico MAGISTERIO, recordó la importancia de fundamentar desde los colegios la convivencia escolar. “Hay que dar a los alumnos razones para que entiendan por qué es importante comportarse bien, debemos construir buenos hábitos que duren en el tiempo”, añadió.

Categorías
Todos los centros participantes debían hacerlo en una de las dos categorías premiadas. Por un lado, buenas prácticas destinadas al fomento de la convivencia implantadas a nivel de centro. Por otro, un segundo ámbito centrado en los mejores ejemplos para la mejora de la convivencia dentro de las propias aulas y puestos en marcha por los propios tutores.

De entre todos ellos, los integrantes del jurado valoraron los proyectos teniendo en cuenta criterios como la estrategia didáctica seguida, los valores que promueve la actividad, los recursos materiales utilizados, los objetivos pedagógicos del mismo o la implicación de otros agentes de la comunidad educativa.

Cada una de las dos grandes áreas se divió a su vez en varias categorías más específicas. En este sentido, los centros han presentado proyectos centrados en temáticas como, por ejemplo, el trabajo de los sentimientos y la amistad. Una de las premiadas fue la iniciativa 10 meses, 10 emociones del Colegio “Cardenal Cisneros” a través de la que los alumnos han trabajado diferenciando emociones durante todo el curso escolar.

También hubo espacio para reconocer buenas prácticas relacionadas con la Educación en Valores. Según compartió Lucía Nieto, alumna del premiado IES “Julio Pérez”, el principal objetivo de su proyecto es crear un buen ambiente de trabajo, “en el que nos respetemos los unos a los otros; no queremos que nadie se sienta solo, todos nos arropamos”. Además, explicó que “como alumna ayudante, es gratificante ver como compañeros con los que he trabajado durante el curso y que tenían problemas se sienten felices e integrados”.

Por su parte, la alumna del Colegio “Nuestra Señora de Valvanera”, ganador en esta categoría, destacó la importancia del estado anímico de los escolares. “Aunque seas el mejor de la clase, si no te sientes feliz en clase no tienes con quien compartirlo”, aseguró.

Del mismo modo, muchos son los docentes que trabajan por la socialización preventiva de la violencia de género. En la categoría de tutor se premió el proyecto Aliadas del IES “José Luis López Aranguren”, en el que se trabaja para desterrar el falso mito de que la violencia de género es algo marginal y, desgraciadamente, puede suceder en cualquier estamento de la sociedad.

En la categoría de centro se reconoció al Colegio “Joyfe” por Stop Violencia de Género, un trabajo conjunto entre profesores y alumnos que trata de frenar este tipo de actitudes desde la infancia.

A continuación, y como colofón final al acto, el grupo educativo GSD representó una obra teatral que nace en el marco del Programa Integral de Convivencia y Responsabilidad Ciudadana para concienciar a los estudiantes sobre la lacra social que supone la violencia de género. En la obra El Regalo, dos actrices, profesoras del centro GSD Las Rozas, representaron una situación de violencia de género en la escuela y, con su mensaje, invitaron a reflexionar sobre este tema, tan poco visible en el ámbito escolar, pero que, según los datos, es un problema cada vez más frecuente entre adolescentes y jóvenes.

0